Saltar al contenido

EUCALIPTO, LIMPIA TUS VÍAS RESPIRATORIAS

EUCALIPTO, LIMPIA TUS VÍAS RESPIRATORIAS.

El eucalipto se ha utilizado tradicionalmente como remedio natural para restablecer la salud ante enfermedades del aparato respiratorio como asma, resfriado, gripe, infecciones, tos, catarro, mocos, sinusitis y del tracto digestivo.Del eucalipto se utilizan con fines medicinales sus hojas en infusión, cataplasma, en vahos o en baños y también el aceite esencial de eucalipto.

eucalipto-1

Existen más de 700 especies de este árbol, originario de Australia y Tasmania, que está distribuido por todas las partes del mundo. Debido a su gran capacidad para absorber el agua, el eucalipto llegó a Europa a finales del siglo XIX con la finalidad de sanear las regiones pantanosas, ya que, al reducir sus niveles de humedad, se consigue disminuir la presencia de insectos tales como los mosquitos. Por esta misma razón, está presente en las zonas más húmedas de Asia y América con la intención de rebajar el riesgo de enfermedades tales como el paludismo o malaria, enfermedad infecciosa que se transmite a través de la picadura del mosquito Anopheles.

Además de sus aplicaciones medicinales, suele emplearse para la reforestación y en las industrias maderera y papelera.

PROPIEDADES DEL EUCALIPTO: ¿PARA QUÉ SIRVE?.

Las propiedades del eucalipto son muchas aunque destacan, como vamos a ver las que tienen que ver con las vías respiratorias.

  1. Tiene gran poder expectorante.

Los vapores del eucalipto son muy eficaces para poder expulsar el exceso de mucosas. Además, al ser un remedio natural, lo podemos utilizar siempre que queramos indistintamente de la edad. No en vano, a los más pequeños de la casa se les indica mucho.

  1. Abre las vías respiratorias.

Uno de los síntomas más comunes cuando estamos resfriados o padecemos un constipado o gripe es el taponamiento de las vías respiratorias. Pues bien, el mentol que contiene el eucalipto es ideal para abrir dichas vías. Una apertura que no hace otra cosa que permitirnos respirar mejor. Basta con aspirar vapores varias veces al día para lograr este efecto.

  1. Posee propiedades antiinflamatorias.

Uno de los principales beneficios del eucalipto es su gran poder antiinflamatorio. Esto lo que hace es complementar el efecto anterior. Y es que, de este modo, la inflamación típica de la garganta y de las mucosas se verá reducida. Así no tendremos que ingerir muchos medicamentos ya que el eucalipto hará gran parte del trabajo por ellos.

  1. Ideal para los asmáticos.

Las personas que padecen asma se pueden beneficiar de las características del eucalipto. Es una hierba que no solo abre las vías respiratorias primarias sino que también abren los bronquios. De esta manera, el oxígeno podrá circular mejor y no tendrán sensación de asfixia. Y lo mejor es que se puede combinar con su medicación habitual sin ninguna clase de problema.

  1. Perfecto para los diabéticos.

El principal problema de los diabéticos es su exceso de azúcar en sangre. Esta planta es muy útil para controlar esta enfermedad ya que ayuda a regular el azúcar de forma natural.

El daucosterol es el encargado de regular estos niveles. Así, si la diabetes no tiene un grado muy elevado, se pueden evitar muchas situaciones incómodas derivadas de los pinchazos.

  1. Es desinfectante.

Para terminar con las propiedades y beneficios del eucalipto, hay que decir que es un desinfectante moderado. Se suelen realizar enjuagues para evitar y tratar sobre todo infecciones bucales como pueda ser gingivitis o todo tipo de aftas.

Este tipo elixires los puedes encontrar en los herbolarios o elaborarlos por tu mismo.

  1. Alivia los dolores musculares y articulares.

Las personas que padecen dolores musculares y articulares seguro que lo saben. Y es que, las infusiones de eucalipto son ideales para relajar nuestra musculatura. De esta manera podemos encarar nuestro día a día de un modo más satisfactorio.

Por otro lado, los problemas articulares como la artritis, el reuma o la artrosis, también pueden encontrar una cierta mejora. Se puede combinar con tu medicación habitual sin temer efectos secundarios de ninguna clase.

¿CÓMO PUEDES TOMARLO?.

eucalipto

Casi todos conocemos el aceite esencial o hemos hechos vahos alguna vez a lo largo de nuestra vida, pero no es la única forma en que puedes usar esta planta para beneficiarte de sus propiedades medicinales. Veamos que opciones tienes:

  1. Hacer vahos.

Ahora es menos usual, pero antaño era la forma más usada para conseguir aliviar la congestión nasal y descongestionar.

El sistema es muy sencillo:

  1. Se pone agua a hervir.
  2. Se ponen las hojas de eucalipto o unas gotas de aceite.
  3. Aspiramos los vapores (tapados con una toalla).

Como ves, este remedio no puede ser más natural.

  1. Aceite esencial de eucalipto.

Explicamos de forma breve cómo hacer este aceite:

  1. Trituramos las hojas del eucalipto.
  2. Las mezclamos con un aceite natural, de almendras o de coco.
  3. Ponemos la mezcla a fuego lento durante unas horas. Si lo haces con aceite natural ten cuidado ya que inflamable (también tienes la opción de dejarlo macerar).
  4. Ahora hay que colarlo a través de un paño de algodón.
  5. Guardar en un sitio oscuro.

Este aceite tiene una duración de unos 6 meses. El aceite lo puedes usar para realizar masajes sobre el pecho de la persona o para crear una cataplasma.

  1. Té de eucalipto.

Es muy habitual el tomar esta planta en infusión ya que muchas personas aseguran que es un té medicinal de primera.

Se recomienda tomarlo durante varios días por la noche.

  1. Miel de eucalipto.

Esta miel se obtiene de las abejas que ha libado las flores del eucalipto. Suele presentar un color muy oscuro y presenta también ese olor tan característico.

Tomar esta miel te ayudará a reforzar tu sistema inmunológico y como en todo lo que tiene que ver con esta planta es ideal para resfriados. Con 2 cucharadas al día verás cómo consigues vencer esa gripe que no te abandona.

REMEDIOS NATURALES.

  1. Para mejorar la mucosa nasal en los procesos gripales y de resfriado: Hervir un puñado de hojas de eucalipto en un litro de agua por 10 minutos aproximadamente.  Luego, se debe hacer inhalaciones de los vapores.
  2. Contra el reumatismo crónico: Realizar baños calientespreparados con hojas de eucalipto.
  3. Para tos fuertes. Aplicar alrededor del cuello fomentos calientes de té de eucalipto, cambiándolos cuando principian a enfriarse o también otra alternativa es Mezclar partes iguales de eucalipto, malvavisco, malva y flores de saúco.  En una vasija que contenga un litro de agua hirviendo, agregar una cucharada y dejar a fuego lento por 5 minutos. Reposar por 10 minutos, colar y tomar caliente en pequeños sorbos, tres o cuatro veces al día.
  4. Para la bronquitis.Mezclar en 150 cc de alcohol de 90°, 1 gr de esencia de lavanda, 2 gr de esencia de pino y de tomillo, 4 gr de esencia de eucalipto. Practicar vahos, vertiendo 1 cucharada de esta mezcla en un bol de agua hirviendo. Realizar este remedio 2 a 3 veces al día
  5. Para el resfriado.Mezclar 15 gr de esencia de trementina y 15 gr de tintura de eucalipto y verter 1 cucharadita por bol de agua hirviendo. Practicar inhalaciones o también otra opción es Mezcla 1 gr de alcanfor, 5 gr de esencia de eucalipto, 10 gr de esencia de pino, 25 gr de mostaza, 20 gr de glicerina en 90 gr de alcohol de 90°. Friccionar el pecho por la mañana y por la noche con esta preparación. No es apto para los niños menores de 10 años.
  6. Para la difteria: Efectuar baños que contengan eucalipto para facilitar la respiración y la salida de secreciones.

DÓNDE COMPRAR EUCALIPTO. Como todo este tipo de plantas medicinales, se puede comprar en herbolarios especializados y por Internet.

eucalipto-facebook

EFECTOS SECUNDARIOS O CONTRAINDICACIONES.

No hay pruebas definitivas que avalen que las hojas del eucalipto son dañaninas, pero sí se conocen  efectos secundarios con el aceite esencial de eucalipto. Al ser un aceite esencial siempre hay diluirlo en agua y aplicarlo en la medida adecuada ya que si no puede derivar en una intoxicación. Los síntomas normales en caso de intoxicación son mareos, vómitos, diarreas, etc.

Es cierto que no es lo normal pero un exceso sí puede producirlo.

Por ello, para evitar este tipo de reacciones es conveniente tomar una serie de precauciones. Por ejemplo, se puede diluir con un poco de aceite almendra o con algo de limón. Estos aditivos potenciarán sus efectos al mismo tiempo que evitará tomar una dosis excesiva.

El eucalipto y el embarazo: Si estás embarazada o en periodo de lactancia no es recomendable que uses aceite de eucalipto. Tampoco se recomienda en niños pequeños o personas con problemas de estómago o hígado.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: