El Anamú y sus maravillosos beneficios para nuestra salud.


El Anamú, y sus maravillosos beneficios para nuestra salud.

El Anamú es una planta originaria de la selva amazónica, pero que también crece en áreas de América Central, el Caribe y África. Esta planta puede tener un olor similar al ajo en sus raíces por lo que algunas personas le llaman hierba de ajo. En Perú se le conoce como mucura y en Brasil puede encontrarse como Tipi o anamú, pero se trata de la misma planta beneficiosa.

Se trata de una planta con muchas aplicaciones para la salud y la ciencia ha podido probar algunas de estas propiedades. Gracias a que actualmente la comunidad científica se ha preocupado por descubrir sus propiedades se ha podido encontrar evidencia favorable que nos dan más seguridad acerca de la utilidad de esta planta, aunque cabe mencionar que muchos estudios se han llevado a cabo in vitro, o en modelo animal como ratones, por lo que aún no se está clara su total eficacia.

Esta planta ha sido estudiada ampliamente y se ha logrado identificar varios de sus compuestos activos, entre los cuales destacan los triterpenos, polifenoles, compuestos de azufre y esteroides.

Uno de los activos que llama la atención de esta planta, es el dibencílico trisulfuro, un compuesto que se ha encontrado útil contra el cáncer de acuerdo a investigaciones, sin embargo, hay otros activos como la cumarina y ciertos fitoquímicos en esta planta que también parecen tener un efecto antitumoral.

Otros compuestos que describen de esta planta son la astilbina, alantoína, ácido linoleico, ácido oleico, ácido palmítico, sitosterol, prolina, friedelinol, leridol.

Diferentes culturas la han aprovechado para mejorar enfermedades del sistema respiratorio, así como distintos tipos de dolor, tales como el de dolor de cabeza y  dolor en articulaciones.

El anamú también se ha llegado a utilizar para ahuyentar insectos. Son muchas las aplicaciones de esta planta, y su valor se ha incrementado a raíz de que algunos estudios la han encontrado efectiva contra diferentes padecimientos.

Beneficios del Anamú.

Es un analgésico natural.

En muchas tribus amazónicas, los chamanes utilizan anamú para aliviar los dolores producidos por la artritis. Esto se debe a que contiene inhibidores de la hormona COX-1, la cual inflama las articulaciones y produce ese dolor tan molesto. Inclusive se sabe que muchas compañías farmacéuticas basan sus remedios contra la artritis en esta planta en particular.

Estimula el sistema inmunológico.

La planta de anamú favorece de acuerdo a un estudio realizado en ratones, la producción de linfocitos y demás células que contribuyen al sistema inmunológico. Se emplea contra resfriados hasta infecciones gracias a que fortalece el sistema inmune de forma natural.

Contra el cáncer.

La planta anamú fue investigada con este fin durante la década de los 90’s y se comprobó que extractos de la planta tenían un efecto citotóxico para las células cancerígenas llegando a matar algunas de ellas, sin embargo, estos estudios fueron realizados in vitro, pero se cree que su efecto podría ser similar en humanos. Lo estudios sugieren que esta planta puede ayudar  a inhibir el desarrollo de cáncer de mama y combatir activamente ciertos tipo de cáncer como leucemia, y algunos cáncer cerebrales.

Antiinflamatorio natural. 

El anamú es una planta con reconocidas propiedades antiinflamatorias, propiedades que la hacen útil en múltiples padecimientos tales como la artritis, ayudando a reducir la inflamación en las articulaciones que normalmente acompaña a esta enfermedad, además, puede ejercer efecto analgésico disminuyendo el dolor.

Para la diabetes.

El anamú tiene efectos positivos sobre los niveles de glucosa en sangre, contribuyendo a disminuir sus niveles, sin embargo, se debe emplear con precaución para este fin, ya que su efecto no debe combinarse con el de fármacos para disminuir los niveles de glucosa en sangre sin consultarlo con su médico previamente.

Es útil contra hongos.

Uno de los usos tradicionales del anamú se debe a sus propiedades antimicrobianas e incluso antimicóticas, se ha comprobado que realmente puede ser útil en caso de infecciones por hongos y bacterias.

Preparación del anamú.

El anamú se puede consumir en forma de suplemento en productos que contienen su extracto, pero tradicionalmente se utiliza una infusión de anamú para tratar estos padecimientos.

Para prepararla se emplean 30 gramos de la planta anamú seca por un litro de agua hirviendo se deja reposar de 6 a 7 minutos, con la flama ya baja y se consumen de una a tres tazas diarias para tratar los diferentes padecimientos antes mencionas.

Contraindicaciones del anamú.

El anamú se considera seguro en la mayoría de los casos cuando se consume en dosis adecuadas no excesivas, sin embargo, hay algunas consideraciones que tomar en cuenta antes de ingerirlo.

No se recomienda para mujeres embarazadas, ya que el anamú puede estimular las contracciones uterinas, induciendo un aborto involuntario.

Lo deben evitar las personas con problemas de coagulación o que se encuentran bajo algún tratamiento con fármacos anticoagulantes, ya que el anamú es una planta cuyos compuestos pueden “adelgazar” la sangre favoreciendo la posibilidad de hemorragias.

En el caso de hipoglucemia o diabetes la planta debe emplearse de forma responsable bajo la supervisión de un médico, debido a que puede contribuir a disminuir los niveles de glucosa en sangre.

One Response

  1. César Aguirre Calderón 1 mes ago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: