Saltar al contenido

La Salvia, y Sus Grandes Poderes Medicinales.


La Salvia, y Sus Grandes Poderes Medicinales.

Hojas poderosas.

La salvia tiene una larga historia como especia y como hierba con propiedades curativas. Desde la antigua Roma hasta nuestros días, se utiliza para problemas digestivos, dolor de garganta, pérdida de memoria y depresión. Las hojas de salvia o sus extractos están disponibles como líquidos, aerosoles de garganta y tabletas.

Uso en la medicina antigua.

Muy popular como condimento y como remedio, la salvia o sage (en inglés) fue muy utilizada para combatir la infertilidad desde el antiguo Egipto. En el imperio griego la empleaban para curar úlceras y heridas. Se puede conseguir en hojas secas, extractos líquidos, aerosoles y aceites esenciales.

Presta atención que esto te puede interesar.

 

¿Qué dice la ciencia?

Dos estudios científicos publicados encontraron que podría mejorar el estado de ánimo y el rendimiento mental, según el Instituto Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria (NIH). Los usos descriptos están basados en la tradición, teorías científicas sin suficientes ensayos e investigación limitada. No ha sido bien estudiada como tratamiento para el dolor de garganta y la evidencia científica de algunos beneficios aún es insuficiente.

Junto a otras hierbas.

Un remedio popular en Latinoamérica para problemas digestivos es: mezclar en partes iguales salvia, menta, melisa y poleo, y volcar 4 cucharadas del preparado en un litro de agua hirviendo. Dejar reposar 10 minutos antes de tomar; se pueden beber hasta 3 tazas diarias después de las comidas.

Sus propiedades.

Además de ayudar a curar muchas dolencias y ser conocida en todo el mundo, es agradable al paladar, de ahí que sea muy apreciada también en la cocina. Contiene aceite esencial, saponina, glucosa, vitamina B, vitamina C, principios amargos, estrógenos, bactericidas, enzimas y potasio.

Buen digestivo.

Tiene propiedades tonificantes para los males del estómago. Por eso, las abuelas han pasado a las madres el secreto de preparar un té con sus hojas y darlo a tomar en caso de diarreas e inflamaciones. Se cree que esas infusiones pueden aliviar los dolores causados por la gastritis e hígado inflamado.

Antiinflamatoria y estimulante.

Ayuda a controlar y atenuar las inflamaciones en general. Se la utiliza para aliviar la artritis y reuma. Además, activa la circulación de la sangre, y se la considera valiosa como remedio para la anemia y astenia. En algunos países latinoamericanos se hierve con vino blanco y se hace un jarabe.

Diurético.

Tiene el poder de regular el sistema urinario, por eso es recomendada para el tratamiento de la retención y de la cistitis. También actúa como equilibrante de la sudoración excesiva, y se cree que regula las secreciones salivares y lácteas, por lo que se debe administrar con cuidado en embarazadas.

Antioxidante.

Antiguamente se pensaba que la planta tenía el poder de alargar la vida. Más allá de esa creencia, se la tiene como un importante antioxidante: junto al orégano, tomillo y clavo de olor, está entre las hierbas aromáticas más eficaces para contrarrestar el envejecimiento celular.

Relajante natural.

También se utliliza en aromaterapia: el aceite esencial de la salvia silvestre (salvia sclarea, clary sage) se emplea para dar fragancia agradable a un ambiente y a la vez. Los indios americanos la han usado durante miles de años en rituales de purificación. Creían que quemar hojas secas de salvia en el hogar purificaba el ambiente y eliminaba la energía negativa.

Sistema nervioso.

Se cree que ciertas sustancias de la salvia -incluidas en algunos fármacos- son eficaces para tratar el Alzheimer y equilibrar el sistema nervioso, por eso se la utiliza para tratar a personas convalecientes o con agotamiento. También se le atribuye el poder de mejorar la memoria.

Cicatrizante.

Como cataplasma o loción de uso externo se utiliza para aliviar úlceras, cortadas, llagas, e infecciones cutáneas. La forma más común de aplicarla es hervir las hojas secas en agua (a razón de una cucharada por cada vaso de agua) y dejar reposar. Luego se aplica con paños sobre la lesión de la piel.

Menopausia.

Las mujeres menopáusicas pueden encontrar algo de alivio al beber té de salvia. Se cree que calma los sofocos y otros síntomas típicos de la deficiencia de estrógeno. La salvia está en la lista de los remedios naturales para la menopausia.

Mejora la memoria.

Los resultados de otro estudio clínico sugieren que un extracto de salvia mejoró el pensamiento y el aprendizaje en los adultos mayores con enfermedad de Alzheimer. Los estudios de laboratorio sugieren que los aceites esenciales de salvia pueden tener propiedades antimicrobianas.

Boca y garganta.

Famosa y popular por procurar alivio a la garganta; generalmente se hacen gárgaras con un té de sus hojas. También es muy eficaz como desinfectante bucal: refresca, previene la gingivitis y quienes tienen halitosis (mal aliento), frotan sus dientes con las hojas frescas de salvia y obtienen una suave fragancia.

¿Es segura la salvia?

Es considerada como segura por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y está aprobada para uso alimentario como condimento. Sin embargo, según los Institutos de Salud (NHI), el uso prolongado o tomar gran cantidad puede causar inquietud, vómitos, vértigo, taquicardia, temblores, convulsiones y daño renal.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: