ACEITE DE ORÉGANO PROPIEDADES Y BENEFICIOS Y COMO HACERLO EN CASA


El aceite de orégano es uno de los antibióticos más potentes que existen en el mundo. Ofrece muchas posibilidades de curación para distintas enfermedades y virus. En este artículo te enseñamos a hacer el aceite de orégano en casa y te mostramos todas sus propiedades y beneficios, para que puedas utilizarlo en el día a día.

 QUÉ ES EL ACEITE DE ORÉGANO.

Este aceita contiene una gran cantidad de antioxidantes (más que en las manzanas o arándanos). Esto es importante recalcarlo porque ellos son los encargados de protegernos contra bacterias, infecciones, etc. En general, fortalece nuestro sistema inmunológico, por lo que los antioxidantes son fundamentales para mantener sano el organismo.

La primera vez que pudimos oír hablar del aceite de orégano, fue en la Antigua Grecia, ya que “orégano” significa “alegría de montaña” en griego. Ellos fueron los primeros en utilizar este aceite como remedio medicinal y lo utilizaban para evitar los virus y las bacterias, y también para calmar el dolor y las inflamaciones. En la actualidad, las hojas del orégano también se utilizan como remedio para problemas con el sistema respiratorio y para digestiones complicadas.

Origanum vulgare y Thymus capitatus son los nombres de lo que se considera el verdadero orégano, y que se cultiva principalmente en España. Su concentración de carvacrol (potente antiviral) es del 70%.

Una de las mejores cosas que tiene el aceite de orégano, es que no produce ningún efecto maligno en el cuerpo, y no cuenta con efectos secundarios.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE ORÉGANO.

Es muy rico en minerales como el calcio, magnesio, zinc, hierro, potasio, cobre, boro, manganeso y vitamina C, vitamina A, la niacina. El aceite de fenoles que contiene esta planta tiene propiedades antisépticas, antivirales, anti-inflamatorias y propiedades anestésicas.

Como hemos observado, el aceite de orégano sirve sobre todo para proteger el cuerpo de elementos externos tales como virus y bacterias, que pueden producirnos infecciones.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE OREGANO.

PREVENIR EL ENVEJECIMIENTO

Puede ser que esta sea la propiedad más famosa del aceite de orégano, puesto que lleva siendo el objetivo de ciencia y de las empresas de cosmética, por mucho tiempo. El aceite de orégano, hace que el deterioro celular se produzca de manera más gradual, por lo que frena el envejecimiento. No significa que no vayas a envejecer, sino que lo vas a hacer más lento.

Además, los antioxidantes que contiene, ayudan a frenar algunos problemas propios de la edad como los oculares, musculares y del sistema nervioso.

COMBATIR INFECCIONES

Es su principal función, combatir las infecciones. Se ha demostrado su efectividad en infecciones con la bacteria la candida albicans y el hongo Aspergillus. Es muy recomendado para las infecciones vaginales y las infecciones por estafilococos, así como remedio para acabar otro tipo de gérmenes como la Salmonella y el E. coli.

PROTECCIÓN CONTRA ORGANISMOS EXTERNOS

La mala alimentación y los malos hábitos de vida que llevamos a cabo actualmente, hace que se introduzcan todo tipo de organismos nocivos para nuestra salud, que debemos eliminar día a día. El aceite de orégano puede ayudarnos en esta tarea. Un estudio realizado en una universidad de Estados Unidos, concluyó que una dosis diaria de 600 mg de aceite de orégano, durante seis semanas, puede eliminar todos los parásitos que residen en tu cuerpo.

LA DIGESTIÓN

Muchas plantas y hierbas son utilizadas para facilitar nuestra digestión. El orégano es una de ellas, ya que sus hojas secas ayudan a cumplir esta tarea. No obstante, el aceite de orégano es conocido por estimular la bilis, lo que hace que el resto de los órganos que intervienen en la digestión, fluyan mejor y el proceso sea más sencillo y rápido. De esta manera podemos evitar problemas tan molestos como el dolor de tripa o los casos de estreñimiento.

NUTRICIÓN

El aceite de orégano, no es sólo bueno por no producir efectos secundarios (como hacen todos los medicamentos al uso), sino que, además, ayuda a nutrir nuestro cuerpo. Esto es debido a los minerales que contiene (magnesio y zinc, sobre todo) y vitaminas como la C y la E. Para que nuestro cuerpo adquiera estos nutrientes, debemos tomar una dosis de aceite de orégano diaria.

LA MENSTRUACIÓN

La menstruación suele ser la peor pesadilla de las mujeres, por los desajustes que produce en el cuerpo y por los dolorosos síntomas que presenta durante la ovulación. Además, a esta se suman los problemas de irregularidad que también sufren muchas mujeres. En estos casos, el aceite de orégano puede ser el mejor aliado. No sólo ayuda a combatir la irregularidad del periodo, sino que también alivia los efectos negativos que tiene la menopausia.

ALIVIAR EL MALESTAR.

Muchas personas que padecen de artritis, dolores de espalda o del síndrome del túnel carpiano, utilizan el aceite de orégano para aliviar sus dolores. Este aceite, esparcido sobre la piel, ayuda a calmar los síntomas. Sólo necesitas una mezcla de aceite de orégano con aceite de oliva y aplicarlo en la zona que padezcas dolor.

Los deportistas usan mucho esta mezcla para curar las lesiones y los dolores de espalda.

CONTRA LAS ALERGIAS

El aceite de orégano también tiene una propiedad sedante que puede ser muy beneficiosa para las personas que sufren de alergias. El efecto que produce es una reducción de la hipersensibilidad, lo que hace que los síntomas de alergia sean menos evidentes. Esto es una buena solución para aquellos que prefieran evitar los estridentes antiestamínicos y otros medicamentos igual de fuertes, que pueden producir todo tipo de efectos secundarios.

LOS RESFRIADOS

¿Cuántas veces al año, nos vemos afectados por un resfriado o una gripe? Pueden llegar a ser situaciones muy incomodas que nos plantean un problema en nuestro estilo de vida y que queremos evitar a toda costa o curarlo lo antes posible. El aceite de orégano puede ser la solución indicada.

En cuanto sientas mínimamente los síntomas de un resfriado o gripe, toma de tres a seis gotas de aceite, tres veces al día, antes de las comidas. Lleva a cabo este tratamiento durante cinco o diez días, dependiendo de tu estado.

Sin embargo, si queremos evitar encontrarnos con un resfriado, lo mejor será que tomemos la dosis recomendada diaria de aceite de orégano: de tres a seis gotas por día. Para esto, ten siempre en cuenta de qué tipo de aceite de orégano se trata. El tradicional es muy distinto del orgánico.

CÓMO HACER ACEITE DE ORÉGANO.

Después de todas las propiedades y beneficios que hemos visto de este aceite de orégano, te interesará saber cómo prepararlo.

Sólo tenemos que coger un orégano fresco, lavarlo y secarlo. Después tienes que colocar las hojas dentro de un frasco con una tapa que lo haga totalmente hermético. Machaca las hojas con un mazo para que las hojas desprendan el aceite.

A continuación deberás calentar aceite de oliva sin dejar que hierva. Después, mezcla ambos aceites y cierra el tarro. Guárdalo en un lugar fresco y, tras haber pasado dos semanas, podrás utilizarlo para adquirir todos sus beneficios.

 

Anuncios

One Response

  1. Alan Steve bucana placido 3 meses ago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: