LA TÉCNICA VS EL PESO, CUÁL ES MÁS IMPORTANTE??

LA TÉCNICA VS. EL PESO, CUÁL ES MÁS IMPORTANTE?

Uno de las situaciones que se presentan con mayor frecuencia en los gimnasios es la falta de técnica en la ejecución de los ejercicios tanto en gente sin experiencia como en los más avanzados. En lugar de concentrarse en ejecutar de manera correcta cada repetición llevando al máximo la contracción muscular, le dan prioridad al peso cargado pensando que lograrán un cuerpo musculoso y estético mientras más peso carguen. Esto no sólo no logrará se objetivo, sino que puede resultar perjudicial para el cuerpo.

El mejor ejemplo de que cargar más peso no mejorará tu físico lo podemos ver en los levantadores de pesas olímpicos y en los famosos torneos de “El Hombre más Fuerte del Mundo”, sujetos con una extraordinaria fuerza pero con un cuerpo muy lejos de ser estético. Su entrenamiento y alimentación están enfocados en desarrollar fuerza muscular para poder cargar el mayor peso posible. Pero si lo que buscas es un cuerpo musculoso y estético a la vez, la clave es hacer los ejercicios con una técnica correcta sin importar que la cantidad de peso cargado no sea extraordinaria, pero siempre estimulando al músculo con el esfuerzo que se realiza.

Para lograr adoptar esta mentalidad de “técnica sobre el peso”, te recomiendo seguir los siguientes pasos:

1.- Deja tu ego en la entrada.

Al gimnasio vas a competir contra ti mismo y nadie más, concéntrate en hacer de manera correcta cada repetición y no en que hay alguien que carga más peso que tú. Eventualmente tu fuerza aumentará siguiendo la técnica adecuada.

2.-Haz las repeticiones despacio y de manera controlada.

Lo más común al hacer las repeticiones es bajar el peso sin control y rápidamente, y levantarlo aprovechando el rebote o balanceando el cuerpo para ayudarse en la subida. Esto puede ser muy perjudicial para tus articulaciones además de ser poco efectivo para el crecimiento muscular del músculo que se pretende ejercitar, ya que se le está restando trabajo.

Las repeticiones deben realizarse a una velocidad tal que sientas que tienes control total del movimiento tanto en la parte excéntrica como en la concéntrica, y manteniendo contraído el músculo trabajado en todo momento.

3.-Disminuye el peso.

Si puedes cargar mucho peso con una buena técnica perfecto, sigue así, pero si cometes errores como los del punto anterior muy seguramente es porque el peso que estás cargando es mayor al que pudieras manejar si ejecutaras el ejercicio de manera correcta. Así que, la recomendación es que disminuyas el peso, de esta manera disminuirás el riesgo de lesionarte y podrás concentrarte al 100% en contraer el músculo al máximo, no solamente en cargar el peso.

Con un peso menor y la técnica correcta, cada repetición será más demandante. Te sorprenderás al ver que se te hace más difícil terminar las series de esta manera que como estabas acostumbrado y tal vez quieras regresar a tu antigua “técnica”, pero debes vencer tu ego y recordar que los resultados serán mucho mejores, y que la fuerza eventualmente llegará.

4.-Aprieta el músculo.

¿Quieres obtener una mayor y más estética masa muscular? Aprieta el músculo que estás trabajando cuando estés en el punto máximo de la contracción, es decir, a la mitad de cada repetición para evitar que el músculo descanse y lo puedas llevar al punto máximo de fatiga.

5.-Haz la serie sin descansar.

Es normal que queramos detenernos cuando estamos sintiendo dolor al estar haciendo una serie, algunas veces es más dolor del que pensamos que podemos aguantar. Es entonces cuando hacemos una pausa y descansamos de manera activa (sin soltar el peso) o de manera pasiva (soltando el peso) para descansar un poco, tomar algo de aire, esperar a que el dolor pase y retomar la serie para terminarla. Si queremos maximizar al aumento muscular, esto es lo peor que podemos hacer. Cuando se está sintiendo dolor durante una serie, es cuando se dan las mayores ganancias ya que es entonces cuando todas las fibras musculares del músculo ejercitado están trabajando para levantar el peso. Así que debemos hacer la serie sin descansar. Si por ahora no lo estás logrando, lo recomendable es bajar el peso para completarlas sin descansar.

6.- Pide a alguien que te observe y critique.

Con el tiempo, cualquiera puede adquirir malos hábitos al momento de hacer ejercicio sin darse cuenta. Alguien con experiencia que te observe de vez en cuando y señale las fallas que estás cometiendo es de gran ayuda para mantener tu técnica 100 %.

7.-Sigue una rutina personalizada a tus objetivos y capacidades

Con el auge del internet es fácil encontrar rutinas de fisiculturistas, de entusiastas del fitness con un cuerpo atlético y musculoso, recomendaciones de sitios especializados, etc., y nuestro primer impulso es hacer lo mismo que ellos para estar igual que ellos. Hay que recordar que esas rutinas son muy generales o están hechas precisamente para la gente que las está realizando, que tiene años de experiencia y dedicación al gimnasio, no significa que a ti te vayan a funcionar o que las puedas ejecutar sin problemas.

Cada persona tiene diferentes necesidades, recursos físicos, objetivos y experiencia. La rutina debe ser adecuada a cada persona si se desea maximizar los resultados  de manera segura y progresiva. El hacer la rutina de alguien más puede lesionarte y/o sobre-entrenarte, y por ende postergar aún más el tiempo para ver resultados.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: