Saltar al contenido

Muchos le llaman “el té de Dios” Para artritis, cansancio crónico, el lupus y vértigo.

Son muchas las ventajas del té de tomillo, pero una de las más destacables es la facilidad con la que lo puedes adquirir e incluso cultivar. Esta hierba se reconoce por mejorar los niveles de calcio, hierro, potasio para fortalecer la salud; además ayuda a la producción de glóbulos rojos y previene enfermedades cardiacas.

A lo largo de los años han existido soluciones naturales para diversos malestares de salud de diversos tipos, los cuales siguen siendo aprovechados por nuestros abuelos. La medicina natural desde siempre ha estado presente, pero los fármacos la llegaron a sustituir durante cierto tiempo.

Presta atención que esto te puede interesar.

Sin embargo, el hecho de que la medicina moderna haya avanzado, no significa que los remedios naturales hayan dejado de ser efectivos. Es más, aún son muchas las personas que recurren a estos tratamientos curativos por todas sus ventajas.

Sin duda que, el tomillo es una hierba medicinal muy recomendable para la salud. Por eso, el día de hoy queremos mostrarte cómo sacarle el mayor partido a sus propiedades.

No dejes de lado las soluciones naturales ni permitas que los avances científicos nos hagan abandonar esta clase de tratamientos. Conoce los beneficios del té de tomillo y la manera de elaborarlo; a pesar de ser una receta vieja, sus propiedades no han cambiado nada por lo que sin dudas no te arrepentirás de prepararla.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Aquí tienes algunas razones por las que debes consumir más seguido el té de tomillo.

El uso de las hierbas como el tomillo, se emplea con frecuencia para sazonar nuestras comidas, aprovechando su sabor y olor característico. Sin embargo desde mucho antes se empleaba en el tratamiento de muchas enfermedades crónicas, tales como:

  • Artritis.
  • Lupus.
  • Fibromialgia.
  • Fallos en la tiroides.
  • Fatiga.

Problemas en la tensión arterial y mucho más.

El té de tomillo es rico en calcio, hierro y potasio, así como muchos nutrientes vitales para la salud. Si lo consumimos, regularemos nuestra presión arterial y aumentaremos la presencia de glóbulos rojos. De igual modo, podemos utilizarlo, entre otras cosas, para combatir la bronquitis, asma, laringe, dolor de garganta.

Modo de preparación y uso:

En primer lugar, debes limpiar muy bien las hojas de tomillo para eliminar cualquier suciedad. Después, pondremos a hervir el agua y le añadiremos el tomillo. Cuando haya llegado al punto de ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos que la sustancia se enfríe.

Cuando haya llegado a temperatura ambiente, la ingerimos 2 veces al día. La primera vez deberá ser en ayunas, y la otra será antes de acostarnos. Con estos sencillos pasos podremos aprovechar todas sus propiedades. Si el sabor nos resulta algo fuerte, le podemos añadir un poco de miel. De manera que, su sabor será algo más agradable.

Esta infusión de tomillo la tomaremos hasta que nos comencemos a sentir mejor o consideremos necesario. Al poco tiempo de empezar a ingerirla, comenzarás a ver resultados positivos. Ahora bien, debemos resaltar que nuestra opinión no debe sustituir la opinión de tu médico. Si tus dolencias son demasiado complicadas, te recomendamos hacerle caso a su médico por encima de cualquier cosa.

No pierdas más el tiempo y ponte a preparar ya mismo esta maravillosa infusión para mejorar tu salud. Si en tu casa no tienes tomillo, tranquilo, podrás conseguirlo en cualquier supermercado. Cuanto antes vayas, antes lograrás aprovechar al máximo todas sus propiedades.

¡No olvides COMPARTIR este artículo para que tus amigos también descubran todos los beneficios del té de tomillo!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: