El cardo mariano ayuda a eliminar las toxinas de los excesos navideños

La silimarina, un conjunto de componentes del cardo mariano, en concreto de sus semillas, ha demostrado en recientes estudios que ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el hígado, como las originadas por los excesos navideños de comida y alcohol, según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).El cardo mariano “es una de las plantas sobre las que existen más estudios científicos sobre su eficacia hepatoprotectora”, explica Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidenta de INFITO. Esta planta se utiliza desde antiguo para proteger el hígado de toxinas ambientales y químicas, efecto hepatoprotector que se atribuye a distintos componentes polifenólicos incluidos en la silimarina, sobre todo a la silibinina. En una revisión de estudios publicada este mes en la revista Endocrine se señala que “los resultados de diferentes trabajos de investigación realizados en animales y en humanos, demuestran que tanto silimarina como silibinina tienen actividad antioxidante, antiinflamatoria, antifibrótica y hepatoprotectora, siendo eficaz para prevenir el daño hepático provocado tanto por el alcohol como por otras sustancias”.

La silimarina actúa en el hígado aumentando las defensas antioxidantes y ejerciendo un efecto antiinflamatorio. Por ello le protege del daño producido por diferentes sustancias, principalmente de aquellas que promueven la generación de radicales libres, comenta la profesora Ortega. “Se ha observado que no solo previene la hepatotoxicidad producida por el alcohol, sustancias tóxicas como las contenidas en diferentes setas, contaminantes ambientales y medicamentos, sino que también contrarresta los efectos negativos de la acumulación hepática de ácidos grasos (hígado graso)”, destaca.

En el caso de los excesos navideños el cardo mariano está especialmente indicado, ya que “activa la producción y actividad de la bilis y mejora la función del hígado y la vesícula biliar, por lo que ingerido de manera preventiva, en forma de preparado farmacéutico, ayuda a evitar la aparición de trastornos digestivos y las consecuencias de un excesivo consumo de alcohol”, señala el doctor Ignacio Bachiller, presidente de la Sociedad Asturiana de Fitoterapia.

Se trata de un medicamento natural muy bien tolerado y seguro por lo que se puede tomar durante periodos de tiempo prolongados, apunta Teresa Ortega. En la actualidad se está investigando su utilidad en otras enfermedades en las que también están implicadas las reacciones de oxidación como alteraciones de la piel, aterosclerosis y cáncer. Un estudio clínico publicado el pasado mes de diciembre en la revista American Journal of Kidney Diseases asegura que la silimarina es útil en nefropatía diabética por lo que podría emplearse como coadyuvante de los medicamentos utilizados contra esta enfermedad.

 

Anuncios

One Response

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: