Saltar al contenido

Síntomas Causados por el Mal Funcionamiento de la Tiroides.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra ubicada en el cuello y es la encargada de producir hormonas y liberarlas al torrente sanguíneo para regular el metabolismo. Cuando hay algún tipo de trastorno en la glándula tiroidea, afecta la función metabólica y con ello causa problemas en casi todos los órganos del cuerpo.

De acuerdo con los expertos, los problemas de la tiroides son de 8 a 10 veces más frecuentes en las mujeres, aumentando hasta un 30% el riesgo a partir de los 35 años de edad.

Según datos revelados por la Asociación americana de endocrinólogos clínicos, alrededor de 30 millones de estadounidenses luchan con algún tipo de trastorno de la tiroides y aproximadamente la mitad de los pacientes aún no han sido diagnosticados.

En el caso de las mujeres, es importante que se realicen revisiones cada cinco años a partir de los 50. No obstante, en caso de tener antecedentes familiares, estas revisiones se deben hacer con más frecuencia. Existen algunos síntomas que permiten alertar un problema de la tiroides, por lo que es bueno conocerlos y tenerlos en cuenta.

 

Hipertiroidismo.

Este problema de la tiroides ocurre cuando hay una producción excesiva de hormonas por la glándula tiroidea, lo que provoca una aceleración del metabolismo que tiene grandes consecuencias.

Los síntomas que permiten alertar el hipertiroidismo incluyen:

Pérdida del cabello o alopecia.

Insomnio.

Irritabilidad.

Nerviosismo.

Taquicardias.

Sudoración excesiva.

Pérdida de peso.

Músculos débiles.

Cambios en los ojos (los llamados ojos saltones).

Evacuaciones intestinales frecuentes.

Menor flujo en la menstruación y más espaciada.

Y Fatiga.

Las personas con hipertiroidismo deben ponerse en tratamiento médico, ya que es necesario ayuda profesional para controlar esta enfermedad. Es muy importante desintoxicar el cuerpo, llevar una dieta saludable de por vida, hacer ejercicio regular, dormir bien y evitar las situaciones de estrés. Además, las personas con este problema de tiroides pueden apoyarse en algunos remedios naturales.

Hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es más común que el hipertiroidismo y se da cuando la tiroides produce menos hormonas de las necesarias, lo que ralentiza el metabolismo.

En este caso, los síntomas son diferentes a la dolencia anterior y suelen alarmar rápidamente. Estos síntomas incluyen:

Aumento de peso repentino.

Intolerancia al frío.

Mayor riesgo a los resfriados.

Cansancio.

Voz grave.

Piel seca y pálida.

Pérdida del cabello.

Uñas débiles.

Fallos de memoria.

Dificultad para concentrarse.

Depresión.

Estreñimiento.

Ronquidos.

Hinchazón en la cara.

Depresión

Calambres.

Disminución del deseo sexual.

Infertilidad.

y Abortos espontáneos.

Al igual que en el caso anterior, es fundamental ponerse en control médico y nutricional ya que es un problema muy importante. Se recomienda incrementar el consumo de pescados y mariscos, ya que aportan las proteínas necesarias para la producción de aminoácidos, que son esenciales para asimilar el yodo, que es el que ayuda a regular la tiroides. También se deben evitar aquellos alimentos que dificultan la absorción del yodo, como es el caso de la col, col de Bruselas, coliflor, brécol, espinaca, repollo, brócoli, soja o soya, duraznos, alubias y lima. Además de la alimentación, también es clave incrementar la actividad física y los ejercicios, ya que estos ayudan a aumentar el ritmo del metabolismo y previenen problemas de obesidad y sobrepeso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: