Saltar al contenido

LA CASCARA DE LA SANDÍA Y LAS RAZONES DE POR QUE USTED NUNCA DEBE TIRARLA A LA BASURA.


LA CASCARA DE LA SANDÍA  Y LAS RAZONES DE POR QUE  USTED NUNCA DEBE TIRARLA A LA BASURA.

 Cuando piensas que la sandía es una fruta comestible, probablemente pienses en la porción interna que es dulce, jugosa y rosada. En contraste, la parte blanca exterior, conocida como la piel, se descarta usualmente con la cáscara verde de la fruta.

Mientras que puedes no conocer el uso de este ingrediente saludable, las culturas del sur de los Estados Unidos y el sur de Asia recogen los beneficios de la piel de la sandía en sus pickles, ensaladas y sus platos revueltos. Las cáscaras de la sandía son ricas en vitaminas como A, C, B6, zinc, potasio, y magnesio.

También usted puede encontrar grandes cantidades de licopeno en las cortezas. Para aquellos que no lo saben, el licopeno es un poderoso antioxidante que puede proteger su cuerpo de diferentes enfermedades. Los estudios han demostrado que casi el 95% del valor nutricional se encuentra en la corteza de la sandía. ¿Quiere esto decir que estábamos consumiendo la parte equivocada?. Parece que es así.

Presta atención que esto te puede interesar.

Las siguientes razones le dirá qué tiene que dejar de tirar las cáscaras de sandía.

Como decíamos, sus propiedades son muy numerosas. Te explicaremos aquí las más llamativas:

Favorece la circulación y cuida al corazón.

Contiene citrulina, un compuesto que se convierte en arginina, un aminoácido vital para el corazón, el sistema circulatorio que ayuda a que las arterias se mantengan forma y conserven su elasticidad, permitiendo que la sangre se transporte de mejor manera por todos nuestro organismo. A su vez sus nutrientes tienen la capacidad de regular la presión arterial.

Es antioxidante.

Gracias a su contenido de vitamina A, C y licopeno es una gran fuente de antioxidantes que ayuda a combatir los radicales libres que dañan las células ayudando a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro. La cáscara de sandía aplicada directamente sobre la piel ayuda a manterla limpia y acabar con las impurezas.

Promueve una pérdida de peso saludable.

Las cortezas son ricas en fibra. Esto significa que usted mantendrá su procedimiento de pérdida de peso saludable y lo más importante, que le impedirá comer en exceso. Además de eso, sus propiedades diuréticas tirarán el exceso de agua de su cuerpo.

Retrasa el envejecimiento.

La aparición de arrugas y el deterioro del organismo se produce por los radicales libres. Las mejores armas para luchar contra ellos son la vitamina A y C y el licopeno.

Todos ellos están presentes en la cáscara de sandía. Por tanto, funciona también como antioxidante.

Para conseguir este efecto tienes dos opciones: la aplicación directa sobre la piel o la ingesta de la misma. Si bien las dos son eficaces, la segunda es más potente.

Puedes incluir la parte blanca en un licuado o un jugo de fruta.

La cáscara de sandía ayuda a conciliar el sueño.

Para dormir, necesitas que tu cerebro tenga estables los niveles de serotonina. Sin embargo, el estrés y la vida acelerada que llevamos impide que se genere en la cantidad que debiera producirse.

La cáscara de sandía es rica en hidratos de carbono polisacáridos, que ayuda a la liberación de dicha sustancia.

Además, mejora la calidad del sueño, por lo que dormirás más horas seguidas. El descanso estará asegurado.

Es diurética.

Los compuestos de la cáscara de sandía ayudan a impedir la formación y acumulación de grasa en el organismo y favorecen la eliminación de la misma, así como de otros desechos que el cuerpo no necesita. También son ricas en fibra lo que favorece el sistema digestivo y brinda sensación de saciedad.

Aporta energía.

La cáscara de sandía sirve tanto para ayudar a conciliar el sueño y mejorar la calidad del descaso, como para aportar energía al organismo. Contiene vitamina B6, un nurtriente esencial para sintetizar el magnesio y la dopamina y mejorar la energía. Por eso si ya consumes licuados en el desayuno será una buena opción agregarle cáscara de sandía. Su citrulina también refuerza los beneficios del entrenamiento que éste es un aminoácido que necesitan los músculos después del ejercicio.

Regula la presión arterial.

Al eliminar el exceso de agua del sistema, las cáscaras de sandía estarán controlando su presión arterial. Los estudios demuestran que las cáscaras de sandía son extremadamente eficiente en la regulación de la presión arterial en los adultos.

Mejora su sistema urinario.

La corteza de la sandía previene las infecciones del tracto urinario y lo mantiene sano.

Contenido de citrulina.

La cáscara de la sandía contiene un compuesto conocido como citrulina, de acuerdo con un estudio publicado en junio de 2005 en el “Journal of Chromatography”. La citrulina tiene varios beneficios médicos. Evidencia en la edición de marzo de 2011 en el “Journal of the Science of Food and Agriculture” sugiere que la citrulina es la cáscara de la sandía tiene efectos antioxidantes que te protegen del daño de los radicales libres. Adicionalmente, la citrulina se convierte en arginina, un aminoácido vital para el corazón, el sistema circulatorio y el sistema inmune, dicen los investigadores del Texas A&M’s Fruit and Vegetable Improvement Center. Estos investigadores especulan que la cáscara de la sandía puede relajar los vasos sanguíneos y tienen un rol en el tratamiento de la disfunción eréctil.

 

IMPORTANTE:  recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: