ZANAHORIAS, RICAS EN BETACAROTENO,TIENES QUE VERLO

ZANAHORIAS, RICAS EN BETACAROTENO Y FIBRA, MUY DESINTOXICANTES.

Las zanahorias  son una raíz comestible muy habitual en la alimentación. Es un alimento relativamente económico y uno de los más nutritivos y medicinales de la dieta. Aporta muchos antioxidantes, fibra, y tiene grandes propiedades para el aparato digestivo y para la salud de la vista.

1202_eltoquedesamantha_ensaladazanahorias0

Son muy ricas en fibra , ácido fólico, potasio, calcio, magnesio y vitamina C. Pero si en algo destacan las zanahorias sobre los demás vegetales es en su gran aporte en vitamina A y antioxidantes. Su color anaranjado es debido a unos pigmentos vegetales con propiedades antioxidantes, llamados betacarotenos. Estos componentes tienen propiedades vitamínicas, es decir, que el hígado trasforma en vitamina A, vitamina necesaria para la salud de la piel, formación de los huesos, para la fertilidad y reproducción.

Los betacarotenos son componentes que aparecen en frutas y verduras de color anaranjado y verde fuerte, como las coles, calabazas, albaricoques, melocotones, nectarinas, mangos, espinacas, diente de león, pomelo, granada, naranjas, melón,etc.

De todos los alimentos, las zanahorias las más ricas en vitamina A de la dieta.

Comiendo 2-3 zanahorias diarias se obtiene el 100% de vitamina A recomendada al día.

¡Truco nutricional!: Se recomienda aliñar las zanahorias con aceite virgen (de presión en frío) o combinarlas con aguacate, porque la grasa mejora la absorción de los betacarotenos.

PROPIEDADES DE LOS BETACAROTENOS, ANTIOXIDANTES DE LAS ZANAHORIAS.

Sin duda el componente estrella de las zanahorias son los betacarotenos, potentes propiedades antioxidantes que protege contra la acción destructiva de los radicales libres, unos agentes producidos por causas externas, como la contaminación o el tabaco, o por causas internas del propio organismo, como el estrés.

El exceso de radicales libres aceleran las enfermedades degenerativas, como el envejecimiento prematuro y agravan la mala circulación. Comer zanahorias proporciona muchos antioxidantes y una protección frente estas enfermedades.

Se ha estudiado el papel de los betacarotenos para la prevención de ciertos tipos de cáncer. Actúan especialmente contra el cáncer de pulmón y el de boca o impiden el desarrollo de células cancerosas, haciendo que estos procesos no pasen de un estado primitivo.

LAS ZANAHORIAS AYUDAN A MANTENER LA SALUD INTESTINAL.

Las zanahorias son uno de los mejores recursos para comer cuando existen afectaciones del aparato digestivo. La vitamina A es esencial para proteger y regenerar las membranas digestivas, lo que resulta muy adecuado en casos de gastritis, acidez, úlceras, diarrea, estreñimiento, indigestión,etc.

El consumo habitual de esta hortaliza ayuda a mantener el intestino saludable y resulta muy aconsejable para enfermedades como Crohn, colitis, diverticulitis, intestino irritable,etc.

Constituyen un buen recurso para la recuperación de intoxicaciones alimentarias como listeriosis, o infecciones como las lombrices intestinales. Se puede comer una taza de zanahoria rallada en ayunas y dejar una hora el estómago vacío para que esta se digiera bien.

EFECTO REGULADOR INTESTINAL DE LAS ZANAHORIAS.

La zanahoria hervida, al vapor, en purés o cremas es ideal para aquellas personas que sufren de gastritis, dolor de estómago, úlceras digestivas, diverticulitis, estreñimiento, hemorroides, enfermedades intestinales,etc. Tiene propiedades suavizantes y calmantes de la mucosa digestiva. Ayuda a reparar el intestino irritado y cuando se consume regularmente, su fibra normaliza el tránsito, evitando el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

Las zanahorias son laxantes naturales, no irritantes del intestino, por lo que resultan adecuadas en la dieta para evitar o solucionar el estreñimiento.

Al mismo tiempo, por su riqueza en pectinas, constituye un buen remedio para combatir la diarrea, resultando muy interesante en los casos de diarrea infantil.

ZANAHORIAS PARA EL EMBARAZO, LACTANCIA Y CRECIMIENTO.

ensalada-zanahoria

Por su contenido en vitamina A, en forma de betacarotenos, las zanahorias son muy importantes en la dieta para el embarazo, lactancia y para niños y jóvenes en edad de crecimiento. Esta vitamina es muy necesaria para que se pueda producir correctamente la fabricación de nuevas células y proteínas en estas etapas. Además las zanahorias son una fuente excelente de ácido fólico, calcio y antioxidantes.

Por estos motivos muchos dietistas recomiendan este alimento para la madre, porque ayuda a asegurar el correcto desarrollo del embarazo y una nutrición óptima durante la lactancia.

La zanahoria es uno de los primeros alimentos que se introducen en la papilla de los bebés y el alimento que más se recomienda, junto con la patata, cuando en estas edades aparecen alteraciones intestinales.

ZANAHORIAS PARA CONTROLAR EL AZÚCAR EN LA SANGRE.

La zanahoria cruda es mejor para diabéticos porque tiene un índice glucémico menor que la zanahoria cocida. Los carbohidratos de la zanahoria cruda se absorben lentamente y no producen hiperglucemia, por lo que resultan muy valiosas en la dieta para la diabetes.

Resulta muy recomendable que las personas con diabetes ingieran zanahorias dada la capacidad antioxidante, para mejorar la circulación y para la visión que tienen estas hortalizas.

ZANAHORIAS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS.

La vitamina A que contienen las zanahorias (en forma de betacarotenos) es necesaria para que el sistema inmunitario funcione correctamente. Será muy adecuado comer ensalada con zanahorias, o una crema o puré de zanahorias en casos de gripe, resfriado,etc.

Buenos niveles de vitamina A, se relacionan con mejor respuesta del sistema inmunitario. Colabora junto con la vitamina C en la mejora de la respuesta inmune contra infecciones.

ZANAHORIAS PARA LA VISTA.

Las zanahorias son uno de los mejores alimentos para la visión porque proporcionan muchísima vitamina A. Esta vitamina se sitúa en la retina y facilita la correcta visión. Déficit de esta vitamina se manifiesta con mala visión nocturna.

LAS ZANAHORIAS AYUDAN A MANTENER LA SALUD DE LA PIEL.

La capacidad de las zanahorias para nutrir la piel y absorber las impurezas acumuladas sobre el cutis, ha hecho que se utilizaran zanahorias para la confección de mascarillas para el acné.

Exteriormente se utiliza zanahoria para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas o quemaduras, incluidas las producidas por el sol. Es muy útil para paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares. Una mascarilla de pulpa de zanahoria durante media hora favorece además la tersura de la piel, eliminando las arrugas o evitando que aparezcan.

En cosmética, las zanahorias se puede utilizar para confeccionar mascarillas o cremas limpiadoras para el cuidado del cutis.

Pero las propiedades de las zanahorias para la piel no solamente se limitan a la belleza exterior, sino que su cuidado también incluye la piel “interior”, es decir, de las paredes del estómago y el intestino.

Por este motivo, el licuado de zanahorias es muy recomendable cuando hay irritación del esófago ( hernia de hiato), vómitos, gastritis o úlceras digestivas. Todas estas propiedades las comparten todos los alimentos de color naranja, que son ricos en betacaroteno.

¿CÓMO ES MEJOR COMER LAS ZANAHORIAS?.

Para aprovecharnos de su riqueza en vitaminas y minerales es conveniente comerlas crudas en ensaladas, mezcladas con otras frutas o verduras, aunque se ha comprobado que una ligera cocción incrementa su contenido en beta – caroteno.

Con estómagos más delicados, se puede tomar en forma de zumos, incluso mezclada con otras frutas, rayada o cocida junto a otras verduras o en purés con algo de aceite de oliva ( aumenta sus beneficios para la piel al aportar altas dosis de vitamina E) .

Tenemos que tener en cuenta que los betacarotenos se oxidan en contacto con la luz, por lo que deberemos consumir estos alimentos lo más frescos posibles. En caso de pelarlos o rallarlos, se deben comer con prontitud.

La zanahoria cruda, rayada y con un poquito de limón, resulta muy adecuada como entrante en las comidas para abrir el apetito, por lo que se puede utilizar en trastornos alimentarios, como la anorexia.

¿LA ZANAHORIA PROVOCA GASES?.

El xilitol es responsable de la flatulencia que las zanahorias producen en algunas personas. En estos casos se aconseja tomarlas en cantidades más pequeñas, y combinarlas con plantas carminativas como el anís, el comino, el hinojo o el cardamomo.

¿PROBLEMAS POR COMER MUCHOS ALIMENTOS CON BETACAROTENO?.

Algunas personas que han ingerido grandes cantidades de betacarotenos pueden haber visto cómo su piel parecía más bronceada e incluso a veces aparece una pigmentación amarillenta de la piel, especialmente en las palmas de las manos.

Este efecto secundario no es nocivo y desaparece a medida que se disminuye el consumo de estos alimentos en grandes cantidades.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: