Saltar al contenido

El Ñame Chino, Conoce Sus Propiedades Y Usos

El Ñame Chino, Conoce Sus Propiedades Y Usos.

El ñame chino, también conocido como «ñame asiático» (Dioscorea batata), se cultiva en China desde hace siglos, donde se utiliza como alimento y cultivo. El ñame tiene un sabor dulce y en la medicina china se utiliza para preparar tónicos para el sistema inmunológico.

El verdadero ñame es una planta trepadora oriunda a las zonas cálidas y húmedas, que se cultiva por su tubérculo comestible desde hace miles de años, sobre todo en África, en Asia del Sur y en las islas del Pacifico».

Expansión:

«Dioscorea es un género con más de 600 especies aceptadas. Se distribuye por todas las regiones templadas y tropicales del mundo, una gran mayoría de especies son tropicales mientras que el resto se dan en las zonas templadas. Algunas de ellas, llamadas popularmente ñame, son cultivadas por sus grandes tubérculos que son ampliamente utilizados para la alimentación».

Composición y propiedades medicinales:

«En la mayoría de las variedades, los tubérculos alcanzan una longitud de hasta dos metros; tienen un sabor dulce que recuerda a las castañas y a las patatas. Su piel es marrón oscura o negra y son ricos en provitamina A y potasio. A excepción del “ñame chino” (D. polystachya, D. batatas, D. divaricata) y del ñame japonés (Yamaimo“(山芋) el resto de variedades de ñame son tóxicas si se consumen crudas. Estos tubérculos son muy similares tanto en aspecto como en sabor a las batatas, aunque no estén emparentados. En América del Sur, África y el Caribe, los ñames están muy extendidos, pero en Europa apenas se consumen, a diferencia de las batatas. Por otro lado, estos tubérculos son una importante fuente de almidón en los trópicos.

Como remedio natural, los ñames silvestres se han utilizado para aliviar las molestias ligadas a la menopausia, tratar el síndrome premenstrual o como anticonceptivo para evitar embarazos no deseados. Sin embargo, su uso es controvertido y requiere un estudio más minucioso. Los ñames silvestres contienen grandes cantidades de diosgenina, un derivado del colesterol con hidróxilos adicionales en la cadena lateral que cuenta con más anillos en la base estructural del esterano. A pesar de que la progesterona solo se puede obtener de la diosgenina a través de la degradación química de la hormona luteinizante, en la literatura esotérica y en las medicinas alternativas la diosgenina se considera “progesterona natural” *».

Traducción del «pharmawiki.ch» en alemán: «Entre sus componentes podemos encontrar almidón, saponinas esteroideas como la diogenina (aglicona), la dioscina (glucósido) o alcaloides como la dioscorina. Su uso para tratar las molestias asociadas con la menopausia es erróneo. El ñame chino se utiliza para obtener hormonas sexuales femeninas de forma sintética (por ejemplo, progesterona de la diosgenina). Si se consume o se aplica de forma local, esta transformación no tiene lugar en el cuerpo».

Traducción del «en.wikipedia.org/wiki/Dioscorea» en inglés: «Un tipo de toxina que se puede encontrar en muchas variedades de ñame son las saponinas esteroideas, que tras una serie de reacciones químicas se puede modificar y convertir en hormonas esteroideas para su posterior aplicación con fines medicinales y como anticonceptivo».

Antroposofia y medicina china:

Del artículo de «es.wikipedia.org/wiki/Rudolf_Steiner» en español: «La antroposofía es un sendero de conocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el universo. Pueden ser antropósofos quienes sienten determinadas cuestiones sobre la esencia del hombre y del mundo como una necesidad tan vital como la que se siente cuando tenemos hambre y sed».

Steiner no solo veía el ñame como un posible sustituto de la patata, sino también como un alimento moderno. Según su visión antroposófica, este vegetal tendría la capacidad de almacenar éter de luz, que se podría aprovechar tras su consumo.

En la medicina tradicional china se prescribía para tonificar los pulmones, el riñón y el bazo. Además, se cree que reduce el nivel de azúcar y de colesterol en sangre y tiene propiedades antiinflamatorias. Por otro lado están sus efectos positivos en los sistemas reproductivos masculinos y femeninos.

Datos de interés:

«En China existe la intención de crear cultivos energéticos con distintas variedades de ñame y con la ayuda de métodos tecnogenéticos optimizados para obtener etanol *».

Características y datos de interés

  • El ñame chino es alargado, cilíndrico y cónico en sus extremos. Su piel es gruesa y tiene una coloración que varía en diferentes tonos tierra. La carne del ñame chino es de color blanco translúcido, con una textura firme y almidonada. Su apariencia es muy similar al camote del cerro (variedad de ñame silvestre).
  • Los ñames chinos contienen altos niveles de ácidos, como la amilasa, que favorecen la digestión de los alimentos almidonados. Representa una fuente sustancial de carbohidratos y puede aportar cantidades significativas de proteínas dependiendo del tamaño de la porción.
  • Este tubérculo es una buena alternativa para agregar textura a guisos y sopas. Si deseas incorporarlo a tu cocina, asegúrate de almacenarlo en un lugar fresco y seco.
  • El ñame chino tiene varias propiedades medicinales, de ahí que en China se le conozca como “shan-yao”, que significa “medicina de montaña”.
  • Es nativo de las regiones frías de China, donde ha sido un alimento básico desde tiempos prehistóricos.
  • Fue introducido en Europa Occidental como alternativa a la papa durante la plaga de la patata del siglo XIX.

Propiedades nutricionales

El ñame chino es un alimento muy nutritivo. Se compone principalmente de agua y almidón, aunque es una buena fuente de vitamina B1, vitamina C, mucílagos, amilasa, aminoácidos y glutamina.

Información nutricional (100g de ñame chino):

  • Calorías: 65
  • Sodio: 3 mg
  • Grasa: 0 g
  • Potasio: 430 mg
  • Carbohidratos: 14 g
  • Fibra dietética: 1 g
  • Azúcares: 0 g
  • Proteína: 2 g
  • Colesterol: 0 mg
  • Vitamina A: 0%
  • Calcio: 2%
  • Vitamina C: 10%
  • Hierro: 3%

¿Para qué sirve el ñame chino? Beneficios y usos

Consumir ñame chino puede ser beneficioso para personas que tienen afecciones relacionadas con el estómago, el bazo, los riñones, los pulmones o la piel. Los defensores del ñame como remedio natural aseguran que este tubérculo puede ayudar en el tratamiento de muchos otros problemas, por ejemplo:

  • Sofocos asociados con la menopausia
  • Sequedad vaginal posmenopáusica
  • Síndrome premenstrual
  • Problemas de vesícula biliar
  • Artritis Reumatoide
  • Desórdenes menstruales
  • Osteoporosis
  • Fatiga
  • Trastornos de la digestión
  • Tos seca o crónica
  • Asma

Según las investigaciones, el extracto de ñame chino no solo mejora la digestión, sino que también puede impulsar el crecimiento de una población de bacterias beneficiosas en el intestino.1

El ñame chino tiene propiedades antioxidantes debido a su contenido de vitamina C, zinc, manganeso, hierro, cobre y selenio; tomarlo en forma de suplemento diario puede ser muy beneficioso para prevenir numerosos problemas de salud.2

También puede ayudar a los pacientes con diabetes, al modular el estrés oxidativo, las actividades antioxidantes y los perfiles lipídicos. Además tiene la capacidad de mejorar la función renal y hepática.3

Por otra parte, se ha observado que el extracto de ñame chino ayuda a prevenir la aterosclerosis, una enfermedad en la que las arterias se ven obstruídas por la acumulación de placa.4

¿Cómo consumir el ñame chino?

Básicamente el ñame chino se puede comer de 6 formas:

  • crudo (poco común)
  • horneado
  • hervido
  • frito
  • en puré
  • en sopas y guisos

También está disponible como suplemento medicinal en forma de:

  • líquido
  • cápsulas
  • raíz seca
  • extracto o té

Este tubérculo también puede ser un ingrediente en cremas y geles para aplicar directamente sobre la piel.

Usos culinarios:

Los ñames pequeños suelen cocinarse enteros. Los más grandes se cortan en pequeños trozos antes de la cocción. Los métodos de preparación son muy similares a los de las patatas. Al cortarlo, el ñame segrega un líquido que desaparece con el calor. Por lo tanto, los ñames son ideales para prepararlos cocidos, al vapor o al horno. El ñame chino puede consumirse crudo y utilizarse para mojar en salsa debido a su sabor neutro. Además, se conserva hasta dos semanas en el cajón de las verduras de la nevera.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: