Saltar al contenido

EL EXCESO DE CARDIO PUEDE SER PERJUDICIAL

EL EXCESO DE CARDIO PUEDE SER PERJUDICIAL.

 

No hay duda alguna que cierta cantidad de cardio es buena para la salud. Décadas de investigaciones médicas nos han demostrado que el cardio ayuda a reducir la obesidad y todos los problemas que esta conlleva. El cardio ayuda a tonificar los músculos y puede también ayudarte a fortalecer tus huesos y ligamentos, beneficios que se volverán más y más importantes a medida que envejeces. Sin embargo, como todas las cosas buenas, tiene sus contras. ¿Sabías que demasiado cardio puede provocar serios problemas de salud? Bueno, puede. Pero antes de que te emociones, nadie está diciendo que debas tirar tus tenis y pasar los días en el sofá, pero sí hay algunos factores de riesgo. Así que antes de que empieces tu régimen, debes considerar los problemas potenciales y trabajar para minimizarlos.

Daño en las articulaciones y otras lesiones ortopédicas. 

Cualquier actividad de alto impacto presenta alto riesgo de problemas en las articulaciones. Cualquier cosa que involucre correr o saltar puede resultar en lesiones como fascitis plantar, periostitis tibial y bursitis de cadera. Las rodillas y la cadera son las articulaciones más vulnerables a lesiones, especialmente en personas de mayor edad. Es buena idea limitar tu tiempo de cardio a 45 minutos por día.

Problemas cardiacos.

Sí, el cardio es bueno para tu corazón pero sólo si se hace con cierta moderación. Si te excedes, incrementas el riesgo de tener un ataque cardiaco. Considera el hecho de que un estudio publicado en  Mayo en el  Diario de Actas Clínicas demostró que el excederse en ejercicio puede amenazar la salud del corazón. Según este estudio, más de una hora diaria de ejercicio provoca “rendimientos decrecientes” y puede resultar en efectos adversos cardiovasculares. Dos potenciales efectos secundarios del exceso de ejercicio son la fibrilación auricular y el crecimiento del corazón. La fibrilación auricular también es conocida como arritmias y es un problema que incrementa el riesgo de infarto. Otro estudio presentado en el congreso Cardiovascular canadiense asegura que las sesiones demasiado largas de ejercicio causaron que el riesgo de problemas del corazón se incrementará en un factor de 7.

Insomnio.

Si te encuentras con falta de energía, el cardio es una manera de cambiar eso. Sin embargo, excederte en cardio puede dejarte con demasiada energía. El ejercicio puede elevar tus niveles de adrenalina y dejarte demasiado energizado para la hora de dormir. Esto es mucho más notable cuando haces cardio por las tardes o noches. La solución a esto es acomodar tus horarios para que puedas hacer cardio durante las mañanas o muy temprano por la tarde. Esto te da suficiente tiempo para enfriarte antes de ir a dormir. Limitar la duración de tus ejercicios de cardio también te ayudará contra el insomnio.

Se incrementa el hambre.

Un incremento en tu apetito es una de las consecuencias del cardio y puede causar que ingieras más calorías. Comer más es un efecto secundario del cardio para muchas personas. El esfuerzo causa que el cuerpo produzca hormonas que incrementan el apetito con el efecto de comenzar a consumir más calorías de las que están quemando. Por lo que en esos casos, el cardio resulta en ganar peso en lugar de perderlo. Un estudio publicado en la Revista Americana de Fisiología demuestra que las mujeres que quemaron más calorías de las que consumieron en el ejercicio notaron concentraciones en sangre más elevadas de las hormonas de regulación de energía. Estas son las hormonas que dan aviso al cuerpo del deseo de comida. En otras palabras, sus cuerpos les estaban diciendo que comieran para recuperar las calorías que acababan de perder. Estos efectos no se limitan únicamente a las mujeres, ya que muchos hombres también muestran más hambre después del cardio.

Estrés oxidativo.

Esto es cuando tu cuerpo produce moléculas inestables llamadas radicales libres. Estas moléculas pueden dañar tus células, lo que deriva en la producción de más de estos radicales libres. El exceso de ejercicio causa más estrés oxidativo del que tu cuerpo puede manejar. El resultado de todo esto es que desarrollas un riesgo mayor de enfermedades cardiacas y cáncer. Cabe mencionar que la mayoría de los tipos de ejercicio causa cierta cantidad de estrés oxidativo y los investigadores piensan que cierta cantidad es necesaria, sólo no excederse. Las cantidades moderadas de estrés oxidativo de hecho te ayudan a hacer tu cuerpo más fuerte.

Niveles elevados de cortisol.

Más de una hora de cardio puede estimular la secreción de la hormona llamada cortisol, también conocida como “la hormona del estrés”. El propósito de esta hormona es cambiar tu metabolismo de manera que te prepare para enfrentar mejor el estrés. Te provee de más energía para prepararte para la pelea. En las cantidades correctas, el cortisol puede tener beneficios para la salud como el crecimiento muscular y mejor salud del corazón. El problema con el exceso de cardio es que puede causar que esta hormona se acumule en tu sistema. El estrés prolongado y los altos niveles de cortisol causan que el cuerpo retenga grasa y se degraden las fibras musculares. Se ha demostrado que los niveles elevados de cortisol causan ganancia y retención de grasa abdominal. Adicionalmente, tu sistema inmune se puede ver disminuído por niveles altos de esta hormona.

Problemas reproductivos.

Un estudio en la Revista Canadiense de Fisiología Aplicada demostró que el estrés oxidativo generado por el exceso de cardio tiene efectos negativos en el sistema reproductor masculino. Después de 4 semanas de excesivos esfuerzos de cardio, los investigadores encontraron una reducción en el tamaño de los órganos reproductivos de los hombres que participaron en dicho estudio. Esto estuvo acompañado de niveles reducidos de testosterona. Un estudio similar usando ratas encontró relación entre el estrés oxidativo y la disfunción sexual.

Nada de esto debe ser tomado como una crítica al ejercicio. Es un hecho que necesitas ejercitarte, pero a pesar de todos estos riesgos a la salud, el hecho sigue siendo que las personas que hacen cardio tienen mejor salud que las que no hacen ejercicio en absoluto. Ahora bien, la cantidad de ejercicio que hacen tiene efectos significativos en cuanto a los beneficios que obtienen de este.

La edad es el mayor factor en cómo tu cuerpo maneja el cardio y los problemas que este puede causar. Las personas mayores deben ser particularmente cuidadosas ya que sus cuerpos no son tan resistentes después de cierta edad. Si eres mayor de 40 años, puedes enfrentar periodos de recuperación más largos comparados con los veinteañeros.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: