Saltar al contenido

El uso farmacológico del caballito de mar podría llevar a su desaparición.

El uso farmacológico del caballito de mar podría llevar a su desaparición.

Unos 20 millones de estos animales son capturados al año para ser utilizados en la medicina tradicional china.

Biólogos chinos reunidos en un foro internacional sobre conservación de la biodiversidad han alertado de que el caballito de mar o hipocampo está a punto de desaparecer de su estado natural a causa de su uso farmacológico.

Según Liu Minsheng, biólogo de una compañía farmacéutica de la isla de Hainan (sur de China), el uso de este animal en la medicina tradicional china ha aumentado de forma alarmante.

Se calcula que alrededor de 20 millones de estos animales son capturados al año para ser usados en la medicina tradicional, aunque también se venden como simples recuerdos turísticos o son cocinados en los exóticos restaurantes de ciudades como Hong Kong o Cantón.

El 90% de estos animales es importado de Vietnam, Filipinas y la India, países en cuyas aguas se concentra una gran parte de las 35 especies de caballitos marinos que existen en el mundo.

Project Seahorse, una asociación dedicada a la conservación de estos animales, denunció que la demanda del caballito de mar está aumentando un 10% cada año, y que en algunas partes del mundo el número de ejemplares ha descendido un 50%.

El Centro de Desarrollo e Investigación Internacional, uno de los promotores de Project Seahorse, destaca que la medicina tradicional china ha puesto en peligro la existencia de grandes mamíferos como osos, rinocerontes y tigres, pero que durante mucho tiempo se ha descuidado el peligro que causa en otras especies menos llamativas.

Una especie curiosa

La medicina tradicional china utiliza unas 11.500 especies animales y vegetales, y considera que el caballo de mar cura el asma, la impotencia, la arteriosclerosis y los problemas cardiacos, entre otras enfermedades.

El hipocampo es una de las especies más curiosas del mundo, especialmente por su forma de apareamiento, ya que elige una pareja para toda la vida. La hembra desova sus huevos -pueden ser hasta 200- en el vientre del macho, que transporta esta carga durante una seis semanas y acaba dando a luz entre contorsiones.

Los expertos reunidos en el foro recomendaron la cría en cautividad de estos animales para su conservación. De hecho, ya se está construyendo en Hainan una piscifactoría que podrá criar 50 toneladas de caballitos dentro de tres años.

También la clonación puede ser la solución a los problemas de escasez de ciertos animales y plantas que causa la creciente demanda de ingredientes para la medicina tradicional, señaló un miembro de la Academia China de Ingeniería, Xiao Peigen.

¿Por qué son tan preciados los caballitos de mar?

Son peces, pero no tienen escamas 

El mayor decomiso en España saca a la luz un lucrativo contrabando de caballitos de mar, muy apreciados en la medicina china por sus supuestas propiedades culinarias, curativas y afrodisíacas.

Son peces, pero no tienen escamas. Nadan, pero lo hacen erguidos. Tienen cola, pero no aletean (es prensil) y, en lugar de boca para alimentarse, tienen una trompa. Son tan extraordinarios que las crías no son de la madre que las parió, sino de un macho, que es el encargado de traerlas al mundo tras proteger los huevos durante tres semanas en una especie de bolsa marsupial. La singularidad de los caballitos de mar va más allá de una belleza fascinante, que atrae a desaprensivos, pero también a contrabandistas, atraídos por la posibilidad de vender un kilo de ejemplares secados por entre 500 y 2.500 euros en función de su estado y tamaño.

Ha pasado en Málaga, donde hace unos días se ha producido la mayor incautación de estas criaturas de mar registrada hasta ahora en España. En total, 2.133 especímenes (1.261 machos, 730 hembras y 142 inmaduros con medidas inferiores a los diez centímetros), cuyo peso superaba los siete kilos. Un alijo valorado en unos 10.000 euros, «pero por el que podría haberse pagado el doble en el mercado asiático», apunta Juan Antonio López, presidente del Aula del Mar de Málaga y presidente del Comité Español de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

SUS CARACTERÍSTICAS

Hay 40 especies diferentes de caballitos de mar en el mundo. Su tamaño oscila entre apenas un centímetro de longitud y más de 35.

Demanda. China utiliza 30 millones al año.

Precio. El kilo de caballitos de mar secados se vende a entre 500 y 2.500 euros.hnny Lee Mi

Para el responsable del grupo de Biología y Fisiología Larvaria del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC, Miguel Planas, la noticia no puede ser peor y alerta de dos realidades: por un lado, la probabilidad de que existan otros muchos casos, «de los que no nos enteramos», y, por otra, que haya personas que desconocen la prohibición de comerciar con ellos. «Además, con el crecimiento de la población china en España, tengo mis dudas sobre si finalmente esta mercancía saldría del país», plantea Planas.

El caballito de mar está protegido dentro del listado español de Especies Silvestres de Protección Especial desde el año 2011. Y esto en román paladino significa que a quien le pillen con capturas ilegales «se le puede caer el pelo», apunta Planas. Por lo pronto, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha detenido a cinco personas, acusadas de un delito contra la flora y la fauna por tráfico ilegal de especies amenazadas.

En el mundo existen unas 40 especies diferentes de caballitos de mar y dos de ellas se encuentran en Europa: el Hippocampus hippocampus y el hippocampus guttulatus. A esta última pertenecen los más de 2.000 caballitos de mar aprehendidos en la Costa del Sol, cuyo aeropuerto internacional convierte a su capital en un punto caliente para el decomiso de estos peces. Todo apunta a que en esta ocasión la mercancía procedía del sur de Portugal, del Algarve. «El parque natural de la Ría de Formosa es el mayor santuario de Europa de caballitos de mar. No hay parangón». En este enclave luso encuentran las mejores condiciones para vivir, rodeados de praderas de posidonia (su hábitat natural), pero pasan a ser una especie muy vulnerable porque estas concentraciones vegetales marinas están muy expuestas a aquellas actividades del hombre relacionadas con la contaminación y la pesca de arrastre. «Al ser malos nadadores, que apenas se desplazan, se ven amenazados cuando se acaba con su hábitat y no pueden buscar otro refugio», explica Planas.

Este especialista dirige actualmente un estudio de poblaciones salvajes y cría en cautividad de especies europeas de caballitos de mar, con el que ya se han logrado los primeros ejemplares resultado de apareamientos realizados en cautividad y el desarrollo de la primera técnica de cultivo viable y reproducible de la especie Hippocampus guttulatus. Pese a esta puerta que se abre para salvaguardar la especie, Miguel Planas tiene muy claro que no hay granjas suficientes para satisfacer la enorme cantidad de caballitos de mar que demanda el mercado asiático. «La medicina tradicional china utiliza anualmente 30 millones de estas frágiles criaturas para la elaboración de sus pócimas; lo peor de todo es que el 99% procede del medio natural», advierte. Aunque sin base científica alguna, esta medicina ha encontrado en los caballitos de mar su ingrediente mágico para la elaboración de mejunjes con propiedades supuestamente afrodisíacas y curativas. «Una vez secados, se trituran y con el polvo resultante elaboran sus pócimas». En ellas depositan toda su fe cuando falla la virilidad masculina y es necesario algo más que rosas y una buena cena para conquistar a la pareja.

Los saltamontes, los escorpiones y las estrellas de mar constituyen, junto a los caballitos de mar, la oferta culinaria más atractiva de los mercados callejeros de Pekín. «Se ofrecen como si fueran auténticos pinchos morunos», se lamenta el investigador del CSIC. Sus usos son innumerables en una cultura que encuentra en estos ejemplares un amuleto al que agarrarse para retener la buena suerte. Y hay quien llega a pagar entre 70 y 500 euros por conseguir uno vivo para sus acuarios.


Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: