Saltar al contenido

Los mejores remedios antiinflamatorios para eliminar el líquido en las rodillas.

Las propiedades antiinflamatorias de algunos remedios naturales pueden sernos de gran ayuda tanto a nivel interno como externo para aliviar las molestias causadas por la acumulación de líquido en las rodillas.

Presta atención que esto te puede interesar.

Causas del dolor de rodilla.

Las rodillas son una de las más complejas articulaciones del cuerpo y las más propensas a lesiones.

La inflamación y dolor en las rodillas es una condición que puede derivarse de enfermedades en la articulación o el hueso, así como de traumatismos y desgastes prematuros.

En ocasiones, cuando la rodilla se inflama y aumenta de temperatura, se produce una condición conocida como derrame articular, cuya principal característica es la acumulación de líquido sinovial.

Este fluido está presente en la mayoría de las articulaciones del cuerpo y, aunque es necesario para su lubricación, su producción excesiva ocupa más espacio articular e incrementa la inflamación.

Esta situación puede tornarse bastante dolorosa, en especial cuando no se toman las medidas necesarias para combatirlo de forma oportuna y eficaz.

Por suerte, gracias a las propiedades nutricionales de algunos ingredientes, podemos preparar remedios naturales antiinflamatorios para acelerar su recuperación.

Tratamientos para el dolor de rodillas.

Si el dolor de rodilla es el resultado del uso excesivo, la falta de uso o algún problema relacionado a las articulaciones, puedes utilizar las estrategias y remedios caseros en la siguiente sección para mejorar y mantener la salud de los las rodillas y, si padeces de dolor, para ayudar a aliviar el dolor de rodillas y acelerar la cicatrización.

 Compresas frías.

Este tratamiento se asocia con esguinces y desgarros leves de los ligamentos. Para reducir la inflamación usa una compresa fría durante 30 minutos, dos o tres veces al día. También puedes utilizar una bolsa de hielo envuelta en un paño para evitar el contacto directo con la piel. Es muy recomendable durante las primeras 48 horas después de lesionarte.

 Compresas calientes.

La utilización de compresas calientes alivia los dolores y la rigidez asociados a enfermedades como la artritis. Puedes usar una manta eléctrica en una temperatura de baja a media, una bolsa  para microondas o una compresa caliente y colocarla en la zona afectada durante 15 minutos, varias veces al día.

  Frío y caliente.

Este tratamiento es sencillamente una combinación de los anteriores donde se alternan paños calientes y fríos durante 15 minutos para reactivar la circulación y aliviar el dolor.

Té de jengibre y curcuma.

La combinación de cúrcuma con jengibre nos brinda un poderoso remedio antiinflamatorio y diurético que, tras ser asimilado, contribuye a calmar los dolores ocasionados por la acumulación de líquidos en las rodillas.

Sus compuestos disminuyen la producción de dos enzimas que aumentan el nivel de inflamación y, a su vez, controlan el desgaste de la articulación.

Ingredientes.

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo (2 gramos)
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 gramos)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 gramos.)

Preparación.

  • Pon a hervir las dos tazas de agua y, cuando lleguen a ebullición, incorpora el jengibre y la cúrcuma en polvo.
  • Reduce el fuego y deja que se concentren durante dos minutos más.
  • Pasa el líquido a través de un colador, endúlzalo con miel de abejas y distribúyelo para dos o tres tomas al día.

Tratamiento de semilla de aguacate y aloe vera.

Este tratamiento de semilla de aguacate y aloe vera es un producto tópico con propiedades calmantes y antiinflamatorias que, tras ser aplicado, mejora la circulación en el área de las rodillas para controlar la hinchazón.

Ingredientes.

  • 1 semilla de aguacate
  • 3 cucharadas de aloe vera (45 gramos)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 gramos.)

Preparación.

  • Seca la semilla de aguacate y tritúrala hasta obtener un polvo.
  • Una vez lo consigas, mézclalo con la pulpa de aloe vera y una cucharada de miel.
  • Tras obtener una pasta espesa y uniforme, frótala sobre las rodillas con suaves masajes.
  • Deja que se absorba durante media hora y enjuaga.
  • Úsala hasta tres veces a la semana.

Tratamiento de aceite de oliva y ajo.

El aceite de oliva y el ajo son grandes aliados para combatir la inflamación ocasionada por la retención del líquido sinovial.

Sus compuestos activos frenan la respuesta inflamatoria del organismo y, a su vez, activan la circulación para proporcionarle alivio a la rodilla afectada.

Lo mejor de todo es que sus efectos se pueden obtener tanto con su consumo directo como con su aplicación externa.

Ingredientes.

  • 8 dientes de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva (100 gramos.)

Preparación.

  • Corta los dientes de ajo en pequeñas láminas y viértelos en un frasco de cristal.
  • Incorpora el aceite de oliva y asegúrate de que cubra por completo los ajos.
  • Deja que se macere durante una semana y, pasado este tiempo, consume una cucharada en ayunas todos los días.
  • De forma opcional, toma una pequeña cantidad del producto, caliéntala en el microondas y aplícala sobre las rodillas.
  • Úsalo hasta tres veces a la semana.

Infusión de diente de león.

Las propiedades diuréticas del diente de león resultan apropiadas para el tratamiento del dolor y la hinchazón ocasionados por la acumulación de líquido en la rodilla.

Sus compuestos hidratantes y analgésicos ayudan a aliviar la rigidez de la articulación, a la vez que estimulan la eliminación de los fluidos retenidos.

Ingredientes.

  • 1 cucharadas de diente de león(10 gramos)
  • 1 taza de agua (250 ml.)

Preparación.

  • Agrega una cucharada de diente de león en una taza de agua hirviendo y déjala reposar durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, pásala por un colador y consúmela.
  • Repite la dos hasta tres veces al día.

Compresas con infusión de salvia.

Un remedio calmante y antiinflamatorio para aliviar las rodillas en poco tiempo consiste en preparar compresas con infusión de salvia.

Esta planta ayuda a reactivar la circulación en la zona afectada y, de paso, promueve la expulsión del líquido retenido.

Ingredientes.

  • 3 cucharadas de salvia (30 gramos)
  • 1 taza de agua (250 ml.)

Preparación.

  • Agrega las cucharadas de salvia en una taza de agua hirviendo y, una vez obtengas una infusión, sumerge un paño limpio en el líquido.
  • Aplícalo sobre la rodilla afectada y deja que actúe 20 minutos.
  • Repite su aplicación cada noche antes de ir a dormir.

¿Notas tus rodillas inflamadas? Elige cualquiera de los remedios citados y hazle frente a sus síntomas con la ayuda de ingredientes naturales.

Sin embargo, si no notas una mejoría rápidamente, consulta al médico.

¡No olvides COMPARTIR este artículo para que tus amigos también descubran todos los beneficios de los remedios antiinflamatorios para eliminar el líquido en las rodillas!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: