Acaba de una ve y por toda con la Disfunción Eréctil.


La disfunción eréctil, antes erróneamente llamada impotencia sexual, es una realidad más que común y tratable. Cualquier alteración que afecte el flujo de la sangre, puede ser un motivo para que exista la disfunción eréctil.

Lo primero que debes saber es que es algo completamente normal. El 50% de los hombres experimentan los síntomas de la disfunción eréctil después de los 50 años de edad. Mientras que otro tanto, se trata de chicos de apenas 20 a 30 años.

Sí, así es. Aunque la impotencia es popularmente conocida por ser padecida por personas de edades mayores, los casos que hay de jóvenes que sufren de este problema, también son numerosos.

Pero la buena noticia es que para combatirla, no es necesario que dispongas de grandes sumas de dinero para invertir en medicamentos, ni mucho menos que pongas tu vida en peligro consumiendo productos experimentales con resultados dudosos. La solución a tu problema se basa en tratamientos completamente naturales, que son altamente efectivos y muy fáciles de seguir.

¿Por qué da la disfunción eréctil?

Hay distintas causas que pueden hacer que la disfunción eréctil afecte a una persona. La más común es cuando la sangre que debería acumularse en el pene al momento del encuentro sexual no logra fluir de la manera correcta, y por lo tanto, el pene no logra la erección. Esto pasa por un problema con el flujo sanguíneo, y puede darse por distintas razones, como enfermedades cardiovasculares, mala alimentación, ser fumador activo, haber pasado por un tratamiento de quimioterapia o radioterapia, el uso de medicamentos específicos y otros.

Por otra parte, también puede ser causa de depresión crónica, altos niveles de estrés, al romper una relación, tener problemas en el trabajo, problemas de pareja… En estos casos, el flujo sanguíneo no es el culpable del déficit de erección, sino que la alteración negativa de los pensamientos, hacen que el afectado no sienta deseo sexual, lo que causa la disfunción. La ventaja de que ésta sea la causa, con respecto a la anterior, es que generalmente los problemas para alcanzar la erección pueden acabarse al mismo tiempo de lo que dure la alteración psicológica. Al cambiar de ánimos y volver al estado normal, el individuo será capaz de retornar a sus actividades sexuales.

Otras causas de la disfunción eréctil también conocidas son la baja producción de testosterona, la obesidad, problemas neurológicos, diabetes, cirugías, etc.

¿Cómo acabar con la disfunción eréctil?

Como mencionamos al principio, en esta nota no hablaremos de las populares “píldoras azules”, ni de su funcionamiento. Nos limitaremos a decirte que no son lo que buscas y que siguiendo una serie de pautas y recomendaciones podrás volver a experimentar los placeres de una erección fuerte y de larga duración.

Relájate, respira profundo y medita. Puedes utilizar cualquier recurso que esté a tu mano para lograr el mayor relajamiento posible. Es necesario que se elimine o que se reduzca al máximo el estrés, ya que éste podría ser la causa del problema.

Sal a caminar y haz ejercicio. Por un lado, los ejercicios de cardio ayudan a mejorar el flujo sanguíneo, puesto que con estos se logra eliminar grasas acumuladas. Por el otro, el ejercicio fuerte y con grandes pesos, aumentan la producción de testosterona en la sangre.

Presta mucha atención a la alimentación. Una dieta saludable mejora la calidad del flujo de la sangre por las arterias. Algunos de estos alimentos son el brócoli, los tomates, granos, aceite de oliva y otros.

Te presentamos algunos remedios naturales para tratar la disfunción eréctil que te ayudarán altamente:

Preparar un chocolate a la taza y añadirle Canela y un poco de nuez moscada, sin excederse, pues es muy activa.

Granada. El jugo de este fruto ayuda a mejorar la calidad de la erección hasta en un 32 por ciento, así lo asegura un estudio publicado en Journal of Sexual Medicine. Esto se debería a que el jugo de granada es rico en antioxidantes que mejoran el flujo sanguíneo y favorecen la erección.

Ajo. Esta hortaliza es muy utilizada para mejorar la salud de las personas, en especial contra el asma, la tos, dificultades respiratorias, bronquitis, tuberculosis. Pero sus múltiples cualidades también ayudan a mejorar la potencia sexual en los hombres. La alicina que contiene, ayuda a que el pene reciba más sangre. Se recomienda comer dos dientes de ajo al día… ¡Crudos!

Sandía. Tiene contenido citrulina que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y promover el flujo de sangre al pene. Cortar la piel exterior de la sandía en trozos pequeños y se ejecuta a través de un extractor de jugos y beber el jugo, esto es una forma efectiva de combatir la disfunción eréctil.

Cúrcuma. Tiene ciertas propiedades afrodisíacas que son eficaces para el tratamiento de problemas como la eyaculación precoz, un problema de semen delgado y otros problemas sexuales. Calentar un vaso de leche con la flor de cucurma hasta que hierva, enfriar la mezcla y beber este remedio casero para uno o dos meses de forma continua para un mejor resultado.

Una dieta saludable que contenga frutas y verduras, granos enteros, pescado y lácteos bajos en grasa promueve la salud física y emocional, así como la función sexual saludable.

Los alimentos ricos en zinc, como el pavo, pollo, maní, productos integrales, yogur, carne de res, cordero y así sucesivamente ayuda en el impulso de la producción de testosterona y aumentar la movilidad de los espermatozoides.

Las frutas secas. Como dátiles, pasas, pistachos, albaricoques, ciruelas pasas y las almendras son fuentes de potasio y sodio. Bocadillos de frutos secos al día ha demostrado ser igualmente energizante.

Avena. Todos sabemos que este cereal es sumamente nutritivo y su consumo ayuda a mejorar nuestro organismo; pero además, el comer avena de forma constante en la dieta de los hombres ayuda a aquéllos que tenga problemas de erección, esto debido a la gran cantidad de proteínas que contiene. Cada 100 g tiene 13 g de proteínas, 55 miligramos de calcio y 4.6 mg de hierro.

Maca. Es una raíz originaria de los andes, actúa directamente en el flujo sanguíneo, lo que se traduce directamente en una acción vigorizante de la zona pélvica de los hombres, aumentando la potencia sexual.

Ginseng rojo. En cualquiera de sus presentaciones, esta raíz es un tónico energético que, según estudios realizados, mejora el desempeño sexual hasta en un 42 por ciento.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: