Los Mejores Remedios Caseros para mejorar la Circulación Sanguínea y la Salud del Corazón.


Los Mejores Remedios Caseros para mejorar la Circulación Sanguínea y la Salud del Corazón.

Una buena circulación sanguínea nos garantiza un corazón saludable, unas piernas lisas y libres de arañas vasculares, varices y pesadez y un cuerpo mucho más sano y activo. La dieta que llevamos y la actividad física que realizamos influyen notablemente en la calidad de nuestra circulación, pero no son los únicos aliados que nos pueden ayudar, y es que la medicina natural también puede aportar sus beneficios.

Lo sabemos, no podemos tener una salud adecuada si la distribución de la sangre no llega adecuadamente a todos los órganos, sistemas y células de nuestro cuerpo. Es así como los minerales y las vitaminas, por ejemplo, nutren nuestros huesos, nuestro cabello, nuestras uñas y, desde luego, músculos y articulaciones de nuestras piernas.

Es importante tener claro que una buena circulación sanguínea depende de diversos factores, y que las infusiones por sí solas no conseguirán obrar milagros a menos que establezcas cambios en tu día a día.

Por eso te sugerimos que:

  • Reduzcas el consumo de sal y alimentos ricos en grasa y colesterol, responsables de afectar la circulación sanguínea y de aumentar el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas.
  • Sumes a tu dieta alimentos que mejoran la circulación, como las legumbres o los frutos secos sin sal o azúcar añadidos.

Realice ejercicio físico al menos 3 veces por semana, la actividad es fundamental para mantener una buena circulación y un corazón sano, y no hay remedio casero que pueda sustituir esta recomendación.

Plantas para mejorar la circulación sanguínea y la salud del corazón.

Diente de león.

Excelente infusión curativa. ¿La has incluido ya en tu dieta habitual? Pues debes hacerlo. El diente de león es muy rico en taninos y propiedades calmantes, estupenda para mejorar problemas periféricos como la mala circulación de las piernas. Sería pues ideal que te tomaras entre una taza y dos al día (en el desayuno y a media tarde). Para prepararla recuerda que necesitamos ante todo sus flores.

Ajo.

El ajo posee propiedades antitrombóticas que evitan la formación de coágulos en la sangre y ayudan a mejorar el flujo sanguíneo. Esto se debe a sus contenidos de aliina, así como a sus componentes sulfurosos.

Cola de caballo.

No te costará encontrar esta infusión. Está de moda y tiene muchas aplicaciones para la salud. Puedes comprarla en tiendas naturales especializadas, ya que es ideal para reducir el colesterol, evitar el endurecimiento de las arterias y favorecer la circulación de la sangre. Basta con tomar una tacita después de tu comida principal. Lo importante es ser constante y tomarte una cada día, no lo olvides. Verás como poco a poco tus piernas están mucho más descansadas y sientes menos presión.

Romero.

Planta aromática que solemos utilizar sobre todo para condimentar carnes y arroces. Pero ¿Sabías que es una excelente planta para mejorar la circulación de la sangre? Se utiliza también para realizar tónicos y masajes, actúa aliviando dolor y sensación de pesadez. Nosotros te recomendamos una infusión al día, por las mañanas No tienes más que hervir dos ramitas y dejar que repose unos 10 minutos. Filtra e incluye un poco de miel de abeja para mejorar el sabor.

Espino blanco.

Se la considera la planta del corazón por excelencia. Es magnífica para los trastornos cardíacos y para mejorar la circulación coronaria. Puedes encontrarla en farmacias así como en tiendas naturales. Es muy conocida y efectiva. Mejora la circulación, regula las posibles arritmias que puedas tener así como las taquicardias. ¿Que cómo tomarla? Muy fácil, después de tu comida principal. Hierve una cucharadita con una taza de agua, deja reposar 5 minutos, filtra el contenido y bebe poco a poco. Te hará sentir muy bien.

Hojas de olivo.

¿Conocías este remedio? Es una táctica muy antigua para mejorar la circulación de las piernas. Las hojas de olivo tienen un efecto hipotensor por su actividad como vasodilatador periférico y diurético. Se suelen utilizar para bajar la tensión, prevenir anginas de pecho y arritmias cardíacas. Si la combinas por ejemplo con el espino blanco el efecto será magnífico. Basta con poner a hervir dos hojitas de olivo en una taza de agua. Deja que repose 5 minutos y toma junto a una cucharada de miel.¡Es un remedio heredado de nuestros abuelos!

Rusco.

¿Lo conoces? Se trata de un potente tónico venoso muy conocido. Para encontrarlo deberás ir a farmacias o a herbolarios, donde es seguro que puedas hacerte con él. Es muy efectivo y se utiliza sobre todo tanto para tratar como para prevenir la aparición de varices, hemorroides, pesadez de piernas, hinchazón de piernas o tobillos… es sencillamente excelente. Para beneficiarte de ella puedes tomar hasta dos tazas al día, haciendo una infusión de su planta seca. Basta con una cucharadita. Así mismo también puedes hacerte baños con ella. Señalarte que puedes encontrar rusco tanto en pastillas como en crema, para poderte hacer masajes con ella, puesto que como ya te hemos dicho, es muy adecuada para tratar la pesadez de las piernas.

Jengibre.

Es una excelente opción para estimular la circulación sanguínea, previniendo la formación de coágulos. Además se trata de una de las infusiones para la circulación más fáciles de elaborar, pues este ingrediente puede encontrarse en la mayoría de los supermercados.

Recuerda que, además de ingerir alguno de estos remedios, puedes adoptar un plan de ejercicios y un tipo de alimentación que complemente sus resultados.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: