Dolor de espalda, y como aliviarlo

Dolor de espalda. En lugar de recurrir a fármacos podemos probar con diferentes técnicas y poner en práctica algunos consejos para que el dolor de espalda remita, a la vez que optimizamos nuestra postura.

Presta atención que esto te puede interesar.

A casi todos nos afecta.

Tensiones, estrés y malas posiciones causan este mal. Pero este dolor frecuente puede ser solucionado con alternativas naturales que puedes poner en práctica en forma sencilla. Si la causa del dolor de espalda no es grave, estas ideas funcionarán. Conoce los consejos de los especialistas.

Esta información es muy valiosa para ti y para tu familia, te invitamos a compartirla en tus redes sociales, mucha gente te lo agradecerán.

Se puede evitar.

8 de cada10 personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de su vida, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Pero la mayoría de las personas pueden curar, evitar y prevenir este mal con opciones no invasivas ni costosas. Estas son algunas ideas para cuidar mejor la columna y la espalda.

tips para mejorar la postura y combatir el dolor de espalda.

Cambios sencillos que te ayudan.

Debes aprender a levantar, empujar y jalar sin esforzar tanto la espalda. Intenta distribuir el peso que llevas. Hacer cambios en la forma en que haces ejercicios, descansas o duermes, también pueden ayudar a disminuir el dolor. Dejar de fumar y llevar una dieta sana, son otras medidas preventivas muy saludables.

Para reducir el dolor, haz ejercicio.

La práctica regular de ejercicio puede devolver la fuerza a la espalda en forma gradual. Pero no cualquier ejercicio: el traumatólogo o experto será quien podrá sugerirte una rutina. Generalmente, se recomiendan los ejercicios de elongación y los abdominales, cuidando de no tensionar el cuello y los hombros.

Controla el peso.

Mantén una nutrición y dieta adecuadas para reducir y prevenir el exceso de peso, especialmente las grasas alrededor de la cintura, que ponen a prueba los músculos lumbares. Una dieta diaria rica en calcio, fósforo y vitamina D, ayuda a promover el crecimiento de nuevo hueso.

Consume vitamina D.

Fortalece todo el sistema óseo. Además de encontrarse en algunos alimentos, el cuerpo la produce cuando la piel se expone directamente al sol, señala la Biblioteca Nacional de Medicina. Debes quedarte en lo posible 10 minutos al sol todos los días, dejando la cara, brazos y piernas al descubierto.

Respira profundo.

Coloca tus manos en el abdomen y siente cómo se mueve tu vientre cuando inhalas y exhalas. Hazlo la mayor cantidad posible de veces al día para mejorar la postura de la columna. Respirar profundo reduce el dolor y genera bienestar” aconseja el Dr. Kenneth Hansrah, cirujano ortopedista de Nueva York.

La terapia física alivia el dolor.

Además de los calmantes que puede indicar el especialista, la osteoartritis puede aliviarse e incluso mejorarse con algunas terapias como: trabajo físico con un terapeuta, evitar sobrecargar las articulaciones, agregar suplementos especiales a los zapatos, y determinados ejercicios.

Haz compresas frías o calientes.

Aunque nunca se ha probado científicamente que el uso de compresas frías y calientes resuelvan una lesión lumbar, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación, y permitir mayor movilidad en las personas. Los baños tibios también pueden ayudar a relajar los músculos.

Descansa bien.

No sólo es importante dormir entre 6 y 8 horas al día para no padecer dolores de cuello y espalda, sino que es fundamental tener una buena postura al acostarte para que la columna se relaje. Duerme de lado para reducir la curva de la espalda, y siempre descansa sobre una superficie firme.

Cuida la postura.

Es esencial para evitar dolores y mantener a salvo la columna. Al sentarte, apoya la espalda; párate derecho y evita lidiar con objetos pesados mientras sea posible. Si tienes que levantar una carga, dobla las rodillas y mantén la espalda derecha, aconsejan el Institutos Nacionales de Salud.

Hernia de disco.

El normal uso y desgaste puede producir que uno de los discos de la columna vertebral se lesione, produciendo una hernia. Si el nervio ciático se ve afectado, podrías sufrir de “ciática”, un dolor intenso en la baja espalda, glúteos y piernas. El primer tratamiento para una hernia discal es un período corto de reposo con analgésicos, seguido de fisioterapia. La mayoría de las personas que sigan estos tratamientos se recuperan.

Piensa en la medicina alternativa.

Muchas son las alternativas de medicinas no invasivas. Está comprobado científicamente que el yoga y la acupuntura alivian el dolor de espalda. También hay tratamientos quiroprácticos tendientes a eliminar el dolor, tracción, y otras técnicas como relajación, respiración y biorretroalimentación.

¿Cuándo debo ir al médico?

Si el dolor de espalda se hace más intenso o persiste más de 72 horas, llama al médico. Y sobre todo si sientes: adormecimiento o cosquilleo, dolor intenso que no se alivia con descanso, dolor luego de una caída o lesión, dificultad para orinar, debilidad, adormecimiento de las piernas o fiebre.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: