¿Los beneficios de la lactancia Materna ?

Amamantar: beneficios para el bebé y para la mamá. ¡Hasta protege contra el cáncer!

La lactancia les ofreces muchos beneficios tanto al bebé como a la mamá. Un estudio reciente encontró que dar de mamar les proporciona protección contra el cáncer a las mujeres que han recibido tratamientos para vencer varios tipos de cáncer durante su infancia. En este artículo te contamos más detalles sobre este hallazgo y otros beneficios que ofrece la lactancia y la leche materna.

La leche materna no sólo les proporciona nutrientes esenciales y anticuerpos contra enfermedades a los bebés. Como mencionamos anteriormente, las ventajas de amamantar no son sólo para los recién nacidos. Las mamás también pueden beneficiarse al dar de mamar o dar pecho.

Se estima que el 80% de los niños y los adolescentes que reciben terapias modernas contra el cáncer hoy en día, sobreviven. Esto es maravilloso, pero con la longevidad,
aumenta el número de personas que deberán enfrentar nuevos retos en el futuro en cuanto a su salud. Entre otras cosas, estos pueden deberse a los efectos secundarios del tratamiento o, tratamientos que han recibido, como: problemas en su desarrollo (más común en el caso de los niños y los adolescentes), problemas en el funcionamiento de algún órgano, dificultades con su sistema reproductivo y, a veces, el desarrollo de algún otro tipo de cáncer o recurrencias.

Otros beneficios que obtienen las mujeres al amamantar son:

  1. Fortalecer el vínculo con su hijo
  2. Perder peso más fácilmente.
  3. Tener menos probabilidades de tener períodos menstruales durante el tiempo en que estén amamantando.
  4. Estimular la contracción del útero y ayudar a que regrese más rápidamente a su tamaño normal, debido a que
  5. al amamantar se libera una hormona llamada oxitocina que produce este efecto.
  6. Disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama (del seno), algunos tipos de cáncer del ovario y la
  7. osteoporosis.

Ahorrar tiempo y dinero en la alimentación, la preparación de la leche y la limpieza y la preparación de los biberones para el bebé. (La leche materna está siempre disponible y a la temperatura correcta).
La decisión de darle leche materna a tu bebé es tuya. En general, a menos que se presenten algunos problemas de salud como: infecciones por V,I,H (el Virus de Inmunodeficiencia Humana), herpes, tuberculosis u otras complicaciones, se recomienda que las mujeres les den de mamar a sus niños, ya que la leche materna es la alimentación ideal durante el primer año de vida y el hecho de recibirla, aunque sea por poco tiempo, le proporciona beneficios muy importantes al bebé para su crecimiento y su desarrollo inmediato y a futuro.

amamantamiento_mirada

La leche materna es la mejor fuente de nutrición durante los primeros 6 meses de vida ya que contiene las cantidades apropiadas de carbohidratos (azúcares), proteínas y grasa, y proporciona las proteínas digestivas, los minerales, las vitaminas y las hormonas que los bebés necesitan. Además, contiene anticuerpos que le pasa la madre que le pueden ayudar al bebé a no contraer varias infecciones serias en lo que él o ella está listo(a) para formar sus anticuerpos propios.

En síntesis, los bebés amamantados por la madre tienen menos probabilidades de tener:

  1. Alergias infantiles, sibilancias, neumonía y bronquiolitis
  2. Infecciones del oído, estomacales y/o del intestino
  3. Gases, estreñimiento y diarrea
  4. Enfermedades de la piel
  5. Síndrome de muerte súbita del lactante (conocida como SIDS por sus siglas en inglés)
  6. Caries dental,
  7. Obesidad o problemas de peso
  8. Diabetes

A pesar de todo esto, a veces existen complicaciones en la mamá o en el bebé que dificultan esta posibilidad e impiden que la madre pueda darle leche materna a su hijo(a) o que el bebé pueda amamantar. En estos casos, no te sientas culpable, existen alternativas para que tu bebé pueda crecer saludable y tu pediatra puede guiarte.

Si pudieras darle a tu recién nacido una vacuna natural que lo proteja contra miles de males, ¿lo harías? Aunque la ciencia no ha podido producir el antídoto milagroso, la naturaleza tiene algo que se le acerca bastante: la lactancia materna.

La leche materna se ha ganado el título del “alimento ideal” porque tiene la composición justa para las diferentes etapas de desarrollo del bebé, pero también tiene beneficios para su sistema inmunológico y su salud a largo plazo (como prevención de la obesidad y mayor coeficiente intelectual).¡Y hasta la madre sale ganando! (10 beneficios de la lactancia materna para la madre).

Estos son las mayores ventajas que la leche materna trae a tu bebé:

Calostro. Las primeras gotitas de leche materna que recibe tu bebé juegan un papel muy importante en su desarrollo y el de su sistema inmunológico.

Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta se llama calostro, y es rica en nutrimentos y anticuerpos que tu bebé necesita justo después de nacer.

El calostro contiene una sustancia llamada hemoglobina A secretora, la cual forma una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta de tu bebé, precisamente las partes más susceptibles a virus, bacterias e infecciones. Aunque tu bebé recibe apenas unas gotitas, esa es la cantidad justa que puede consumir, pues al nacer la capacidad del estómago de tu bebé es apenas siete mililitros (el tamaño de una canica grande).

Un beneficio adicional: la variedad de sabores que recibe el bebé en la leche materna lo prepara mejor para aceptar los diferentes sabores de la comida sólida.

Defensa contra riesgos en su medio ambiente. La leche materna contiene anticuerpos que le ayudan a tu bebé a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones. Pero aún más importante, debido a que provienen de la madre, los anticuerpos que se transmiten son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que tu bebé está expuesto en su medio ambiente. Ninguna fórmula podría brindar este beneficio personalizado. Por eso –y con mucha más razón– si estás enferma con un virus leve, debes amamantar a tu bebé, pues lejos de contagiarlo le transmites las defensas que tu cuerpo ha creado para combatirlo (a menos que tu médico lo contraindique, por supuesto).

Bebés más saludables. Los bebés que se alimentan con leche materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído, enfermedades respiratorias (incluyendo asma), y molestias digestivas e intestinales. En general, los bebés que toman leche materna también tienen menos visitas al médico y hospitalizaciones. El estudio “Los riesgos para madres y bebés al no dar de mamar”, asegura que la probabilidad de padecer infecciones en el oído es doble para los niños que se alimentan solo con fórmula. Estos pequeños también tienen un riesgo 2,8 veces mayor de padecer infecciones gastrointestinales. Y aún cuando los bebés amamantados se enferman, sus condiciones son menos severas y mejoran con más rapidez.

Esta, es Mi Moraleja, estos beneficios como dejarlos pasar, tu niño lo necesita y Usted tambien, pues Vamos a amamantar nuestros niños Si les gusto el video.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: