Saltar al contenido

Descubre las propiedades antioxidantes de las semillas de albaricoque

 Descubre Las Propiedades antioxidantes y Analgésicas De La Semilla De Albaricoque

 

El albaricoque (también conocido con el nombre de damasco, y habitualmente confundido con el melocotón), es una fruta que al menos en España podemos empezar a disfrutar desde mediados del mes de abril hasta finales de agosto aproximadamente.

Son unas frutas realmente características y de un aroma ciertamente maravilloso. Presentan un tamaño algo más pequeño que el melocotón, con una piel anaranjada, blanca, amarilla o rojiza y un tacto suave y aterciopelado.

 

¿Qué son las semillas de albaricoque?

Como puedes imaginar, las semillas del albaricoque son unas pequeñas pipas que podemos encontrar en el interior de esta fruta. Presentan una forma que recuerda en muchas ocasiones a una almendra.

 

Propiedades nutricionales de las semillas de albaricoque.

Las semillas de albaricoque son especialmente ricas en vitaminas, destacando sobretodo su altísimo contenido en vitaminas del grupo B.

Sorprende sobretodo la presencia de vitamina B17, conocida también con los nombres de Ácido para-aminobenzoico o Laetril, y que aporta virtudes antioxidantes.

 

Beneficios de las semillas de albaricoque.

Ayuda a subir las defensas.

Las semillas de albaricoque son especialmente útiles a la hora de aumentar las defensas, gracias a que presentan la capacidad de estimular el sistema inmune, lo que se traduce en que mejoran las defensas naturales de nuestro organismo para combatir infecciones y enfermedades.

 

Propiedades antioxidantes y analgésicas.

Por su contenido en vitamina B17, estas semillas aportan propiedades analgésicas, y según diferentes estudios (aunque de momento serían necesarios más para poder confirmarlo sin dejar lugar a las dudas), podría prevenir la aparición de células cancerígenas, o destruir las ya existentes gracias a sus cualidades antioxidantes.

 

Ayuda a cuidar la piel.

La vitamina B17 también es un nutriente interesante para la salud de la piel. De hecho, ayuda a tratar diferentes problemas relacionados, como por ejemplo es el caso de la seborrea y los eccemas.

 

Reduce la presión arterial.

En caso de tener altos los niveles de presión arterial, las semillas de albaricoque son útiles para rebajar estos valores. Este beneficio se lo debemos nuevamente a la presencia de vitamina B17.

Un alivio contra el estreñimiento.

Una dosis habitual tanto de semillas de albaricoque como de melocotón ayudan a combatir el estreñimiento, mejorando el buen tránsito intestinal y el movimiento intestinal regular.

 

¿Cómo obtener las semillas de albaricoque?.

En primer lugar debes lavar bien las semillas de albaricoque en agua limpia.

Retira la pulpa que haya podido quedar pegada o adherida a las semillas.

Sécalas bien con ayuda de una servilleta. Déjalas al aire libre durante algunas horas.

Pasado este tiempo, con ayuda de un cascanueces abre la cubierta dura de la semilla.

Retira la pulpa y finalmente reserva las semillas que encontrarás en su interior.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: