Saltar al contenido

Té de jazmín y sus beneficios para la salud

Té de jazmín es una variedad de té que consumida desde hace generaciones en el sudeste de Asia. El té de jazmín se produce mediante la infusión de té verde con la fragancia de las flores de jazmín. También es posible utilizar otras variedades de té, aunque el verde tiende a ser la más común.

El jazmín es una flor muy popular y muy apreciada por su belleza, fragancia, y también porque tiene muchas propiedades terapéuticas y cosméticas.

Presta atención que esto te puede interesar.

Gracias a las propiedades del té de jazmín podemos reducir el colesterol, favorecer la circulación sanguínea y evitar la aparición de coágulos que pueden favorecer los accidentes cerebrovasculares.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Los diferentes tipos de té de jazmín pueden tener niveles de fragancia variables. Para producir tés con sabores fuertes, las hojas de té se mezclan con flores de jazmín repetidamente hasta que se consigue el resultado deseado. Además del sabor y la fragancia, beber té de jazmín ofrece varios beneficios para la salud.

Alivia el estrés y la tensión.

El efecto calmante del té verde, combinado con el aroma de jazmín es muy beneficioso para aliviar el estrés. Esto ayuda a combatir la ansiedad y la tensión.

También puede reducir los síntomas de dolor, como los de los dolores de cabeza y los dolores musculares. Algunos estudios han demostrado que el aroma de jazmín puede bajar la frecuencia cardíaca y producir un efecto calmante que serena los sentidos.

Un antiinflamatorio que puede combatir el cáncer.

Una infusión con flores de jazmín sirve para sanar lesiones bucales, aliviar la tos, la ronquera y algunas enfermedades de las vías respiratorias altas como la laringitis. Las propiedades del jazmín en un té tienen efectos benéficos para tratar la fiebre, las infecciones y algunos malestares estomacales.

Si el aceite de jazmín se unta sobre la piel puede incrementar su elasticidad y también puede utilizarse para aliviar dolores musculares e inflamación. Es quizás esta propiedad antiinflamatoria lo que ha propiciado los positivos resultados de los estudios hechos con extracto de jazmín demostrando beneficios anticancerígenos.  El té de jazmín es alto en antioxidantes y combate los radicales libres que se forman en el cuerpo. Los radicales libres son perjudiciales para el hombre y pueden acelerar el proceso de envejecimiento.

También se ha demostrado que los radicales libres tienen una relación con el desarrollo de cáncer. Mediante su reducción en el cuerpo también se llega a reducir eficazmente las posibilidades de desarrollar cáncer. Los antioxidantes también juegan un papel importante en el retraso del proceso de envejecimiento.

Reduce el colesterol.

El colesterol es un esterol que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. Se presenta en altas concentraciones en el hígado, médula espinal, páncreas y cerebro.

Se ha demostrado que el té de jazmín reduce la acumulación de colesterol y grasas no saludables en nuestro cuerpo. También evita la formación de colesterol malo. Esto reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón, así como accidentes cerebrovasculares.

Reduce las posibilidades de padecer resfriados y la gripe.

Beber té de jazmín tiene propiedades antivirales y antibacterianas que ayudan en la prevención de los resfriados y la gripe. La opinión generalizada es que hacer gárgaras con esta infusión puede prevenir dichas enfermedades. Su consumo también puede ayudar a tener una recuperación más temprana de tales dolencias.

El té de jazmín ayuda a bajar de peso.

Algunos estudios han mostrado una relación entre el consumo de té de jazmín y la reducción de las células de grasa en el cuerpo. Esto puede ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos de pérdida de peso de forma más rápida. Además, ayuda a mantener el peso corporal, siempre que se acompañe de una dieta adecuada.

Promueve el desarrollo de bacterias beneficiosas.

Además de la lucha contra las bacterias, el té de jazmín es beneficioso para la formación de bacterias buenas, que ayudan al cuerpo en varias tareas importantes como la digestión.

Debido a esto, tomar esta bebida mejora la resistencia intestinal y también ayuda en la prevención de enfermedades como la diarrea, las enfermedades gástricas, el cólera y úlceras, entre otras.

Regula la circulación.

Beber té de jazmín es beneficioso para la mejora de la circulación de la sangre. Ayuda a prevenir algunas enfermedades tales como coágulos de sangre, placas arteriales, daño cerebral, trombosis, hipertensión arterialy accidentes cerebrovasculares.

Regula la producción de insulina.

Se cree que el consumo de té de jazmín reduce las probabilidades de desarrollar diabetes. Beber té de jazmín regula los niveles de azúcar y la formación de la insulina en el cuerpo. Esta infusión también puede ser beneficiosa para la reducción de los niveles de azúcar en la sangre incluso en los diabéticos.

Una recarga de antioxidantes para el cuerpo en un dulce té.

El té de jazmín se comenzó a consumir en China entre el año 960 y el 1300 d.c. Y es una muy buena forma de beneficiarse de sus componentes, entre éstos: antioxidantes poliefenólicos; que pueden ayudar a reducir el colesterol y las probabilidades de desarrollar cáncer.

Para su preparación, se debe poner agua a fuego lento y retirarla una vez que esté a punto de hervir. Hay que tener cuidado de que no logre hervir puesto que el sabor del té podría tornarse amargo. Por cada cuatro tazas de agua se agrega una cucharadita de hojas de jazmín para té y la infusión se deja reposar durante máximo cinco minutos. Mientras más tiempo repose, la cantidad de antioxidantes liberados es mayor pero si se exceden cinco minutos el sabor puede resultar amargo.

Efectos secundarios del jazmín y contraindicaciones.

Los beneficios del jazmín son mayores que sus efectos desfavorables, y el consumo de jazmín parece no tener repercusiones en la mayoría de las personas, siempre que se consuma de manera mesurada. Al ser usado como un tratamiento médico, no se conoce si el empleo de jazmín es seguro o no. Sin embargo, sí existen algunas reacciones alérgicas leves a los componentes de la planta.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: