Harinas Refinadas, Un Veneno Blanco en Nuestras Cocinas

Desde la publicidad nos han hecho creer que la harina blanca es mejor que otras harinas, sin embargo es tiempo de derribar ese mito. La harina refinada o blanca es la que causa más propensión a las enfermedades del corazón y al sobrepeso. Como no hay demasiada información sobre la harina integral y en muchos casos es más costosa, se prefiere la blanca, que además se considera más sabrosa.

20150729-gluten-free-flour-blend

Además, se ha confirmado que en los sitios donde se guardan los sacos de harina blanca no entran insectos, porque éstos no consideran que se trate de un alimento. Se puede pensar entonces lo dañina que es para la salud de las personas. Los que consumen mucha harina refinada tienen más posibilidades de padecer diabetes, problemas gástricos, presión alta, obesidad y problemas cardiovasculares.

¿Qué ocurre al comer harina blanca?

Los estudios médicos afirman que cuánto más harina refinada comas, tu cuerpo deberá fabricar más cantidad de insulina, lo que promueve el almacenamiento de las grasas. Por ello es que aumentas rápido de peso y no sólo eso, sino también los niveles de triglicéridos, llevando a causar enfermedades cardíacas.

Mientras tanto, el páncreas tiene que trabajar más para que se forme la insulina. Cuando falla en su función, la persona comienza a padecer de diabetes tipo 2.

flour-powder-wheat-jar

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: