EL AJÍ PICANTE: CLAVE PARA TRATAR EL CÁNCER. EL MILAGRO DE LA CAPSAICINA

EL AJÍ PICANTE: CLAVE PARA TRATAR EL CÁNCER. EL MILAGRO DE LA CAPSAICINA.

En la Universidad de Nottingham, inglaterra, en la incesante búsqueda de una cura contra el cáncer, se han realizado numerosas investigaciones y han llegado a una  conclusión  extraordinaria;  Un compuesto presente en el ají picante, puede ser la clave para una nueva generación de medicamentos contra el cáncer; ya que mata los tumores, sin efectos sobre células sanas. La capsaicina, el componente activo  del  ají , ha producido  efectos “sorprendentes” en pruebas para acabar con una variedad de células tumorales, incluido el cáncer de páncreas, uno de los tipos de cáncer más difíciles de curar.

chili_peppers_hd_widescreen_wallpapers_1280x800

Todavía no hay respuestas concretas sobre el tratamiento y la cura del cáncer, sin embargo, la ciencia ha dado grandes pasos en las nuevas medicinas oncológicas, con resultados cada vez más eficientes. Este progreso no es menor, teniendo en cuenta que los distintos tipos de cáncer ocupan siempre un lugar dentro de las primeras diez causas de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

En este escenario, aparece el ají como protagonista. La capsaicina es el componente de los ajíes y otros pimientos que le otorga ese sabor picante y de ardor tan característico pero, desde hace un tiempo, está en la mira de la ciencia porque podría acercar a los médicos un paso más hacia la eliminación de esta enfermedad mortal.

En 2006, un grupo de investigadores realizó pruebas científicas en ratones para comprobar que esta sustancia destruye e inhibe el crecimiento de células de cáncer de próstata sin dañar las células sanas. De hecho, hasta redujo el tamaño de los tumores de los ratones afectados a una quinta parte del tamaño de los ratones no tratados. Sin embargo, los médicos no pudieron explicar por qué.

CÓMO ACTÚA LA CAPSAICINA.

Recientemente, investigadores del Instituto Indio Madras de Tecnología descubrieron el proceso que causó este efecto en las células de cáncer de próstata. Los autores del estudio, Ashok Kumar Mishra y Jitendriya Swain, señalaron que esto ocurre porque la capsaicina se une a las membranas de las células cancerosas para destruirlas en un 80 por ciento de los casos.

chile-picante-rojo-877509

Este componente pertenece a la familia de moléculas llamadas vaniloides, conocidas por producir la muerte de las células cancerígenas. Lo que sucede es que literalmente se pegan a las proteínas de las mitocondrias -las partes encargadas de la respiración celular- y aniquilan la célula. Este fenómeno se llama apoptosis o muerte celular y sucede regularmente en nuestro cuerpo en el proceso de desechar células viejas pero las células cancerígenas evaden este proceso y se hacen inmortales.

Lo sorprendente de este proceso es que no tocan ni dañan las células sanas porque poseen una composición bioquímica completamente diferente.

COMO USAR EL CHILE PARA PREVENIR EL CÁNCER.

La capsaicina, el principio picante del chile, conduce a las células del tumor de próstata a su autodestrucción. Según un reciente estudio realizado en la Universidad de California, (Centro médico Cedars-Sinaí), se ha demostrado que este componente presente en altas concentraciones en el ají, o chile, produce la activación de muerte celular programada, o suicidio celular (también llamado apoptosis), en un 80% de la población de dichas células tumorales del cáncer de próstata, reduciéndose el tamaño de dichos tumores a una quinta parte de los tumores no tratados.

Para lograr el efecto anticancerígeno deseado, según estos estudios, una persona de unos 90 kg de peso debe ingerir unos 400 miligramos de capsaicina 3 veces en semana. Ello supone la ingesta de entre tres y ocho chiles habaneros frescos. Pero ¡atención! estos pimientos son los que tienen un mayor contenido en capsaicina, estimándose el grado de picante, según la escala Scoville, en más de 300.000 unidades, es decir, son superpicantes y puede que su paladar no lo soporte. Para que nos hagamos una idea, otras variedades como los jalapeños, pueden contener sólo entre 2.500 y 8.000 unidades Scoville.

Expliquemos con un poco más de detalle cual es el mecanismo por el cual el chile o ají actúa inhibiendo o matando el cáncer:

La apoptosis o muerte celular es un fenómeno normal que se produce en los tejidos y órganos de nuestro cuerpo,  gracias al cual existe un equilibrio entre las células nuevas y aquellas que son más viejas o están ya deterioradas. Sin embargo, las  células cancerígenas se hacen inmortales ya que evaden genéticamente los mecanismos moleculares de apoptosis.

dramu4j

Los científicos observaron que la capsaicina inhibió la actividad de un mecanismo molecular que está alterado en las células cancerosas(el NF-kappa Beta) y que, en condiciones normales,  participa en la apoptosis o muerte celular, en muchos tipos de células. La regulación defectuosa del NF-kB por parte de las células cancerígenas es una de las razones que promueven su eterna supervivencia.

El componente picante de los chiles redujo además la formación de  una proteína que a menudo es producida en altas cantidades por los tumores de próstata y que puede señalar la presencia del tumor en hombres. Esta proteína se conoce como antígeno prostático específico (PSA).

DIETA O MENÚ PARA LUCHAR CONTRA EL CÁNCER.

Viendo las maravillosas propiedades de los alimentos picantes que contienen capsaicina, si queremos ayudar en la lucha contra el cáncer o prevenirlo, tenemos que incorporar en nuestra alimentación la mayor cantidad de hortalizas que la contengan. Esto es, los pimientos y el jengibre. Hay que tener en cuenta que cuanto más pique un pimiento, chile o ají, más concentración de capsaicina tiene. No olvidemos que lo ideal es que dichos alimentos los consumamos crudos, pues de esa manera se conservan todas sus propiedades.

aji-chile-picante

  • Chiles o guindillas: son la fuente más potente y conocida de capsaicina, y algunos tienen las puntuaciones más altas en la escala picante de Scoville, como los Jalapeños o los Habaneros.
  • Tabasco: esta salsa comercial está hecha con los pimientos picantes de la variedad Tabasco, del estado mexicano del mismo nombre, añadiendo vinagre y sal. Unas gotas en tu comida, una fiesta en tu lengua.
  • Comino: aunque es mucho menos picante que los anteriores, contiene capsaicina y puede dar un gran sabor a tus legumbres, además de ser el ingrediente principal del mojo canario.
  • Curry: uno de los ingredientes principales es la cúrcuma, que le da el color amarillo y que contiene pequeñas cantidades de capsaicina.

La capsaicina se refuerza con la cafeína de forma sinérgica, es decir, la combinación de las dos ayuda aún más a prevenir y curar el cáncer y también a quemar grasa. Si la idea de mojar jalapeños en el café para desayunar no te atrae demasiado, puedes tomar capsaicina y cafeína en cápsulas y ahorrarte el picor de lengua, pero no te librarás de los sudores.

 

aji-y-el-cancer-facebook

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: