Saltar al contenido

Mejora la Circulación Sanguínea con estos Súper Alimentos.

Mejora la Circulación Una dieta sana y equilibrada es fundamental para conseguir una circulación óptima y evitar la acumulación de sustancias perjudiciales, que puede derivar en problemas graves

Y cuidan tu corazón.

Mantener un buen flujo de circulación sanguínea es vital para la salud en general, sobre todo para el corazón y el cerebro. Conoce estos alimentos que la favorecen y te protegen contra enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV).

Presta atención que esto te puede interesar.

El sistema vascular.

Es la red de vasos sanguíneos. Incluye las arterias, las venas y los capilares que trasladan la sangre. Las arterias se pueden engrosar y ponerse rígidas, o bien formarse un coágulo que bloquea el flujo de sangre y viaja por el cuerpo, causando graves problemas; de ahí la importancia de cuidar la circulación.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Es conveniente incrementar la ingesta de algunos alimentos que, por su composición, contribuyen a activar la circulación ante cualquier dificultad.

En el siguiente espacio queremos compartir los mejores para que comiences a consumirlos con más regularidad.

La cúrcuma.

«Tiene una sustancia llamada curcúmina, que impide la acumulación de colesterol en las arterias, evitando que se vuelvan estrechas y rígidas, por lo que reduciría el riesgo de arterioesclerosis y otros problemas como ataque cerebral», dijo la Dra. María Ramírez, de la Universidad de Granada, en España.

Ajo.

Un ingrediente imprescindible en la cocina latina, el ajo ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas. Según Natural Standard, la inhibición de plaquetas en la sangre se ha reportado con el consumo frecuente, y puede haber beneficios cardiovasculares, aunque la evidencia aún es preliminar.

Las nueces.

Siempre se las ha relacionado con la buena salud. Ya nuestras abuelas la consumían y recomendaban, y el estudio más importante y largo sobre este maravilloso fruto seco, realizado por la Universidad de Harvard y patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud, avaló todos sus beneficios.

Las personas que comían nueces con regularidad fueron menos propensas a morir por enfermedad cardíaca, y los investigadores no conocen la causa, pero podría ser porque sus ácidos grasos insaturados, minerales y otros nutrientes disminuyen el colesterol e inflamación, y reducen otros problemas circulatorios.

El tomate.

Hace poco sumó un nuevo talento a favor de la salud: científicos japoneses de la Universidad de Kioto descubrieron que posee una sustancia que previene las enfermedades vasculares como la arterioesclerosis, factor de riesgo de derrames cerebrales, al impedir la formación de grasa en la sangre.

Arándanos y fresas.

Comer tres o más porciones de arándanos y fresas a la semana puede ayudar a las mujeres a reducir su riesgo de sufrir un ataque al corazón hasta en un tercio, gracias a sus flavonoides, que ayudan a dilatar las arterias y proporcionan beneficios cardiovasculares.

Chiles.

Son ricos en capsaicina, de propiedades analgésicas y antiinflamatorias, y muy benéfica para el corazón y el sistema circulatorio: ayuda a reducir los niveles de colesterol, y bloquea la acción de un gen relacionado con el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Cómelos con precaución.

Muy amados en la cocina mexicana y en casi toda Latinoamérica, estos vegetales aportan otras ventajas a la salud. Los especialistas advierten que comer chile solo no es una solución a los problemas cardiovasculares, sino que ayuda, y que debe ser parte de una dieta balanceada, evitando caer en excesos.

La naranja.

Un estudio realizado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. mostró que la cáscara de cítricos como las naranjas o las mandarinas, así como en el zumo de dichas frutas contiene una sustancia que se conoce como flavones polimetoxilatados que reduce el colesterol malo en la sangre.

Sandía.

Conocida en todo el mundo como una de las frutas más refrescantes, la sandía es una fruta medicinal que se puede aprovechar como remedio de las afecciones circulatorias.

Concentra grandes cantidades de un antioxidante llamado licopeno, cuyos efectos en el cuerpo restablecen el flujo de la sangre.

Su alto contenido de agua le confiere un poderoso efecto diurético que colabora en la expulsión de los líquidos que inflaman los tejidos.

Este efecto reduce el riesgo de presión arterial alta y, de hecho, ayuda a prevenir la formación de coágulos.

Jengibre.

La raíz de jengibre es una especia muy popular en cuanto al tratamiento alternativo de los problemas que interfieren con la circulación de la sangre.

Contiene una sustancia activa conocida como gingerol que, al ser asimilada en el cuerpo, actúa como un antiinflamatorio y analgésico.

Este compuesto participa en la eliminación del colesterol malo (LDL) que se acumula en las arterias y, de paso, promueve la eliminación de las toxinas que viajan a través del torrente sanguíneo.

Manzana.

Investigadores de la Universidad del Estado de Florida encontraron que las manzanas realmente son frutos «milagrosos». Además de su alto contenido de fibra, contienen pectinas y polifenoles que protegen la salud cardiovascular, reducen los niveles del colesterol malo y de otros compuestos dañinos en la sangre.

El agua.

El agua cuida la circulación y el corazón: las personas que beben más de 5 vasos diarios tienen menos riesgo de morir de ataques al corazón o enfermedades cardíacas en comparación con las que sólo toman 2 vasos, según lo hallado en un estudio de la Universidad de Loma Linda, en California.

¿Cuánto se debe tomar?

Los expertos en salud recomiendan beber entre 1 litro y medios o 2 litros de agua al día para mantener el cuerpo hidratado y conservar el nivel necesario para que los nutrientes se transporten a los órganos y tejidos. El cuerpo pierde agua constantemente al orinar, sudar e incluso, al respirar.

Al incluir todos estos alimentos en tu dieta podrás mantener un óptimo funcionamiento circulatorio y, a su vez, estarás evitando muchas enfermedades.

Procura consumirlos de forma regular, apoyados con la ingesta diaria de agua y un plan de alimentación controlado en calorías.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: