Hierbas curativas para el cáncer de mama

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama o cáncer de pecho es un cáncer que afecta a las células de la mama, de manera que estas sufren un crecimiento no controlado. Es un tipo de cáncer que, además de destruir los tejidos de la mama, se puede diseminar por el organismo a través de la sangre o de la linfa, y puede producir una metástasis en alguna otra parte del cuerpo. Entre los 45 y 55 años constituye la principal causa de muerte entre las mujeres.

Hierbas curativas para el cáncer de mama

Afecta fundamentalmente a las mujeres, pero en un porcentaje mucho menor, puede darse en los hombres. Es una enfermedad que aumenta con la edad y que afecta principalmente a las mujeres de raza blanca.

¿Cómo se nota el cáncer de mama?

13-11-12-1b

Al principio, la mayoría de las veces es asintomático. Otros síntomas que se pueden presentar son:

  • Bultos bajo la piel que pueden doler o no.
  • Bultos en las axilas.
  • Pecho inflamado
  • Pezones que duelen.
  • Pezones que se hunden o que segregan líquidos
  • Piel del pecho piel irritada, enrojecida, tirante o de un color diferente.

 

¿Por qué se produce el cáncer de mama?

No se sabe con exactitud cuales son las causas principales del cáncer de pecho o mama. Sin embargo hay una serie de factores que pueden predisponer a la aparición de estos tumores, aunque estos factores, en realidad, influyen en un porcentaje muy bajo dado que cerca del 80 % de casos diagnosticados no son directamente relacionables con estos factores de riesgo. Entre todos los principales son:

imagen22

La edad: El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que la mujer se va   mayor.

La herencia: Las personas con familiares que han sufrido esta enfermedad son más propensas a desarrollar el cáncer de mama. Este parentesco influye cuando es directo, es decir que la enferma era la madre, la hija o la hermana del paciente.

Ausencia de hijos o de lactancia: Las mujeres que no han dado pecho tienen más probabilidades de sufrir esta enfermedad que aquellas que han dado el pecho. Igualmente aquellas mujeres que no han tenido descendencia o las que la tuvieron por vez primera después de los 30, también tienen más probabilidades.

La menstruación: Una menstruación avanzada o una menopausia muy tardía son factores que predisponen al desarrollo de un cáncer de mama.

Las anomalías mamarias: Aquellas personas que han tenido un historial de anomalías en el pecho tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.

¿Obesidad y alcohol? : Existe una relación bastante demostrada entre la obesidad y las probabilidades de desarrollar un cáncer de mama. Los últimos estudios parecen sugerir que hay una conexión entre el tipo de grasas ingeridas y esta enfermedad, aunque esta teoría no es aceptada por todos los especialistas. El consumo de alcohol es un factor de riesgo demostrado.

¿Anticonceptivos y estrógenos? : El uso prolongado de anticonceptivos no tiene relación con el desarrollo de esta enfermedad, en cambio un uso prolongado de estrógenos en las mujeres menopáusicas parece ser un factor de riesgo.

153

¿Cómo tratar el cáncer de mama?

Dada la mortalidad de este tipo de cáncer, lo primero que se impone es un diagnóstico precoz del mismo. Es el médico especialista el que tienen que determinar que tratamiento seguir en función de las condiciones del paciente y la evolución de la enfermedad.

El tratamiento natural del cáncer de mama supone un complemento de los tratamientos convencionales, entre los que se pueden incluir las intervenciones quirúrgicas, el uso de radioterapia, quimioterapia, etc.

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

Desde un punto de vista de la medicina natural, entre los consejos que tenemos que tener en cuenta se encuentran los siguientes:

– Cambiar el estilo de vida: Se intentará llevar una vida más sana, eliminando aquellos posibles que han podido influir en la aparición de enfermedad. Entre estos podíamos mencionar:

 

  • El abandono de la ingestión de Tóxicos como el tabaco o el alcohol, los medicamentos sin receta, los estimulantes como el café.
  • Suprimir el estrés. El estrés es una de las principales causas que originan radicales libres que provocan muchas enfermedades entre las que se encuentra el cáncer.
  • Suprimir los factores contaminantes externos, como humos tóxicos, emanaciones, etc.
  • Adoptar un tipo de dieta en la que predominen los alimentos naturalesde origen vegetal y se supriman al máximo los alimentos de origen animal o sus derivados tratados industrialmente. Tampoco son recomendables los alimentos ricos en azucares refinados, edulcorantes o harinas refinadas o, en general, aquellos que contengan muchos conservantes o colorantes. ( Ver más información sobre la dieta y el cáncer de pecho)

– Mantener una actitud positiva respecto al futuro: Aunque resulte difícil, puesto que se trata de una enfermedad que genera mucho miedo y angustia personal, una actitud positiva respecto a las posibilidades de curación favorece la recuperación de la misma. El nerviosismo personal o la depresión producen una disminución de las defensas del organismo, lo que no resulta adecuado para superar la enfermedad.

– Realizar algún ejercicio físico: La actividad física reduce la tensión y disminuye el nerviosismo de los enfermos de cáncer al mismo tiempo que constituye un buen recurso para prevenir la depresión o mejorar el estado de ánimo.

– Utilizar aquellos recursos que las plantas o sus derivados naturales nos ofrecen:

 

Plantas para el cáncer de mama

La función principal de la fitoterapia en el tratamiento del cáncer de mama supone la utilización de una serie de plantas cuya función sería la siguiente:

– Aumentar la inmunidad, es decir la capacidad del propio organismo para luchar contra las células cancerosas y evitar o retrasar su avance.

– Paliar o reducir lo máximo posible los síntomas que esta enfermedad produce, especialmente en lo que se refiere al tratamiento del dolor.

 Contrarrestar los efectos secundarios que los tratamientos convencionales puedan originar. Son bien conocidos los efectos secundarios que la quimioterapia puede producir. Como las náuseas, el cansancio, los vómitos e incluso las infecciones.

 

Hierbas curativas para el cáncer de mama

Entre las principales plantas medicinales para la prevención o tratamiento del cáncer de mama, tenemos las siguientes:

– El muérdago: (Viscum album) Aunque todavía no existen pruebas realizadas con enfermos de cáncer de mama, parece ser que la inyecciones de un derivado de muérdago, llamado Iscador, aumentan la inmunidad corporal e inhiben el crecimiento de las células cancerosas. Aplicado después del tratamiento, favorece el hecho que el tumor no se vuelva a reproducir (Consultar con el médico para que recete este medicamento, dado que solamente se dispensa con receta médica).

Curcuma_longa_roots

– Cúrcuma (Curcuma longa) Estudios recientes han demostrado que suplementación con cúrcuma en el cuerpo han revelado que los curcuminoides tienen efecto protector frente al cáncer de piel, cáncer de duodeno, cáncer de mama, y cáncer de colon.

Guanabanas

– Guanábana ( Annona muricata): Las semillas, hojas y, aunque en menor proporción, los frutos de la guanábana, poseen más de 50 acetogeninas distintas, unos componentes con propiedades contra diferentes tipos de cáncer: cáncer de piel, páncreas, próstata y cáncer de mama.

05_Ginseng

-Ginseng siberiano: (Eleutherococcus senticosus) Al igual que el muérdago el extracto líquido de ginseng siberiano incrementa la inmunidad cuando se utiliza de una manera regular en periodos aproximados de un mes de duración.

Alcaparras

– Alcaparra: (Capparis spinosa) Contiene el mismo componente anticancerígeno del brécol (la sinigrina), relacionado con la prevención del cáncer de mama, cáncer de estómago y colon. (Tomar alcaparras en la alimentación)

dieta-del-te-verde-8

– Té verde ( Camellia sinensis) El extracto de té verde previene la aparición de cánceres, entre ellos el de mama. La dosis se situaría. La dosis usual se situaría sobre los 500 mg diarios repartidos en dos tomas.

viña

– Viña (Vitis vinifera) El extracto de semillas de uva previene la aparición de cánceres incluido el de mama. La dosis se establece sobre unos 100 mg diarios al empezar el día.

hiperico (1)

-Hipérico (Hyperycum perforatum) El extracto de hipérico o Hierba de San Juan se utiliza para ayudar a detener la expansión de las células cancerosas.

tejo

– Tejo: (Taxus brevifolia) Un derivado de la corteza del tejo americano, llamado taxol, se utiliza, en combinación con otros tratamientos, para curar el cáncer de mama cuando no se ha producido metástasis y después de haber tenido que extirpar el pecho (masectomía) para proteger al enfermo de posibles recaídas. (Consultar con el especialista para que suministre la dosis más adecuada e informe sobre las contraindicaciones).

taxus-baccata-3

– Tejo: (Taxus baccata) El taxotere es un derivado del tejo europeo que se utiliza para combatir el cáncer de mama en las fases de metástasis: (Consultar con el especialista para que suministre la dosis más adecuada y nos informe sobre las contraindicaciones)

lupulo

¿Lúpulo? ( Humulus lupulus) Aunque el lúpulo, por su contenido estrogénico, se ha desaconsejado para el tratamiento del cáncer de mama, modernas investigaciones apuntan la posibilidad de que esta planta podría inhibir el crecimiento de las células cancerosas. Dado que los estudios se encuentran en fase de investigación, es más conveniente optar por otros tratamientos más probados como seguros.

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: