Saltar al contenido

Las Mejores Hierbas aromáticas con poderes medicinales.

Las Mejores Hierbas aromáticas. Muchas plantas que usas para darle sabor a las comidas, son las mismas que pueden ayudarte a prevenir enfermedades o combatir dolores. Conoce las propiedades de esas hierbas que te encanta saborear y que pueden ser tus aliadas en el cuidado de la salud.


Presta atención que esto te puede interesar

Orégano.

Amado en la cocina y como remedio casero, es mundialmente famoso. Entre sus propiedades se destacan su poder antioxidante, antimicrobiano y antiséptico; también se lo considera tónico y digestivo. El té se usa para combatir la tos y se cree es eficaz contra la diabetes.

Cilantro.

Conocido según el lugar como perejil chino o coriandro, es una planta que crece en Asia y América, donde se utiliza mucho. Las hojas y los tallos, de sabor muy particular, poseen propiedades tranquilizantes y se usan para aliviar males estomacales e intestinales como el dolor y la inflamación.

Salvia.

Es una hierba fuerte, áspera y seca, aunque con gran fragancia. Fue usada durante siglos como una especia en la cocina y como un remedio tradicional para la ronquera, la tos, y las bocas y gargantas doloridas, según el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Hierba milenaria.

También se usa para combatir la inflamación, la indigestión, la sudoración excesiva, mejorar el estado de ánimo y fortalecer la memoria. En la antigüedad, se pensaba que podía prolongar la vida. En Grecia, utilizaban salvia para detener el sangrado de las heridas y limpiar llagas y úlceras.

Romero.

Con éste se fabrica un alcohol que calma el cansancio. También se hacen infusiones con sus hojas, que son sedativas y diuréticas. Se cree que protege el hígado de las grasas, fortalece los bronquios y las vías respiratorias, y es eficaz contra los reumatismos, agotamientos, astenia y vértigos.

Albahaca.

Tiene hojas grandes y tiernas que huelen suavemente. Además de ser muy apreciada por su sabor en la cocina mediterránea, se cree que estimula el apetito, es tranquilizante, y alivia las dolencias como las flatulencias y la gastritis. En forma de té, también se usa para combatir los resfriados.

Menta.

Las hojas y el aceite se emplean para hacer medicamentos. Es muy utilizada para aliviar el resfriado común, la tos, inflamación de boca y garganta, las infecciones de los senos nasales y respiratorios, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

Muy curativa.

La menta es una de las hierbas más valoradas como remedio casero. En forma de té, combate los problemas de digestión, las molestias menstruales, y del hígado y la vesícula. Calma los dolores de cabeza, musculares, de muelas, la inflamación de la boca, y las molestias en las articulaciones.

Perejil.

Su uso para saborizar platos es universal. A su sabor que no distingue paladares, le suma su riqueza de vitamina A, mayor a cualquier otro vegetal, y en menor medida, su dosis de vitamina C. Es digestivo, tónico, antianémico y diurético. También es un buen antiséptico de la sangre y del intestino.

Estragón.

Da un sabor delicado a platos con pollo, huevos y pescado. Es conocido por su poder diurético y estimulante de la digestión. Se cree que regula los períodos menstruales, alivia los dolores artríticos y previene los accidentes vasculares.

Comino.

Cuida la boca y el sistema digestivo en general. Los romanos lo consumían después de las comidas para limpiar los dientes y aliviar el estómago. Las propiedades más conocidas de esta especie son las de favorecer la digestión y combatir la H Pylori, la bacteria causante de úlceras y gastritis.

Eficaz digestivo.

Además de reducir la inflamación intestinal y aliviar los dolores de estómago, el comino favorece la expulsión de flatulencias. Y también se usa como relajante, diurético y para tratar la diarrea, la diabetes, los parásitos y mejorar la función hormonal. Tiene un aroma fuerte y dulzón.

Apio.

Además de ser muy preciado en la cocina, tiene varias propiedades curativas. Es un buen calmante natural y ayuda a absorber los minerales de los alimentos. Se usa para aliviar la acidez y eliminar la colitis y la inflamación, siendo en general, muy buen digestivo.

Diurético y depurador.

Ayuda al cuerpo a deshacerse de impurezas por su poder diurético. Es regenerador sanguíneo, mejora la memoria y en uso externo, actúa como cicatrizante. Varios estudios hallaron que las semillas reducen el contenido de glucosa en la sangre y complementan el tratamiento de la diabetes.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: