Saltar al contenido

Ciruela, Un elixir de juventud, Alimento para mantenerse joven

 

A las ciruelas se les ha considerado como un elixir natural para el mantenimiento de la juventud, un alimento rejuvenecedor.

Tradicionalmente se comían ciruelas porque se sabía que una dieta rica en este alimento ayudaba a mantener el organismo en buena forma, previniendo la aparición de muchas enfermedades de la vejez y manteniendo el aspecto del cuerpo en buen estado.

¿Por qué las ciruelas nos mantienen jóvenes?

Comer ciruelas mantiene el aspecto de la piel más joven y ayuda a prevenir la aparición de la arrugas.La razón de este pensamiento se basa en el hecho de que este alimento es rico en vitamina E, un poderoso antioxidante, que neutraliza la acción de los radicales libres.

Además de la vitamina E, contienen otros antioxidantes entre los que se encuentran los flavonoides y mucha vitamina A, en forma de betacarotenos, que se encuentran en los pigmentos tan abundantes que posee esta fruta.

Alimento para conservar la visión

La vitamina A es otro poderoso antioxidante que, entre otras funciones, protege del deterioro que el tiempo causa en el organismo: ayuda a evitar el cáncer, cuida de la piel, fortalece el sistema inmunitario y cuida de la salud de los ojos previniendo la pérdida de visión.

Si a estas dos vitaminas, le sumamos su contenido en vitaminas del grupo B, que, entre otras funciones, ayuda a mantener la agudeza mental durante más tiempo, a mantener los nervios en buenas condiciones (evitando los problemas de entumecimiento o falta de coordinación) o a regularizar el ritmo cardíaco, comprenderemos lo interesante que es comer estos frutos para mantener nuestra mente y nuestro cuerpo en buena forma a medida que pasan los años.

Ciruelas, un buen alimento para mantener el peso y la silueta

El abundante contenido en potasio y la ausencia de sodio, junto con el moderado poder calórico de las ciruelas frescas, convierte a este fruto en un buen aliado de las dietas de adelgazamiento y en aquellas situaciones en que se quiera mantener el peso.

El potasio, muy abundante en esta fruta y su ausencia de sodio, contribuye a eliminar líquidos corporales y evita así el problema de la retención de líquidos.

Perder líquidos retenidos no solamente es importante por una cuestión de estética en cuanto que disminuye la hinchazón y estiliza la silueta.

La acumulación de líquidos es algo muy habitual en ciertas situaciones como el paso de la edad, la menopausia, los problemas de insuficiencia renal o las enfermedades del hígado. Comer este alimento podría aliviar en parte las consecuencias de estas anomalías.

¿Las ciruelas engordan?

Las ciruelas poseen muy poca grasa y su poder calórico viene determinado por los hidratos de carbono que proporcionan una energía mucho más duradera, por lo que ayudan a solucionar la necesidad de comer entre horas algo de la mesa de tanto en tanto ya que mantienen la sensación de llenado durante más tiempo.

Las ciruelas frescas, por lo tanto, son adecuadas para evitar la obesidad y, al mismo tiempo, resultan tremendamente útiles como tentempié.

Un par de buenas ciruelas en la merienda o entre comidas puede ser muy útil para que los escolares no coman otras chucherías a base de grasas poco recomendables y azúcar refinado que no aportan ningún valor nutritivo a su dieta.

Las ciruelas proporcionan una energía saludable y duradera.

Ciruelas para tratar y prevenir el estreñimiento

Las ciruelas son ricas en fibra, especialmente las ciruelas pasas o ciruelas secas, por lo que, además de evitar el estreñimiento, ayudan a vaciar los intestinos y contribuyen una vez más a mantener una buena silueta. (Más información sobre las ciruelas pasas en el listado superior)

Un buen recurso de la cocina tradicional ha sido utilizar las ciruelas en sus preparaciones, especialmente en pasteles, como sustituto de la margarina o mantequilla.

Con las ciruelas se puede formar una especie de puré que espesa estos preparados y, al mismo tiempo, no presenta las calorías de las grasas derivadas de la leche o de las grasas animales.

Existen en el mercado preparados envasados con este tipo de pure que serían muy recomendables para aquellas personas que quieran preparar un pastel sin grasa.

Ciruelas, un sedante natural


La ingestión de esta fruta en abundancia en los últimos días de setiembre puede ayudar a prevenir los síntomas de la
depresión de otoño Se ha comprobado como la ingestión habitual de esta fruta ayuda a rebajar la tensión, prevenir el nerviosismo y mantener el cuerpo tranquilo.

Tambien ayudan a superar el estrés que supone la vuelta al trabajo después de las vacaciones de verano o a reforzar el animo y la concentración de los estudiantes que tienen que volver a clase a realizar las recuperaciones de las asignaturas que suspendieron.

Durante esta época contamos en el mercado con variedades de ciruelas muy selectas y muy apetecibles.

¿Cómo escoger y comer las ciruelas?

¿Qué ciruelas son las mejores?

Las mejores ciruelas son las que se recogen frescas y maduras. Las que se dejan maduran en casa no son tan ricas en vitaminas.

Lo mejor sería comer las ciruelas con piel, pues es aquí donde se hallan la mayoría de las vitaminas y acidos grasos poliinsaturados.

Sin embargo, por desgracia, muchas de las ciruelas que se venden en el mercado ofrecen pocas garantías de poderse comer la piel, al menos sin lavarla bien antes.

Es necesario lavar bien las ciruelas antes de comerlas dado que la mayoría, a no ser que procedan de cultivos biológicos fiables, son ricas en pesticidas. Además, para favorecer las ventas, se rocían con ceras que les proporcionan un aspecto pulido y brillante pero que no son nada convenientes para la salud.

Muchas de estas ceras son muy difíciles de quitar y nos obligan a pelar la piel. Otra manera de evitar este problema es quitarles la cera con un trapo bien limpio y después lavarlas bien.

Las ciruelas también se pueden comprar secas, las llamadas ciruelas pasas, que contienen todos los beneficios de las ciruelas concentrados.

VALOR NUTRICIONAL DE LAS CIRUELAS

Composición de las ciruelas secas y frescas

Nutrientes Ciruelas pasas
por 100g
Ciruelas frescas
por 100g
Agua 32,3 g 85,2 g
Calorías 239 kcal 55 kcal
Grasa 0,52 g 0,69 g
Proteína 2,6 g 0,72 g
Hidratos de
carbono
62,7 g 13,01 g
Fibra 7,1 g 1,5 g
Potasio 745 mg 172 mg
Fósforo 79 mg 10 mg
Hierro 2,4 mg 0, 10 mg
Sodio 4 mg 0 mg
Magnesio 45 mg 7 mg
Calcio 51 mg 4 mg
Cobre 0, 43 mg 0, 043 mg
Zinc 0, 53 mg 0,10 mg
Selenio 2,3 mcg 0, 5 mcg
Vitamina C 3,3 mg 9, 5 mg
Vitamina A 1987 UI 323 UI
Vitamina B1 (Tiamina) 0,081 mg 0,043 mg
Vitamina B2 (Riboflavina) 0,162 mg 0,096 mg
Niacina 1, 961 mg 0, 5 mg
Vitamina E 1, 45 mg 0, 6 mg

 

PROPIEDADES MEDICINALES DE LAS CIRUELAS

¿Qué propiedades curativas tienen las ciruelas?

Propiedades laxantes de la ciruelas.

Efecto laxante suave

Las ciruelas frescas constituyen uno de los mejores remedios para prevenir el estreñimiento. Esta propiedad les viene otorgada por su riqueza en fibras – especialmente pectina, fructosa y el azufre.

Por una parte la gran cantidad de fibras aumenta el volumen de materia en el intestino grueso, lo que produce un aumento del peristaltismo o contracciones intestinales estimuladas por la presencia de tanta materia acumulada. Todo ello provoca una defecación abundante y más habitual. Por otra parte, se ha comprobado como la fructosa y el azufre presentan propiedades laxantes. Las ciruelas frescas son laxantes muy eficaces.

A diferencia de otros laxantes con más popularidad, no crean el síntoma del “colon perezoso ” que se caracteriza porque el instestino se acostumbra a defecar solamente cuando se le proporciona este laxante. Su efecto es suave y se nota a largo tiempo. La mejor manera es comer este fruto de manera habitual, empezando poco a poco hasta que el intestino se acostumbre.

Efecto laxante inmediato:

Si lo que deseamos es que produzca un efecto laxante inmediato, probaremos alguno de los preparados siguientes:Recetas laxantes con ciruela


Todo ello se debe moler con una licuadora y guardar en raciones de una cucharadita en el frigorífico. Durante un par de meses puede consumirse alguna que otra de estas raciones cuando haga falta. Parece ser que la mezcla consigue un buen resultado al cabo de un par de horas.
Muy interesante resulta la receta laxante que propone John Heinerman en su libro Enciclopedia de frutas, vegetales y hierbas mediante la combinación de ciruelas, higos secos, coriandro y zaragatona: Mezclar cinco higos, con cinco ciruelas, añadir una cucharada pequeña de coriandro y una cucharadita de semillas de zaragatona.

Otra receta muy interesante consiste en pelar un quilo de ciruelas y quitarles el hueso. Cocer estas ciruelas en 4 o 5 litros de vino blanca durante unos 20 minutos. Macerar las ciruelas durante 5 días. Filtrar y guardar en un lugar fresco. De tanto en tanto se puede tomar un vasito de este líquido que resulta ideal, tanto para elevar el ánimo, como para asentar aquellos intestinos que tienen tendencia a originar deposiciones habitualmente demasiado duras.

Mucho más sencillo para combatir el estreñimiento es el remedio de ciruela siguiente: Dejar reposar tres o cuatro ciruelas en un vaso de agua durante una noche. A la mañana siguiente beber el agua del vaso y comerse las ciruelas.

Otras propiedades medicinales de la ciruela

– Problemas intestinales: Para intestinos alterables y variables que producen muchos cambios en las deposiciones y se manifiestan habitualmente irritados se puede utilizar el jarabe de ciruela. Este jarabe se puede comprar preparado en las farmacias o herbolarios pero se puede preparar utilizando el procedimiento siguiente:

JARABE DE CIRUELA

Ingredientes:

200 g de alcohol

100 gr de ciruelas

½ kilo de azúcar

1 taza de agua (300 ml)

Preparación:

Limpiar bien las ciruelas y cortar a trozos. Verter el agua en una cacerola y, cuando se encuentre caliente antes de hervir, añadir el azúcar removiendo bien. Bajar la potencia del fuego para evitar que hierva y añadir las ciruelas. Remover todo bien. Apagar el fuego y dejar macerar durante 24 horas. Guardar a la nevera.

¿ Como se toma?

Tomar una cucharada de té por la mañana despues del desayuno y otra por la noche después de la cena. Se puede tomar hasta que el vientre se encuentre bien.

Anemia: Por su elevado contenido en hierro la ingestión habitual de este alimento puede prevenir la aparición de la anemia o ayudar a su curación.

Aparato respiratorio: Las ciruelas tienen un efecto muy beneficioso para el aparato respiratorio. La ingestión de estos frutos ayuda a combatir la tos, favorecer la expulsión de las secreciones acumuladas en los pulmones y sedar el organismo. Ideal en casos de bronquitis.

Aparato digestivo: Ademas de sus propiedades laxantes, las ciruelas constituyen un buen remedio para facilitar la digestión.

Guardar

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: