Saltar al contenido

La vid de dios del trueno, poderosos beneficios pero a un precio muy alto

“La vid de dios del trueno” trata el cáncer y el dolor en las coyunturas, pero a un precio muy alto

Usualmente la medicina moderna subestima el valor que tienen las plantas para curar enfermedades, pero una planta tradicional china como lo es La vid de dios del trueno (lei gong teng) es una historia diferente. Por décadas, los investigadores han examinando esta planta con la esperanza de convertirla en una medicina que cure el sida, psoriasis, el cáncer, entre otras.

Para los herboristas tradicionales y los productores de medicamentos modernos, el obstáculo más grande es la naturaleza altamente venenosa de la planta. La vid de dios del trueno tiene otro nombre qi bu si, que significa “siete pasos hacia la muerte”.

Uso tradicional. La vid de dios del trueno es nativa de China, Burma, Japón y otros países del este de Asia. Se usó al menos durante 400 años para curar dolores en las coyunturas, inflamaciones y problemas con la piel. Todavía se la sigue usando mucho en China para tratar la artritis y las enfermedades autoinmunes que usualmente se tratan con medicinas corticosteroides como la prednisona, sin impactar las glándulas suprarrenales.

Sin embargo, no encontrará esta planta en las tiendas de alimentos naturales en Estados Unidos. En las escuelas de acupuntura en EE.UU, los estudiantes aprenden sobre docenas de plantas tradicionales, pero rara vez -o nunca- les enseñan de la vid de dios del trueno. Hay muchas otras plantas chinas que se usan para tratar la artritis, las inflamaciones y problemas autoinmunes, pero estas no tienen el mismo efecto que la vid de dios del trueno.

Las virtudes medicinales de la vid de dios del trueno tienen su precio. Toda la planta es extremadamente tóxica. Sus partes aéreas ( hojas, tallos y flores) son muy venenosas como para considerarlas medicina. Hubo niños con inflamación del riñón por consumir miel hecha por abejas que tomaron néctar de su flor.

La medicina solo usa la raíz -que tiene poca concentración de neurotoxina de la planta- pero tiene que pasar por muchos procedimientos para poder ingerirse sin ningún peligro. En la preparación tradicional, la raíz se despoja de su corteza venenosa, se guarda por meses y luego se hierve por horas para reducir sus agentes tóxicos.

Investigación moderna.

A pesar de su veneno, los investigadores modernos creen que la planta tiene un potencial real como poderosa medicina. Ensayos preliminares con la vid de dios del trueno revela composiciones en la planta que potencialmente podría tratar enfermedades que son difíciles de curar. Por ejemplo, en este momento está bajo pruebas y experimentos clínicos para el tratamiento del sida en el instituto nacional de salud.

La planta tiene una acción inmunosupresora que se usó para tratar enfermedades autoinmunes (como el lupus y múltiples esclerosis) y en trasplantes de órganos, donde el cuerpo está naturalmente más propenso a no adaptarse a un tejido ajeno.

Flor de la vid de dios del trueno. (Dominio publico)

  La evidencia más significativa de la vid de dios del trueno muestra ser muy efectiva al tratar dolores en las coyunturas. Un estudio mostró que un extracto de la hierba es más efectiva que el medicamento metotrexato al tratar la artritis reumática. Sin embargo, la mayoría de las personas vieron una mejoría cuando usaron ambos, la planta y el medicamento juntos.

Desafortunadamente, los experimentos con la vid de dios del trueno han demostrado que su aplicación produce efectos secundarios, como dolores abdominales, diarrea, pérdida del cabello y convulsiones. Algunas reacciones pueden ser muy serias. En un estudio que busca la eficiencia de la planta en tratar psoriasis, algunos han experimentado fallas agudas en los riñones y  represión de las células inmunes en la médula ósea. Hay algunas reacciones a la hierba con dosis razonables por un periodo de tiempo corto. Se sabe que las dosis altas pueden causar un coma o la muerte también.

Algunos investigadores también han considerado los efectos secundarios como posibles vías para el tratamiento. En los años 80, los investigadores exploraron la vid de dios del trueno como un anticonceptivo porque las mujeres que lo consumían por un largo periodo de tiempo no tenían más la menstruación y los hombres mostraron una reducción en el esperma. Sin embargo, con métodos anticonceptivos más efectivos disponibles es controversial para este uso.

Cáncer

En los estudios con animales, demostró una mejor promesa de tratar varias formas de cáncer, pero todavía quedan varios obstáculos.

Por años, los investigadores en La universidad John Hopkins en la escuela de medicina han enfocado su atención en una parte de la vid de dios del trueno conocida como triptolide. Encontraron que detiene y lucha contra el crecimiento de células cancerígenas en las células que crecían en los laboratorios o en animales con cáncer. Sin embargo, fracasó en pacientes porque destruía los tejidos saludables así como las células del tumor y tampoco se podía mezclar con agua o sangre.

El estudio más reciente del grupo combinó el triptolide con la glucosa -una combinación que potencialmente serviría porque demostró signos de resolver el problema previo con este medicamento. Un resumen de la investigación fue publicado en la revista Angewandte Chemie y por medio del internet el 30 de agosto del 2016. Este descubrimiento fue un paso adelante, pero no la solución para el problema.

“Tenemos mucho camino que recorrer antes de que podamos poner a prueba este derivado del triptolide en los humanos y pensamos que ajustes adicionales podrían mejorarlo muchísimo más, pero afortunadamente tiene la clave de las características que hemos estado buscando. Es algo que se disuelve con el agua y prefiere las células cancerígenas en vez de las células saludables”, dijo el Dr. Jun O. Liu, profesor farmaceuta y de ciencias moleculares en La universidad John Hopkins en la escuela de medicina en su declaración.

Aunque el extracto de la vid de dios del trueno está disponible en internet y también en algunas tiendas asiáticas, esta planta debe ser usada con mucha cautela. Es mejor que sea administrada por un médico profesional que tenga experiencia en usarla clínicamente. Los expertos sugieren que las personas que estén tomando la vid del trueno de dios, mantengan un monitoreo de sus riñones para evitar algún problema en el transcurso de tratamiento.

Prueban un fármaco eficaz.

Un derivado de un producto de la medicina tradicional china demuestra ser eficaz en modelos animales de cáncer de páncreas.

Un nuevo fármaco desarrollado a partir de triptolide, un producto natural de una planta con una larga historia de uso en medicina tradicional china, donde se conoce como lei gong teng o «liana del dios del trueno» parece ser eficaz en el cáncer de páncreas.

El fármaco, según una investigación que se publica en Science of Translational Medicine, podría ser un prometedor tratamiento prometedor para pacientes con cáncer de páncreas, para quienes tienen hay pocas alternativas terapéuticas.

Algunos trabajos previos había demostrado que el tripolide tiene la capacidad de inhibir una proteína llamada HSP70, la cual protege a las células de su muerte. Y los científicos piensan que es posible que las células del cáncer pancreático alberguen demasiadas cantidades de esta proteína protectora.

Atacar las células

Ahora, el equipo de la Universidad Minnesotta (EE.UU.) coordinado por Rohit Chugh ha descubierto que el triptolide puede reducir los niveles de HPSP70 en células y, por consiguiente, reducir el cáncer en ratones. Desafortunadamente, el tripolide no es soluble en agua y no funciona muy bien en el cuerpo.

Por eso, los investigadores modificaron el compuesto, y el nuevo fármaco resultante, minnelide -nombrado en honor de Minnesota, el estado en el que fue desarrollado se dirige de una forma más efectiva a las células pancreáticas. A continuación probaron miel fármaco en un puñado de modelos experimentales incluyendo líneas de células y en ratones con tumores pancreáticos humanos trasplantados y descubrieron, en todos los casos, que el fármaco era extremadamente bueno en cuanto a la eliminación de las células tumorales y en reducir los tumores. Los investigadores ahora planean llevar a cabo estudios de toxicidad en animales más grandes, antes de llevar minnelide a ensayos clínicos.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: