Las castañas Para Proteger El Sistema Nervioso

La Castaña.

La castaña es el fruto del castaño (Castanea sativa), árbol de la familia de las fagaceae, nativo de climas templados del hemisferio norte. El fruto es una cápsula subglobosa muy espinosa (zurrón), dehiscente por 4 valvas, que mide entre 5-11 cm de diámetro y que contiene usualmente 2-3 aquenios que son las castañas propiamente dicho.

Los aquenios, aunque se puede también interpretar como una “nuez”, en el sentido botánico del término, miden unos 2-4cm; tienen forma abombada hacia el exterior y la cara interior plana (cuando hay más de 2, ambos lados de los centrales adoptan una forma aplanada). La base, convexa o planoconvexa, de cada uno presenta una ancha cicatriz (Hilo) grisácea que corresponde a su fijación en la cúpula exterior, y el ápice, algo agudo y eventualmente peludo, conserva restos del estilo y sus estigmas

Las castañas se pueden comer crudas, hervidas, asadas o dulces. En Francia es común vender un dulce de castaña. Una forma sencilla de asarlas es realizar un pequeño corte en cada castaña y calentarlas en un contenedor metálico a 400 ºC durante 10 ó 15 minutos. El propósito del corte es evitar que estallen durante el proceso de asado.

Otro uso importante de las castañas es la harina, con ella se puede preparar pan (pan de castañas), pasteles y pasta. En Córcega, por ejemplo, es la base de a polenta (o a polenda) -que no hay que confundir con la polenta en su sentido italiano, que es una sémola de maíz-, una gacha de harina de castaña con agua, que fue, entre otros, el desayuno tradicional desde tiempos inmemoriales, y que aún es usada acompañada de queso fresco de cabra, de figatellu (una salchicha de hígado de cerdo) o de costillas de cerdo.

Las recetas gastronómicas de castañas están saliendo a relucir últimamente con la recuperación de recetas tradicionales, especialmente en Italia.

 

Beneficios para la Salud.

 La Castaña es un fruto seco extremadamente beneficioso para la salud. Es un alimento muy recomendable para deportistas, niños, estudiantes o para cuando el cuerpo se encuentra en estados de anemia, desnutrición o cansancio. Entre su larga lista de beneficios están.

Colabora en la obtención de una piel más sana y saludable.

Su ingesta contribuye a la salud del pecho y de los ojos.

Debido a su alto contenido en vitamina B y fósforo, se convierte en un alimento ideal para proteger el SN (sistema nervioso).

Mantiene los huesos fuertes y los dientes sanos gracias al fósforo que tiene.

También contiene triptófano, un aminoácido esencial que combate el insomnio.

Está recomendada para trastornos renales por su contenido en potasio.

Favorece la digestión por su alto contenido en fibras.

Ayuda con la hipertensión, los problemas degenerativos y cardiovasculares.

Fomenta la memoria.

Es rica en sustancias que contrarrestan el exceso de ácido en la sangre con lo que facilita su eliminación a través de la orina.

Como conseguirlas?

Las castañas se pueden encontrar en el mercado desde principios de otoño hasta finales de invierno. Al comprarlas, es importante tener en cuenta el estado de la piel, que debe ser brillante. Para conservarlas en casa, se aconseja guardarlas en un lugar fresco y seco. No hay que almacenarlas dentro de bolsas de plástico ya que pueden enmohecerse. Tanto crudas como asadas, se conservan en el congelador durante unos seis meses. –

 Contraindicaciones:

Debe remarcarse que las castañas deben consumirse con moderación ya que sus hidratos de carbono pueden ser difíciles de digerir y más aún si se las consume crudas.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: