Razones por las que te Conviene Añadir Huevos en tu Dieta.

Razones por las que te Conviene Añadir Huevos en tu Dieta. A pesar de su inmerecida mala fama, los huevos son muy adecuados para nuestra salud, por lo que conviene incluirlos en nuestra dieta unas tres o cinco veces a la semana.

Presta atención que esto te puede interesar.

El huevo es uno de los ingredientes que más se consumen en todo el mundo y, por su alta calidad nutricional, es uno de los llamados “superalimentos”.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Durante muchos años fue catalogado como perjudicial para la salud, ya que se decía que su ingesta era la responsable de los aumentos de colesterol en la sangre.

Está comprobado que su consumo moderado le aporta muchos beneficios al organismo, sobre todo porque es rico en nutrientes esenciales.

Los expertos en alimentación aseguran que cada persona puede ingerir de 3 a 5 huevos semanales para aprovechar sus proteínas de alto valor biológico, además de vitaminas y minerales.

No obstante, como sabemos que muchos aún tienen dudas sobre sus bondades, en esta ocasión quisimos recopilar, unas buenas razones para no dudar en comerlos.  ¡Descúbrelas!

Son ricos en nutrientes.

A pesar de la mala fama que tuvieron durante algunas décadas, los huevos hacen parte de los alimentos más nutritivos que podemos encontrar en la naturaleza.

Son una fuente natural de:

  • Vitaminas ( A, B2, B5, B12, D, E y K)
  • Folato
  • (fósforo, selenio, calcio y zinc)
  • Proteínas
  • Ácidos grasos.

Además, cada huevo entero aporta tan solo 77 calorías.

No afecta a los niveles de colesterol en sangre.

Si bien es cierto que el huevo es uno de los alimentos que más colesterol tiene, eso no quiere decir que necesariamente sea el responsable de la acumulación de esta sustancia en la sangre.

De hecho, está comprobado que el 70% de los consumidores no tienen problemas de colesterol por ingerirlo y el 30% restante tienen un ligero aumento en el colesterol total y el colesterol malo o LDL.

Además, en algunas personas podría influir en el aumento del llamado “colesterol bueno” o HDL, cuya presencia en la sangre reduce el riesgo de enfermedades del corazón, derrames cerebrales y arteriosclerosis.

Disminuyen los triglicéridos.

Los huevos ecológicos o de granjas son útiles para reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. Esto se debe a su significativo aporte de ácidos grasos omega 3 que suele ser mayor al de las gallinas que crían en condiciones industriales.

Comer esta variedad de huevo reduce del 16 al 18% de triglicéridos en tres semanas de consumo.

Combaten la inflamación.

Un huevo entero contiene hasta el 30% de la cantidad diaria recomendada de colina, un nutriente que interviene en la salud cerebral y del sistema circulatorio.

Su ingesta regular impulsa la eliminación de los desechos que aumentan la inflamación y enfermedades crónicas como la diabetes y el alzhéimer.

Como acabas de notar, hay excelentes motivos para incorporar este alimento en todos los planes de alimentación.

Son buenos para la salud visual.

Los huevos son buenas elecciones alimentarias cuando de cuidar la salud visual se trata.

Es una fuente significativa de luteína y zeaxantina, dos sustancias de acción antioxidante que, al proteger sus tejidos, reducen el riesgo de cataratas, degeneración macular y ceguera.

Aporta cantidades importantes de vitamina A, nutriente cuya deficiencia se asocia con la mayor incidencia de enfermedades visuales.
Mejoran la salud cognitiva.

Los huevos contienen un nutriente conocido como colina, cuya asimilación en el organismo es determinante para proteger la salud cognitiva.

Esta sustancia, que suele agruparse con las vitaminas B del alimento, ayuda a construir membranas celulares para evitar el deterioro prematuro del cerebro.

El organismo la utiliza para la producción de moléculas de señalización del cerebro y, entre otras cosas, participa en la memoria.

Su asimilación regula la actividad del sistema nervioso y ayuda a mantener en equilibrio la actividad de los neurotransmisores.

Fortalece el sistema inmunitario.

Las vitaminas con acción antioxidante de este alimento desempeñan un papel muy importante en el fortalecimiento de las defensas y el aumento de anticuerpos.

Esto permite crear una barrera protectora contra los virus, bacterias y demás patógenos que originan infecciones en el organismo.

Son buenos para los deportistas.

Los deportistas y amantes de la actividad física no deben prescindir de este alimento, ya que es uno de los mejores aliados para su salud.

Su contenido proteico, vitaminas y minerales participa en el aumento de masa muscular y la reposición de electrolitos que se pierden con el sudor durante el ejercicio.

Apoyan la pérdida de peso.

El consumo de huevo a la hora del desayuno es una de las mejores elecciones alimenticias cuando el objetivo es bajar de peso.

Este alimento no solo ayuda a lograr los valores nutricionales recomendados diarios, sino que prolonga la sensación de saciedad y mejora el rendimiento físico.

Sin embargo, su consumo solo se debe hacer una vez al día y complementado con otros alimentos controlados en calorías.

Combaten el cansancio y la fatiga.

Por su ligero aporte de grasas y proteínas, los huevos son un alimento energético que le brinda al cuerpo un “impulso” ante los síntomas de fatiga crónica y debilidad.

Su contenido en vitamina B12 participa en la conversión de carbohidratos en gasto energético.

Lo mejor es que son muy versátiles y puedes usarlos en varios tipos de recetas.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: