Saltar al contenido

Tratamiento y prevención de las infecciones urinarias y 12 remedios caseros para eliminar problemas

 

Además de ser positivo para todos nuestros órganos, el consumo de agua nos ayuda a eliminar toxinas a través de la orina y a evitar la proliferación de bacterias.

 

Las infecciones urinarias se pueden presentar en cualquier momento de nuestra vida y también en cualquiera parte de nuestras vías urinarias; ya sea en la vejiga, en los uréteres, en los riñones o en la uretra.

 

Por lo general estas infecciones se inician gracias a los gérmenes que ingresan a la uretra y posteriormente van a la vejiga; las infecciones urinarias las contraen con más facilidad las mujeres que los hombres, gracias a que su uretra es de menor tamaño y se encuentra más cerca al ano.

La idea principal el día de hoy de nuestro artículo, es ofrecerles una serie de recomendaciones para prevenir y tratar las molestias y peligrosas infecciones urinarias.

 

Síntomas antes de propagarse.

 

La infección urinaria no siempre empieza en todo el sistema urinario, antes de propagarse por los riñones y demás estructuras, empieza en otras más específicas, como la vejiga. Aquí los síntomas principales.

  • Orina turbia o con sangre.
  • Orina con olor muy fuerte.
  • Fiebre baja (No todas las personas presentarán fiebre).
  • Ardor a la hora de orinar.
  • Presión en la parte inferior del abdomen, también se puede presentar en la zona lumbarde la espalda.
  • Necesidad de orinar muchas veces seguidas.

Síntomas se la infección se propaga; especialmente a los riñones.

 

  • Escalofrío y temblores.
  • Sudores nocturnos.
  • Fiebre por encima de 38° C.
  • Dolor en la espalda o la ingle.
  • Piel de color rojo.
  • Cambios mentaleso confusión. (Generalmente en personas de la tercera edad)
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor en la zona abdominal muy intenso (No siempre).

Algunos factores que pueden incrementar las posibilidades de sufrir una infección urinaria.

 

  • Tener diabetes.
  • Mal de Alzheimer y delirio (en adultos mayores).
  • Problemas para evacuar por completo la vejiga.
  • Incontinencia intestinal.
  • Próstata de tamaño más grande de lo normal, uretra estrecha u otro factor que impida el flujo normal de la orina.
  • Permanecer por mucho tiempo sin realizar actividad física.

 

Cómo prevenir las infecciones urinarias.

 

Siempre que escuchamos de una enfermedad o patología, por más mínima que sea buscamos la manera de prevenirla a toda costa, y las infecciones urinarias no son la excepción. Te recomendamos que tomes nota de las siguientes recomendaciones.

Mantén una higiene íntima.

Siempre que vayas a realizar la limpieza del área genitales muy importante que tengas en cuenta realizarlo de adelante hacia atrás, para evitar así arrastrar bacterias de la zona rectal a la uretra.

Bebe suficiente líquido.

 

Beber buenas cantidades de líquido, especialmente de agua favorece la diuresis; de ésta forma también limitas la proliferación de bacterias.

Miccionar con frecuencia.

Se recomienda vaciar por completo la vejiga; si no queda vacía por completo, se prestará para el crecimiento de gérmenes presentes en este órgano.

Orinar antes y después del coito.

Cuando mantienes relaciones sexuales varios gérmenes aprovechan para alojarse en la uretra, pero si orinas después de ellas los podrás eliminar de buena manera.

Evita el uso de espermicidas.

Los espermicidas afectan de mala manera el PH de nuestra zona íntima y favorece ampliamente la iniciación de nuevas patologías urinarias.

 

Tratamiento casero para las infecciones urinarias.

 

Como todo en la vida, las infecciones urinarias tienen solución casera, pero ¡cuidado! El tratamiento casero sólo sirve si la infección fue detectada rápidamente, prácticamente en sus inicios; en caso de que la infección urinaria ya haya avanzado lo suficiente y el tratamiento casero no funciona para nada; se recomienda acudir a un profesional o a tu médico de confianza. A continuación algunas recomendaciones para el tratamiento casero.

 

  1. Té de piña.

 

Las propiedades diuréticas de la infusión de piña son un gran apoyo para estimular la limpieza de las vías urinarias ante la presencia de agentes infecciosos.

Su agente activo, la bromelina, tiene un efecto antibacteriano y antiinflamatorio que contribuye a controlar los síntomas de las infecciones.

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña con cáscara
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Corta las rodajas de piña en varios trozos y, luego, incorpóralas en una olla con dos tazas de agua.
  • Ponlo a hervir durante 8 o 10 minutos, a fuego bajo, y retíralo.
  • Espera que repose a una temperatura apta para su consumo, pásala por un colador y tómala 2 veces al día.

 

  1. Infusión de apio.

 

La infusión de apio es una bebida con compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que, al ser asimilados, controlan las molestias causadas por las infecciones urinarias.

Sus sustancias activas ejercen un interesante efecto diurético que, además de aliviar la inflamación, ayuda a depurar los riñones y la vejiga.

Ingredientes

  • 1 tallo de apio
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el tallo de apio previamente lavado y cortado.
  • Espera que repose durante 10 minutos, cuélalo y tómalo.
  • Repite su ingesta hasta 3 veces al día.

  1. Té de cúrcuma.

 

La cúrcuma contiene un poderoso pigmento llamado curcumina que, además de su color característico, le confiere efectos antiinflamatorios y antibióticos.

Estas cualidades la convierten en un buen complemento contra las infecciones en las vías urinarias y, a su vez, una aliada contra la inflamación.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel de abejas

Preparación

  • Agrega una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de agua hirviendo y déjala reposar de 5 a 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, endúlzala con miel y consúmela.
  • Toma 2 tazas al día hasta aliviar la infección.

 

  1. Ajo con miel.

 

Tanto el ajo como la miel de abejas hacen parte del grupo de antibióticos naturales que pueden ayudar a frenar una gran variedad de infecciones.

Ambos ingredientes se pueden combinar en un solo tratamiento para frenar el crecimiento de las bacterias que generan enfermedades en los conductos urinarios.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación

  • Aplasta un diente de ajo en un mortero y mézclalo con dos cucharadas de miel.
  • Tras obtener una pasta, tómala en ayunas.
  • Si gustas, puedes agregarla en media taza de agua tibia para facilitar su consumo.
  • Repite todos los días hasta controlar este problema.

 

  1. Jugo de cebolla.

 

Los compuestos de azufre que contiene el zumo natural de cebolla son poderosos agentes antibacterianos que pueden ayudar a limpiar los conductos urinarios para controlar las infecciones.

Su acción antiinflamatoria y diurética calma la sensación de dolor y ardor y, de paso, facilita la eliminación de los líquidos retenidos en los tejidos.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y, procesa hasta obtener un jugo homogéneo.
  • Divide esta porción para 3 tomas al día, distribuidas a lo largo de la jornada.
  • Tómalo durante 3 o 4 días seguidos.

El consumo de cualquiera de estos remedios naturales puede ayudar a aliviar los síntomas de las infecciones urinarias leves.

No obstante, para evitar reacciones adversas se recomienda optar por uno y no mezclarlos.

 

  1. Bicarbonato de sodio.

 

El bicarbonato de sodio puede convertirse en un gran aliado de cara a aliviar una posible infección urinaria.

Ante los primeros síntomas no dudes en tomar este remedio después de dos vasos de agua.

Ingredientes

  • ¾ vaso de agua (130 ml)
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio (1 g)

¿Qué debes hacer?

  • Como ya hemos indicado, lo primero que deberás hace será tomar 2 vasos de agua normal.
  • A continuación, disuelve el bicarbonato la cantidad de agua indicada y bebe.

 

  1. Hoja de olivo y cúrcuma.

 

Si mezclas el extracto de la hoja del olivo (oleuropeína) con la cúrcuma tendrás como resultado un remedio natural muy efectivo si lo que se busca es tratar las infecciones urinarias.

Ingredientes

  • 180 mg de oleuropeína
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)

Ingredientes para niños de 2 a 12 años

  • 40 g de oleuropeína
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 g)

¿Qué debes hacer?

  • Tanto en el caso de los adultos como en el de los niños habrá que dividir la dosis de oleuropeína para 3 tomas diarias durante un total de 7 días.
  • Tomaremos la dosis de cúrcuma indicada una vez al día.

Nota: No se debe usar en niños menores de 2 años.

 

  1. Jugo de arándanos.

 

El jugo de arándanos es otra de las opciones que puedes usar si quieres acabar con las infecciones urinarias.

Y es que está comprobado que tomar zumo de arándanos impide que las bacterias se peguen a las paredes del tracto urinario lo que hace más fácil eliminarlas a través de la orina.

 

  1. Agua de coco y aceite de coco.

 

Tanto el agua de coco como el aceite de coco pueden ser dos perfectos aliados de cara a combatir una posible infección urinaria.

  • El aceite de coco es un gran antibacteriano que puede matar la bacteria E. coli aun cuando la misma se ha hecho resistente a los antibióticos.
  • Por su parte, el agua de coco es efectiva para eliminar impurezas en los riñones.

¿Qué debes hacer?

  • La manera de usar este remedio para eliminar una infección urinaria es ingerirdos cucharadas de aceite de coco virgen y sin refinar durante el día.
  • Para complementar la acción del aceite de coco, tomaremos una taza de agua de coco en ayunas y otra antes de ir a la cama por la noche.

  1. Espárragos.

 

Los espárragos son un gran diurético, tanto que se suele recetar como purificador de las vías urinarias, ya que ayuda a curar las infecciones del tracto urinario.

Debemos tener en cuenta que los espárragos pueden cambiar el olor de la orina cuando has consumido ese día esta verdura.

 

  1. Vinagre de manzana.

 

El vinagre de manzana también es otra estupenda solución en este sentido.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Diluye las dos cucharadas de vinagre en medio litro de agua.
  • Toma esta solución a lo largo de todo el día para notar una gran mejoría.

 

  1. Sandía.

 

La sandía es una fruta de lo más polivalente. Es perfecta para aliviar este tipo de dolencias provenientes de las vías urinarias, ya que limpia y refresca los riñones.

  • El problema es que por sí sola no elimina las infecciones una vez que ya se han desarrollado.
  • Para las personas que padecen de cistitis es bueno incluir la sandía como una de las medidas para prevenir las infecciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: