Saltar al contenido

Increíble Descubrimiento Sobre Consumir Un Huevo Diario!

Increíble Descubrimiento Sobre Consumir Un Huevo Diario!

¿Es saludable comer huevo todos los días?

La mayoría de las personas en estado saludable pueden comer hasta siete huevos a la semana sin que esto aumente el riesgo de enfermedades del corazón, señaló el cardiólogo Francisco López-Jiménez en la página web de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Varios estudios han mostrado que la ingesta de un huevo al día puede inclusive llegar a prevenir algunos tipos de infartos, dijo el especialista.

De hecho, un estudio elaborado en 1999 por la Universidad de Harvard que analizó a 115.000 consumidores durante una década concluyó que comer un huevo diario no incidiría en el aumento del colesterol en la sangre.

 

A menudo se piensa que el huevo es la principal fuente de grasa en el desayuno, cuando en realidad deberíamos preocuparnos más por las grasas saturadas que están en componentes usuales de nuestro desayuno, como la tocineta y el queso.

Esta es la advertencia hecha por el sistema público de salud (NHS) de Inglaterra, que recomienda reducir el consumo de alimentos como salchichas, jamones, mantequilla y aceite, que tienen un mayor efecto sobre la cantidad de colesterol en la sangre que los huevos.

Poseen una gran cantidad de hierro, aminoácidos y antioxidantes. Eso sí, lo más recomendable es que los compres ecológicos porque son igual de ricos en valor nutricional, pero no contienen hormonas ni antibióticos.

Para que os hagáis una idea, nuestro cuerpo produce 11 ácidos grasos esenciales que son básicos para el su correcto funcionamiento y los huevos contienen 9 de ellos.

Concretamente, según los expertos, si el cuerpo carece de alguno de estos 9 ácidos grasos, se puede llegar a experimentar fatiga crónica, debilidad en el pelo, la piel y el sistema inmunitario, así como la pérdida de masa muscular.

Por el contrario, la ingesta habitual de huevos puede reportarnos un gran número de beneficios para nuestra salud:

Fortalecen en sistema inmunitario.

Uno o dos huevos al día ayudan a combatir infecciones, ya que el huevo es rico en selenio, que es extremadamente beneficioso para la salud y refuerza el sistema inmune. También ayuda a regular la hormona de la tiroides.

Reducen el estrés y alivian la ansiedad.

Contienen aminoácidos que promueven la salud mental y regulan la liberación de serotonina, que es un neurotransmisor responsable de la relajación, la calma y el buen humor.

Regulan los niveles de colesterol.

Un huevo tiene 200 ml. de colesterol, pero están muy lejos de ser malos para la salud, ya que son bajos en el llamado colesterol malo (LDL) y tienen un elevado nivel de colesterol bueno (HDL).

Mejoran la salud dental y ósea.

Son la mejor fuente de vitamina D junto con el sol. Esta vitamina es esencial para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes. Además, promueven la absorción del calcio, que es crucial para el metabolismo, la digestión y la salud del corazón.

Mejoran las funciones cognitivas.

Los huevos contienen colina, un compuesto que es beneficioso para la cognición. Según diversos estudios, la colina disminuye la probabilidad de padecer demencia o trastornos neurológicos como el Alzheimer.

Cuidan nuestra piel.

Se trata de un alimento que contiene un alto grado de vitaminas del complejo B, cruciales para la salud del pelo y la piel, así como para el correcto funcionamiento del hígado y los ojos. Además, los huevos son especialmente ricos en vitamina B2 y B12, y estudios han demostrado que las vitaminas del complejo B son esenciales para la salud cognitiva y del sistema nervioso.

Estimulan la pérdida de peso.

Los huevos producen una gran sensación de saciedad, por lo que son una perfecta solución para el desayuno. Ayudan a evitar los antojos, regular el apetito y disminuyen el riesgo de llevar a cabo excesos alimenticios. De acuerdo con varios estudios, la gente que ingiere huevos en el desayuno consume menos calorías durante el resto del día.

 

Protegen la salud de nuestros ojos

Los huevos incluyen dos antioxidantes, luteína y zeaxantina, que mejoran la visión y promueven la salud ocular. Además, disminuyen el riesgo de padecer cataratas o degeneración macular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: