Saltar al contenido

El poder de los dientes de leche para salvar vida.

El poder de los dientes de leche para salvar vida. Por lo general, la mayoría de los padres desconocen la importancia que puede llegar a tener el guardar algo tan pequeño como lo es los dientes de leche de sus hijos. Pero, efectuar mínima acción puede ser realmente importante, y hoy te diremos esas razones, ya que más que preservar ese diente como recuerdo, servirá como menos te imaginas.

Presta atención que esto te puede interesar.

Aunque, los dientes de leches no son exactamente dientes de transición, tiene un gran poder que se encuentra en las células madres del mismo, lo que podría ser muy útil para salvar la vida en el futuro. Así que presta mucha atención y no te pierdas esta valiosa información que te dejamos. Las Células Madre Adultas (C.M.A.) se encuentran en todo nuestro organismo. Su función, entre otras es la de reparar tejidos, de cicatrizar. El investigador, Jacques Nör, explicó: “Pongamos el ejemplo de una úlcera: si no hay células madre no puede repararse, queda el hueco. Lo que permite la cicatrización es la presencia de células madre”.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Sin embargo, necesitamos tener una buena cantidad para aplicarlas en los tratamientos de medicina regenerativa. Necesitamos una fuente en la que haya suficiente cantidad y que, a su vez, puedan multiplicarse.

Para cumplir con esto, encontramos tres fuentes principales: la médula ósea (década de 1960), la grasa o tejido adiposo (década de 1980) y los dientes (2003).

¿En un diente hay? ¿Dónde?

La pulpa dental, ese tejido blando que está dentro del diente, contiene muchas Células Madre de gran calidad, que además tienen una enorme capacidad de multiplicación, obteniendo billones o trillones de Células Madre con gran potencialidad de diferenciación.

Con los dientes de leche tenemos 20 oportunidades de obtener las Células Madre de su pulpa, ya que en su totalidad son 20 dientes caducos. Y sólo se necesita un diente para obtener, multiplicar y preservar la cantidad y calidad suficiente de Células Madre.

Además es un procedimiento fácil e indoloro, porque el diente de leche en la etapa de cambio de la dentición, se cae naturalmente o puede llegar a requerir una mínima asistencia por parte del odontólogo.

Sabemos que estos dientes suelen caerse de la boca de los niños en el momento menos esperado , por eso en caso de querer preservarlo para la extracción de sus Células Madre, los papás deberán ponerse en contacto con el Odontólogo, para coordinar el retiro del diente en el momento.

¿Para qué sirven las Células Madre?.

Las células madre se diferencian (se transforman) en las células de nuestro organismo. Si necesitamos células de hueso tendremos hueso, si precisamos en el corazón se transformarán en células cardíacas, si queremos recuperarnos de una afección del sistema nervioso ellas se volverán neuronas.

Hoy sabemos que las células madre tienen la capacidad para diferenciarse en piel, hueso, cartílago, músculos, músculo del corazón, células del hígado o del páncreas, inclusive en neuronas y glías. La ingeniería tisular y celular ha logrado mediante varios procesos hacer que las Células Madre se diferencien en el tejido que el paciente pudiera necesitar.

En el Instituto de Medicina Regenerativa Wake Forest, el Dr. Anthony Atala trabaja desde hace ya décadas en ingeniería de tejidos haciendo válvulas cardíacas, vasos sanguíneos, hígado, músculos, piel y hasta orejas, así como en terapias celulares que tratan la enfermedad de Parkinson, la diabetes o las fallas de los riñones.

Cada vez son más las enfermedades que se tratan con lo que llamamos medicina regenerativa, sea terapia celular o ingeniería de tejidos. Y contar con las células madre del propio paciente es fundamental.

Hipócrates, conocido como el Padre de la Medicina, dijo: “Las fuerzas naturales dentro de nosotros son los verdaderos sanadores de la enfermedad.

Se cayeron todos los dientes de leche: ¿queda otra oportunidad?

Sí. Los terceros molares u otros dientes permanentes que deban ser extraídos (por ortodoncia, por ejemplo) también sirven.

¿Les sirve sólo a ellos o a otros en la familia?

A criterio de muchos investigadores las pueden usar familiares, pero es imperioso que se hagan pruebas de compatibilidad.

¿Cómo es el procedimiento?

Acuda a su odontólogo, le brindará información. Él es quien además del procedimiento clínico, se pone en contacto con el sistema de análisis y el banco de células para la preservación.

Guardar la pulpa dental de un diente de nuestros hijos puede ser muy importante para su futuro. Y el nuestro.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: