Saltar al contenido

Hierba Luisa, y sus Beneficios Medicinales.

Hierba Luisa; Muchos conocen a la hierba luisa por ser una planta aromática y por su uso en perfumería e infusiones, sin embargo ¿sabes cuáles son las grandes ventajas que obtienes para tu salud al consumirla? Pues esta es utilizada desde la antigüedad para reanimar a las personas que se encontraban más decaídas físicamente, pero eso no es todo.

Hoy en día las hojas de la hierba luisa son muy valoradas por sus propiedades calmantes, ya que actúan sobre el estrés y las afecciones ligadas a esta como la mala digestión y el insomnio.

¿Quién no quisiera combatir los temibles gases y el mal aliento? La hierba luisa puede ser la mejor solución. La esencia de las hojas de este aromático arbusto elabora un excelente tónico estomacal que contrarresta las enfermedades digestivas. Esta planta medicinal tiene diferentes

usos, tantos internos como externos, con los cuales podrás aprovechar al máximo sus propiedades.

Su uso se ha extendido por todo el mundo, y aunque es originaria de Sudamérica, en zonas cálidas de Argentina y Chile, el cultivo de la hierba luisa es muy apreciado en muchas partes del planeta por su aspecto y aroma. Su peculiar olor a limón y los beneficios medicinales de sus hojas han hecho de amplia difusión sus efectos estimulantes.

Presta atención que esto te puede interesar.

Beneficios de la hierba luisa.

Potente antioxidante.

La gran mayoría de componentes de esta planta aromática contienen antioxidantes, el más importante de ellos es el canfeno, ya que este reacciona violentamente ante la presencia de agentes oxidantes fuertes. En conjunto, los elementos químicos de la planta actúan sobre las células previniendo el daño ocasionado por los radicales libres. Sumado a ello, las células que han sido dañadas por el desgaste físico que ocasiona el ejercicio podrán recuperarse fácilmente y así cuidar la piel. La melisa en concentraciones bajas es un agente valioso para tratar la eccema y otros problemas en la piel.

Funciona como anticancerígeno.

Frente a los tratamientos contra el cáncer, la hierba luisa tiene un papel protector. Gracias al elevado número de antioxidantes naturales que presenta, como el flavonoide, el cual impide el desarrollo de las células con mutaciones, es decir, cancerígenas.  Algunos flavonoides inhiben el paso del agente precursor a mutágeno durante la elaboración de los alimentos, mientras que otros simplemente dificultan la absorción del promotor tumoral en el tubo digestivo. Por lo que algunos estudios han señalado que consumir productos ricos en flavonoides, como la hierba luisa, puede disminuir el riesgo de cáncer. Actualmente es utilizada en medicina por sus efectos importantes en cuanto a la quimioprevención y quimioterapia del cáncer.

Excelente antibacterial.

Dentro de la composición del aceite esencial de la hierba luisa al que encontramos en mayor porcentaje es al citral, y a este se debe su potencial antibacteriano. Por esto que es utilizado como medicina popular en muchos lugares de alrededor del mundo. Su aceite esencial es usado de forma habitual en la industria cosmética por sus propiedades bactericidas y fragantes. También se utiliza en perfumería, ya que su aceite es además muy rico en componentes aromáticos y sus propiedades antibactericidas son usados en la fabricación de productos de limpieza personal, como jabones, champús, dentífricos, lociones capilares, etc

Un eficaz expectorante.

Esta planta facilita la eliminación de las mucosidades que puedan encontrarse en el sistema respiratorio durante el curso de una enfermedad viral como bronquitis, gripes y resfríos. En el caso de la tos, la hierba luisa calma esa sensación de irritabilidad que suele provocar un habla ronca y el dolor al hablar y al tragar. A menudo, cuando se siente esa irritación, de forma involuntaria nuestro cuerpo recurre a la tos para sentir cierto alivio. El problema está en que esa tos irrita aún más la zona, por lo que puede volverse una tos nerviosa o espasmódica, ya que la reacción aparece a modo de espasmos.

Reduce la ansiedad y el estrés.

Tomar una infusión de hierba luisa a lo largo del día puede ayudarte a disminuir los síntomas propios del estrés acumulado, el nerviosismo y la ansiedad. Lo que genera a su vez una respuesta suave y positiva a aquellas situaciones que desencadenan estrés.

Mayores defensas.

Esta es una planta que posee propiedades antioxidantes y contribuye a elevar los neutrófilos (glóbulos blancos) aumentando la capacidad del organismo para defenderse de las infecciones.

Controla las alergias.

El antihistamínico natural de la hierba luisa es el citral, el cual permite en gran medida prevenir y controlar las alergias, tanto si estas se presentan como problemas de la piel, como si lo hacen en forma de dificultades respiratorias.

Calmante de dolores.

El linalol tiene efectos antiespasmódicos y antiinflamatorios que hacen de la Hierba Luisa un excelente calmante natural para todo tipo de dolores, en especial para los del sistema digestivo, cólicos causados por cálculos de vesícula o de riñón si se toma vía tópica.

Investigaciones científicas.

Los estudios farmacológicos realizados en diferentes modelos experimentales han demostrado varias propiedades de la hierba luisa. Así, los diversos extractos preparados de esta planta han mostrado actividades como antioxidante, hipocolesterolémica, sedante, antiinflamatoria, hipoglicemiante, antifúngica contra Epidermophyton flocosum, Trichophyton rubrum y Candida Albicans, inhibición de Staphylococcus aureus y Escherichia coli y sobre Salmonella typhi. Asimismo hace posible la inhibición de la formación de focos de criptas aberrantes en el estadio de iniciación y promoción en el colon de ratas, así como inhibición de la fase temprana de hepatocarcinogénesis en ratas. Además, las hojas de Cymbopogon citratus mostraron efecto inhibitorio significativo de la oxidación de LDL, pudiendo ser beneficiosos para prevenir o atenuar la aterosclerosis.

Por otra parte, el aceite esencial de la hierba luisa también ha demostrado variadas actividades biológicas como antifúngica, bactericida contra Helicobacter pylori, antibacteriana contra Listeria innocua, ansiolítico, sedativo y anticonvulsivante, y anticonvulsivante. Su mecanismo de acción, depende de la neurotransmisión Gabaérgica; analgésico, larvicida, ovicida y repelente contra el mosquito de la filaria, Culex quinquefasciatus.

Preparación de la hierba luisa.

Preparar la hierba luisa es sumamente sencillo. Se usan las hojas tanto en fresco como secas para hacer una infusión. Se puede tomar cuando te sientas nerviosa o incluso después de cada comida como un te. Dos cucharaditas de hoja de hierba luisa en una taza de agua hirviendo. Dejar enfriar y colar. Si se le añada dos gotas de limón puede resultar una infusión realmente tranquilizante y reconfortante.

Precauciones.

El exceso de ingesta, puede provocar como en todo lo que se consume demasiado, un efecto contrario al que queremos, ya que puede provocar indigestiones e incluso la deshidratación.

En altas dosis, los aceites esenciales de la planta pueden irritar el tracto urinario, por lo que no se recomienda en caso de que se sufra de nefritis, insuficiencia renal u otras afecciones.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: