ESPELTA, EL CEREAL MÁS COMPLETO

ESPELTA, EL CEREAL MÁS COMPLETO.

Más fácil de digerir que el trigo común, la espelta es rica en carbohidratos, vitaminas, minerales y proteínas, además de en fibra. Desgranamos todos los beneficios que la han convertido en el superalimento de moda.

La espelta es una variedad de trigo que se cultiva desde hace unos 7.000 años y considerado el origen de todas las variedades de trigo actuales.



En algunas zonas se la conoce como trigo verde y en otras como trigo salvaje debido a su aspecto más rústico y su sabor más intenso también se le conoce por Escanda.

Tanto en el Antiguo Egipto como en China se usaba, además de cómo alimento, en la elaboración de la cerveza.

La espelta es poco conocida hoy en día ya que ha estado a punto de desaparecer debido a que tenía un bajo rendimiento productivo. Hoy en día su auge es imparable debido a sus propiedades nutricionales.

Al igual que con el trigo común, la espelta se utiliza para elaborar pan, galletas, harinas, cerveza, copos y sémolas como el cous-cous.

En forma de germinados se multiplican sus nutrientes. Tiene así un sabor ligeramente dulzón muy agradable.

PROPIEDADES DE LA ESPELTA.

La asimilación de sus nutrientes es extraordinaria ya que es una planta que no ha sufrido tantas variaciones, ni “mejoras” como el trigo y ese es el motivo principal que le haga menos alérgico. Los médicos y terapeutas que se basan en la Dieta según los grupos sanguíneos aseguran que sus pacientes suelen mejorar más rápidamente al cambiar el trigo común por la espelta.

La espelta es una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico ya que por un lado tiene una gran resistencia a las plagas y diferentes parásitos y por otro lado soporta bastante bien climas adversos y terrenos poco propicios (soporta bien el frío y la falta de agua)

Al igual que el trigo, contiene gluten, estando así contraindicado en aquellas personas con intolerancia al gluten (celíacos)m

INFORMACIÓN NUTRICIONAL DE LA ESPELTA.

Respecto al trigo común, la espelta tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos.

Además de un buen nivel de proteínas también contiene los ocho aminoácidos esenciales. Esto es muy interesante para aquellas personas vegetarianas.
Su buen aporte de magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, vitamina B y betacaroteno la hacen muy nutritiva.

La espelta nos aporta mucha fibra, siendo ideal, pues, para el estreñimiento, obesidad y cualquier problema causado por la falta de fibra.

También es muy rica en ácido silícico que es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo ya que forma parte de nuestros tejidos y órganos.

DONDE CONSEGUIR ESPELTA.

Se puede conseguir en algunos supermercados dependiendo el lugar en donde se viva, pero en su defecto se puede conseguir vía internet.

 

RECOMENDACIONES DE CONSUMO DE ESPELTA Y CONTRAINDICACIONES.

El consumo de espelta está indicado en el contexto de una alimentación equilibrada y variada. Con un sabor algo más dulce que el trigo común, la espelta se disuelve fácilmente en agua y se digiere mejor, por lo que su ingesta resulta muy cómoda. “Su recomendación de consumo es similar a la de los cereales habituales, es decir, la correspondiente al segundo nivel de la Pirámide de la Alimentación Saludable donde se incluyen los alimentos que deberían consumirse diariamente”, apunta desde el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra Iosune Zubieta, quien recomienda su ingesta diaria para la población general sana: adultos, personas mayores, adolescencia e infancia.

Los expertos aconsejan la ingesta de entre cuatro y seis raciones al día de alimentos procedentes de los cereales, como pan, pastas o arroz, principalmente integrales. Por ello, “se puede integrar la espelta dentro de dicho consumo diario y en el caso de personas con necesidades energéticas aumentadas, es decir, que necesitan tomar más calorías, la espelta puede ser un aliado perfecto”, detalla la portavoz de Addinma Conchi Maximiano.

ESPELTA, NO APTA PARA CELÍACOS, PERO SÍ PARA INTOLERANTES.

La espelta puede ser consumida por cualquier persona que no tenga contraindicada la ingesta de cereales, pero no hay que olvidar que a pesar de que posee menos cantidad de gluten que el trigo, se trata de un alimento que no es apto para personas celíacas. Y no sólo está contraindicado para los que padecen esta enfermedad, sino que no hay que olvidar que por su contenido en gluten también puede ser perjudicial para los pacientes que presentan patologías digestivas, como colon irritable o la enfermedad de Crohn, entre otras. De hecho, en algunos casos su consumo puede derivar en la aparición de migrañas y dolores musculares.

El menor aporte de gluten que posee la espelta frente al trigo común hace que sí sea apto, por ejemplo, para las personas intolerantes al gluten, ya que si su consumo es esporádico no tiene por qué provocar problemas. “En este sentido, se ha descrito una posible mayor tolerancia a la harina de espelta frente a la de trigo común de algunas personas posiblemente relacionada, tal y como revelan diferentes estudios, al método de cultivo: menor uso de fertilizantes y menos incidencia de pesticidas”, puntualiza la investigadora de la Universidad de Navarra.

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: