Saltar al contenido

Los Más Eficaces antibióticos naturales.


Los Más Eficaces antibióticos naturales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no completar el tratamiento o tomar antibióticos aun si no son necesarios, permitiría a las bacterias evolcionar y desarrollar resistencia a las drogas, dificultando su tratamiento. A este paso, cada vez habría menos medicamentos efectivos para combatir infecciones, incluso las más comunes.

Una forma natural de curarse.

Cada vez son más los médicos que restringen el uso de antibióticos. Y aunque muchos no lo saben, la naturaleza tiene todo un arsenal de plantas que pueden ayudarte a combatir bacterias, e incluso, curar infecciones leves. La ventaja es que, la mayoría, no tiene efectos secundarios. ¡Conócelos!

Presta atención que esto te puede interesar

Acacia.

La acacia sería útil contra infecciones en la piel, infecciones urinarias y para desinfectar heridas. Y esto se debería a que “El extracto de acacia tendría un efecto antibiótico de amplio espectro, gracias a sus alcaloides”, asegura la Dra. Norma Cudmani, del Hospital Dr. Nicolaás Avellaneda, en Argentina.

Aloe.

La Dra. Asma Bashir, del Stem Cell Research Center en Pakistán, encontró que el aloe ayudaría a tratar problemas de la piel, como acné, forúnculos e infecciones por bacterias y hongos. “El gel del aloe contendría cerca de 70 activos, entre antiinflamatorios, antibacteriales y antimicóticos”, concluye.

 

Equinacea.

Según el Dr. Lawrence Wilson, del Instituto Tecnológico de Massachisetts, “La equinacea, ya sea en extracto o en infusión, sería una gran aliada para combatir diversas infecciones, pues contendría activos que atacarían tanto bacterias como virus, al mismo tiempo que fortalecería el sistema inmune”.

mimosa on white wooden background

Eucalipto.

El aceite de eucalipto sería efectivo para tratar diversas infecciones en las vías respiratorias. La Dra. Angela Sadlon, de la Clínica Tahoma en Seattle, explica que “Este aceite es rico en cineol, sustancia con propiedades antibióticas y antivirales de amplio espectro, además de ser analgésico e inmunoestimulante”.

Ajo.

Esta planta es rica en alicina, además de contener otros 70 compuestos con propiedades antimicrobianas. “El ajo sería tan efectivos como un antibiótico de amplio espectro, y puede comerse o aplicarse sobre la piel para tratar diversos tipos de infecciones”, asegura el Dr. Serge Ankri, del Instituto Weizmann de Ciencias en Israel.

Jengibre.

Consumir jengibre en infusión o en los alimentos ayudaría a combatir infecciones orales, estomacales e intestinales. Para la Dra. Miri Park, del Instituto Koreano de Biociencia y Biotecnología, “El jengibre es rico en gingerol, que tendría poderosos efectos antibacteriales y antimicóticos, y que además fortalecería el sistema inmune”.

Sello de oro.

Esta planta es rica en berberina, una sustancia capaz de combatir bacterias, virus y hongos. “Si se toma como infusión, ayudaría a combatir infecciones urinarias, y también puede utilizarse como tintura o jarabe contra infecciones en la garganta o en la piel”, explica la Dra. Pina LoGiudice, directora de la Clínica Inner Source.

Ventajas de los antibióticos herbales.

“Los antibióticos químicos poseen sólo una o pocas sustancias activas, mientras que las plantas poseen muchas”, explica el Dr. Stephen Buhner, autor de “Antibióticos herbales, alternativas para tratar bacterias resistentes”, “gracias a esto, los antibióticos naturales serían muy efectivos sin generar resistencia en las bacterias”.

Miel.

“La miel sería útil en el tratamiento de infecciones”, asegura el Dr. Sebastian Zaat, del Academic Medical Center en Amsterdam, “Esto gracias a una proteína llamada denfensina, la cual combatiría bacterias, hongos y virus”. La miel puede tomarse para tratar infecciones en la garganta, o aplicarse en la piel.

Regaliz.

Según un estudio del Journal of Natural Products, la raíz de regaliz contendría sustancias capaces de aniquilar las principales bacterias causantes de caries y problemas en las encías. “El extracto de regaliz sería de gran ayuda para mantener dientes y encías saludables, tanto en niños como en adultos”, asegura el Dr. Stefan Gafner, de la Sociedad Americana de Química.

¡Detén la evolución de las bacterias!

“Usando adecuadamente los antibióticos, podremos evitar que surjan más bacterias resistentes”, asegura el Dr. Buhner. “Para ello, hay que tomarlos sólo cuando sea necesario, y hacerlo hasta completar el tratamiento. También sería útil optar por antibióticos herbales en caso de infecciones ligeras para no recurrir a las drogas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: