Saltar al contenido

Remedios Caseros y muy Eficaces para Tratar la Bronquitis.

Remedios Caseros para Tratar la Bronquitis. Además de una correcta hidratación, hay algunos remedios que gracias a sus propiedades expectorantes pueden ayudarnos a mejorar la bronquitis y aliviar sus síntomas sin tener que recurrir a antibióticos químicos.

Presta atención que esto te puede interesar.

La bronquitis es la inflamación de los conductos que llevan el aire hasta los pulmones, formando mucosidades que deben ser expulsadas, para que de esta manera se pueden mejorar los síntomas como la dificultad para respirar, la tos, y la pérdida del apetito, permitiendo aliviar la enfermedad. Para lograr una mejoría más pronta podemos recurrir a los tratamientos naturales con plantas medicinales.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Tratamientos caseros para la bronquitis.

Cuando se presenta la bronquitis la membrana mucosa que recubre los conductos bronquiales de los pulmones se inflama, presentándose de forma aguda o crónica, siendo esta última la más difícil de tratar.

La inflamación de los bronquios produce gran cantidad de mucosidad, la cual se expulsa como flemas. La rápida expulsión de estas flemas ayuda a mejorar la condición de salud de los pacientes con bronquitis, puesto que las vías respiratorias van a estar limpias y el aire podrá circular mucho mejor. En los tratamientos naturales para la bronquitis lo primero que se hace es utilizar los anti-inflamatorios naturales para reducir la inflamación de los bronquios.

A continuación veremos algunos remedios caseros que son muy efectivos para tratar y curar la bronquitis.

Remedio con cebolla.

La cebolla en compañía del ajo han sido utilizados desde hace muchísimos años como remedios caseros para tratar diferentes enfermedades. La cebolla es un expectorante natural, por lo tanto ayuda a expulsar las flemas y previene que se formen mas depósitos de estas, aliviando efectivamente la bronquitis.

La manera de tomar este remedio es bastante sencilla, simplemente se toma una cucharada de su jugo todos los días en ayunas, pero si no estás enfermo de bronquitis de igual manera la puedes tomar como una manera de prevenir problemas bronquiales cuando se acerca el invierno.

Remedios con Orégano.

El orégano es un combo de defensas curativas. Y es que, además de una alta cantidad de antioxidantes, contiene ácidos fenólicos.

Destaca por sus propiedades: Digestivas, Tónicas, Expectorantes, Antiespasmódicas, Diaforéticas, Antibióticas.

No te preocupes si al ingerirlo notas síntomas como de resfriado o fatiga.

Este ingrediente elimina las bacterias que se acumulan en la sangre y cuando tienes estos síntomas es señal de que tu organismo se está desintoxicando.

Remedio con Cúrcuma.

La cúrcuma es uno de los remedios caseros más efectivos para aliviar los síntomas de la bronquitis, este se originó en la India. Su uso data desde la antigüedad cuando se utilizaba para tratar diferentes patologías. La cúrcuma se encuentra en forma de polvo, la manera de prepararla es muy sencilla, se diluye media cucharadita de cúrcuma en medio vaso de leche tibia. Se debe tomar por lo menos tres veces por día y alejado de las comidas principales.

Remedio con jengibre, miel y limón.

El jengibre es bastante eficaz para tratar la bronquitis de manera natural. Para prepararlo en forma de té se toma media cucharadita de la raíz de jengibre y se vierte en un pocillo de agua caliente, se endulza con una cucharada de miel y se le agregan unas gotas de limón. Este remedio casero se debe tomar tres veces al día alejado de las comidas principales.

Masaje para la bronquitis.

El drenaje linfático se aconseja en el tratamiento de la bronquitis y principalmente del asma bronquial.

Esta técnica se basa en las presiones manuales muy suaves, de forma circular o en espiral realizadas por un terapeuta. Gracias a esto se permite restablecer el equilibrio del agua en el cuerpo, devolviendo la circulación correcta al líquido y las proteínas retenidas.

Recomendaciones.

Practica actividad física leve para reforzar los músculos que ayudan a respirar.

Aléjate de ambientes donde haya mucho humo en general.

Bebe, por lo menos, 2 litros de agua e infusiones.

No te expongas a cambios bruscos de temperatura.

No uses productos en aerosol.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: