Saltar al contenido

Las Mejores Mascarillas para el Cabello Reseco.


Utiliza estas mascarillas antes de lavar tu cabello con tu champú habitual y procura espaciar el uso del secador para no estropear el pelo.

Se trata de uno de los problemas más habituales debido al poco cuidado que le brindamos al pelo o también por el exceso de productos que lo terminan dañando. Conoce en el siguiente artículo las mejores mascarillas para el cabello seco.

Presta atención que esto te puede interesar.

Seguramente encontrarás en las tiendas cientos de tratamientos para el cabello reseco, pero suelen ser muy costosos y, además, el efecto se “pierde” una vez que lo suspendemos o dejamos de usar. El cabello seco vuelve a aparecer y se convierte en una especie de “círculo vicioso” donde solo se ve lindo mientras estamos utilizando ese producto.

Si estás cansada de gastar mucho dinero en tratamientos que solo sirven durante algunos días o semanas, si deseas encontrar el mejor tratamiento para el cabello  reseco o si quieres probar con opciones naturales echa un vistazo y prueba las siguientes recetas de mascarillas para el cabello reseco.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Los ingredientes en todos los casos son muy simples de hallar y las mezclas se consiguen en minutos. Recuerda cumplir al pie de la letra las indicaciones y las dosis o repeticiones. Aplicando estas mascarillas en tu cabello regularmente y utilizando un champú y un acondicionador natural podrás lograr una cabellera más sedosa y suave.

Las mejores recetas de mascarillas para el cabello reseco.

Miel y aceite de oliva.

Precisarás media taza de miel y tres cucharadas de aceite de oliva. Coloca todo en un recipiente y mezcla bien hasta que quede una pasta homogénea.

Aplica sobre todo el largo del cabello, comenzando por el cuero cabelludo y llevando hasta las puntas. Cada mechón debe estar bien cubierto. Ponte una gorra de ducha o una bolsa plástica. Deja reposar por media hora. Enjuaga con agua tibia y lava como siempre.

Aguacate.

Pela un aguacate y quítale su pulpa, coloca en un recipiente y vierte una cucharada de aceite de oliva y una yema de huevo. Bate todo muy bien hasta que se forme una mezcla homogénea (te puedes ayudar con la batidora o la licuadora).

Aplica esa pasta en tu cabello, sobre todo en las puntas. Deja algunos minutos y luego quita la mascarilla con abundante agua. Después lava tu cabeza como de costumbre.

Aceite de oliva y huevo.

Bate en un recipiente pequeño un huevo y luego añade una cucharada pequeña de aceite de oliva y dos cucharadas de mayonesa.

Aplica sobre el cabello y deja que actúe unos quince minutos como mínimo y media hora como máximo. Pasado este tiempo aclara con abundante agua y lávalo con tu champú habitual.

Aceite de coco y aceite de ricino.

Precisas una cucharadita de aceite de coco y dos de aceite de ricino, que debes mezclar en un recipiente pequeño y llevar al fuego, calentando lentamente. También lo puedes colocar unos segundos en el microondas.

Cuando esté a una temperatura “aceptable”, aplica en el cuero cabelludo dando masajes. Envuelve tu cabello con una toalla caliente y deja que pasen 15 minutos para luego lavar tu pelo con el champú de todos los días.

No olvides leer: Aceite de ricino y sus maravillosos beneficios para la piel y el cabello.

Aceite de almendras.

Las almendras son un producto muy utilizado en los tratamientos de belleza, ya sea el pelo, las uñas o la piel. En este caso, debes colocar algunas gotas de su aceite en un recipiente y calentarlo apenas unos segundos en el microondas. Aplica en las puntas del pelo y espera 20 minutos antes de lavar como de costumbre.

Aloe vera.

Es una de las mascarillas para el cabello seco más sencillas de hacer. Precisarás al menos dos tallos de aloe vera o sábila, los cuales cortas de forma longitudinal para poder extraer toda su pulpa. Coloca en un recipiente y añade tres cucharadas de tu acondicionador habitual.

Licúa durante cinco minutos y aplica en el cuero cabelludo mediante masajes circulares. Coloca una gorra de plástico y deja que actúe unos 30 minutos. Retira con abundante agua y lava con champú.

Fresas, miel y aceite de oliva.

En el vaso de la licuadora coloca 20 fresas medianas, dos cucharadas de miel y dos cucharadas de aceite de oliva. Mezcla durante 10 minutos y aplica en el cuero cabelludo solamente y deja que actúe por media hora. Retira con agua templada y lava como siempre.

Miel y Plátano o banana.

Es muy fácil de hacer y seguramente tendrás estos dos ingredientes en tu casa. Machaca el plátano y mézclalo con tres cucharadas de miel. Puedes añadir unas gotas de aceite de almendras.

Coloca en tu cabello por 30 minutos y luego enjuaga completamente. El último paso es lavar como siempre y no usar secador.

Yogur y huevo.

Necesitas seis cucharadas de yogur natural sin sabor y una clara de huevo a punto nieve. Bate la clara hasta que adquiera una buena consistencia y luego mezcla con el yogur.

Aplica en el pelo y deja de 15 a 30 minutos. Enjuaga y lava tu cabellera con el champú y acondicionador usuales.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: