El Hígado para prevenir la anemia.

El Hígado.

Es un órgano glandular, de forma aplanada, tamaño grande y color rojo oscuro, que interviene en la función digestiva, segrega la bilis, almacena sustancias nutrientes, elimina sustancias tóxicas y sintetiza enzimas, proteínas y glucosa. El hígado es el más voluminoso de los órganos y uno de los más importantes por su actividad metabólica.

El hígado animal, se considera dentro de las menudencias la más sabrosa y nutritiva aportando gran cantidad de vitamina A, del complejo de vitamina B, de proteínas y de hierro.

Ya que este alimento es un gran proveedor de hierro para el organismo nos detendremos un poco para detallar su importancia.

El hierro cumple una función de gran valor siendo considerado un nutriente esencial cuya deficiencia afecta a gran parte de la humanidad, siendo una de las causas más comunes de la anemia a nivel mundial.

Las dos terceras partes del total de hierro que tiene nuestro organismo se encuentra en la sangre formando parte de los glóbulos rojos.

En ellos, el hierro forma parte de un pigmento llamado hemoglobina que es el encargado de transportar el oxígeno desde los pulmones a todas las células del organismo.

Cuando esto no se cumple por una deficiencia de hierro la capacidad de transportar oxígeno de los pulmones a los tejidos se ve disminuida por falta de hemoglobina.

Esta falta de oxígeno en los tejidos se ve reflejada en la persona por un estado de desgano general, cansancio, dolores de cabeza, mareos, escaso apetito, etc.

En los músculos se cumple esta misma función de transportar oxígeno pero con otro pigmento que es la mioglobina y que también contiene hierro.

 

Comer hígado puede ser uno de los hábitos alimenticios más saludables que alguien puede tener. En 1934, tres médicos ganaban el Premio Nobel por haber descubierto que el hígado es bueno para tratar la anemia perniciosa. Pero las propiedades de la carne de hígado van más allá de esta, y hoy te contaremos cuáles son.

La carne de hígado, sea del animal que sea, permite en pequeñas porciones, con pocas calorías tener gran cantidad de nutrientes necesarios para nosotros: gran cantidad de proteínas, algo de vitamina C, seis de las vitaminas del grupo B, minerales esenciales -zinc, selenio, cobre, calcio-, omega-3 y omega-6.

El beneficio más conocido es ayudar a aquellas personas que padecen anemia, por sus altos niveles en hierro.

La vitamina A ayuda a mejorar el aspecto de la piel, es antioxidante, contribuye a la buena visión; aunque en grande cantidades puede ser peligrosamente tóxica.

Prevención del cáncer de colón.

Aumento de la actividad cerebral

Aumento de la producción de hemoglobina y, por ende, se obtiene más energía diaria.

El ácido fólico es importante para una correcta división celular del feto durante el embarazo.

Ayuda a los fisicoculturistas y otras personas que deseen desarrollar los músculos a hacerlo con mayor rapidez.

A diferencia de otras carnes, la de hígado es baja en grasa, por lo cual ayuda a las personas a perder peso.

El hígado de bacalao es utilizado para prevenir la artritis y otras enfermedades que afectan a las articulaciones.

 

 

 

 

Contraindicaciones.

Todos estos inconvenientes están referidos a un consumo excesivo de determinadas vitaminas o minerales que están en la carne de hígado, pero es extremadamente difícil cometer un exceso de esto mediante la ingesta de carne de hígado.

Toxicidad debido a la vitamina A, que puede complicar los embarazos.

Aumento del colesterol. La fábrica de colesterol en los mamíferos se halla en el hígado, por lo cual no debe sorprendernos que el hígado  contenga casi el doble de colesterol que el huevo.

Aumento de la diabetes mellitus al elevar la cantidad de glucosa en sangre.

Eczema, piel seca, enrojecimiento. Asimismo, debe evitarse ingerir hígado más de una vez a la semana durante los primeros tres meses del embarazo, ya que su abundancia en vitamina A podría afectar adversamente al feto.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: