Saltar al contenido

La Moringa es un Arbol que Provee Vida y Salud.

La moringa es un arbol fantastico con propiedades inigualables en sus hojas, flores y raices.

No por nada lo llaman el arbol de la eterna juventud. Descubre para que sirve la moringa, sus propiedades y beneficios, ademas de los usos comunes de esta increible planta medicinal.

La moringa tiene propiedades y beneficios que nos ayudan a cuidarnos de forma natural. Nos aporta aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Nutrientes que dotan a la moringa de acción antiinflamatoria, antidiabética, cardioprotectora o hipocolestemiante (ayuda a bajar el colesterol).

Presta atención que esto te puede interesar.

La moringa oleifera es originaria de la India. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dice que sus hojas son ricas en proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales, muy recomendables para mujeres embarazadas y lactantes, así como para niños pequeños.

Poderosos motivos para tomar moringa.

Toda la planta de moringa, incluyendo las hojas, el tallo, la raíz, las flores  y sus semillas se puede consumir, ya sea cocida, cruda o en té.

Las hojas secas contienen: 7 veces más vitamina C que la naranja, 17 veces más de calcio que la leche, 15 veces más potasio que las bananas, 25 veces la cantidad de hierro de las espinacas y 3 veces más hierro que las almendras.

Por sus múltiples propiedades a la moringa se le llama el árbol de la vida. Conoce  beneficios de esta planta.

 La moringa es cardioprotectora.

Además de todo lo mencionado anteriormente, podemos añadir que la moringa cuida de nuestro corazón y favorece que éste siga realizando sus funciones de manera óptima. La moringa estimula la circulación de la sangre, tiene un ligero efecto anticoagulante y podría prevenir enfermedades cardiovasculares, que hoy en día son la primera causa de mortalidad en todo el mundo.

Además se están llevando a cabo más estudios clínicos con la moringa y con algunos de sus componentes aislados que parecen ser muy prometedores, como por ejemplo su posible acción neuroprotectora. La moringa es una planta con inmenso potencial medicinal.

Artritis y otras dolencias de las articulaciones.

La moringa, al igual que la cúrcuma  y el jengibre, nos ayuda a reducir la inflamación gracias a algunos componentes como los ácidos fenólicos que tienen un efecto antiinflamatorio en el organismo. Además su contenido en magnesio, hierro, cobre, potasio o calcio nos ayudan a cuidar y fortalecer nuestro aparato locomotor para evitar dolencias en un futuro.

Contra el cáncer.

La moringa contiene compuestos bioactivos como el niazimicin, que protegen al organismo de contraer cáncer. Sus hojas contienen grandes propiedades antioxidantes que ayudan a reducir la formación de células cancerígenas.

Moringa y el sistema nervioso central.

La acción neuroprotectora de la moringa se sigue estudiando, pero en ensayos clínicos se ha podido observar cómo la moringa puede estimular la función cognitiva (como favorecer el aprendizaje y la memoria) y proteger el sistema nervioso central en casos de demencia. Incluso se ha podido observar que con dosis orales de moringa se ha atenuado la disfunción cerebral inducida por isquemia.

Antidiabética.

Existen pruebas científicas que demuestran que dos infusiones de moringa al día benefician a la reducción de los niveles de azúcar en la sangre, así como ayudan a regular el correcto funcionamiento del páncreas. El extracto en polvo de la hoja de la moringa es capaz de reducir la cantidad de azúcar en la sangre a solo tres horas de haberlo ingerido.

Propiedades antioxidantes.

Las semillas de moringa contienen bioactivos de compuestos fenólicos, como la quercetina y el kaempferol, que son los responsables de la actividad antioxidante.  También contiene gran cantidad de vitamina A, C, E, K, B, B1, B2, B3, B6, Alanita, Arginina y Beta-cartoeno.

Estimulante cardiaco y circulatorio.

Las hojas de la Moringa estimulan el sistema cardiaco y circulatorio del organismo. La raíz de la moringa contiene alcaloides que actúan como estimulante cardiaco a través del sistema nervioso.

Reduce el asma.

Los granos de semilla tienen muchas propiedades que se asemejan mucho a la efedrina, sustancia que se utiliza para el tratamiento del asma. La moringa relaja los bronquiolos y disminuye la gravedad de los síntomas del asma, mejorando las funciones respiratorias.

Protege el hígado.

Entre las acciones principales de esta planta medicinal podríamos resaltar su acción hepatoprotectora. Será de gran utilidad para las personas que deseen prevenir dolencias de hígado o que ya las tengan y quieran recuperar la salud en lo posible.

Efecto antiinflamatorio.

Otro efecto observado del efecto medicinal de la moringa es que tiene actividad antiinflamatoria, siendo de gran ayuda en aquellas condiciones médicas que están causadas por inflamación o que incluyen la inflamación como síntoma (como por ejemplo obesidad, artritis, traumatismos, etc.).

Curar heridas y proteger los tejidos.

Otra cualidad terapéutica que se ha observado del estudio clínico de la actividad medicinal de la moringa es que protege los tejidos de órganos tan importantes como el hígado, el corazón, los riñones, los testículos o los pulmones. Además la moringa es efectiva para estimular la curación de heridas y que tengan una buena cicatrización.

Para dolor de cabeza.

Las hojas se usan en la medicina tradicional india para reducir o eliminar el dolor de cabeza como jaqueca y migraña por su acción antiinflamatoria. Además favorece el descanso y facilita el sueño. En este caso se realiza un emplasto con las hojas y se coloca sobre la frente. También se toma la infusión de las hojas. Como la moringa también puede reducir la fiebre, resulta ser un remedio natural excelente para combatir el dolor de cabeza derivado de estados febriles.

Alteraciones del tiroides.

La moringa tiene potencial para ayudar a aliviar disfunciones relacionadas con el sistema endocrino, entre ellas, las alteraciones relacionadas con el funcionamiento de la glándula tiroides, ya sea por un aumento de su actividad (hipertiroidismo) o por una ralentización (hipotiroidismo)

Elimina los hongos.

El extracto de hoja de moringa es eficaz para controlar el crecimiento de los hongos en el organismo. Al contener gran cantidad de Pterygospermin, tiene una gran acción antifúngica.

Antimicrobiano.

Las hojas, semillas y flores de este árbol contienen grandes cantidades de Pterygospermin, que inhibe varias bacterias patógenas, tales como el Escherichiacoli, Staphylococcusaureus, E. coli, etc. La flor tiene propiedades para controlar ciertos parásitos.

Como debes de consumir la moringa.

La forma más práctica de consumir la moringa es a través de capsulas que ya vienen preparadas con la dosis diaria indicada, pero debes de estar segura(o) que compras una marca que garantice su pureza y los más finos métodos de secado para conservar todas sus vitaminas, minerales y propiedades. Adicionalmente debes preguntar si el producto que estas comprando es totalmente orgánico, ya que esto garantiza que no tenga químicos contaminantes que puedan hacer más daño que beneficio a tu cuerpo.

Contraindicaciones de la moringa.

Hay pocas consideraciones que deben tomarse en cuenta al usar esta fantástica planta para evitar efectos secundarios. Principalmente, debe evitarse ingerirla en ayunas puesto que actuará como un poderoso laxante. Al igual que las espinacas y las verduras de hoja oscura, la moringa adelgaza la sangre así que se debe evadir su consumo al utilizar medicamentos para adelgazar la sangre o durante el embarazo y la lactancia.

Y siempre es recomendable: adquirir la ayuda de un profesional de la salud antes de consumir alimentos con tantos efectos sobre el organismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: