Semilla De Mostaza Para Restaurar La Falta De Nutrientes.

 

Es tremendamente conocida como condimento, para darle un sabor muy especial a los alimentos, aunque normalmente la utilizamos a través de una salsa especial. La semilla de mostaza se ha convertido en uno de esos condimentos que todos deberíamos tener en casa, porque su sabor tan especial añade un toque único a nuestras recetas. Ya sea blanca, la típica de Norteamérica y Europa, o negra, la variedad más habitual en el sur de Asia y parte del Mediterráneo, la semilla de mostaza no solo tiene usos culinarios para dar sabor, sino que también nos aporta otros muchos beneficios.

¿Qué propiedades tienen las semillas de mostaza?

 

Y es que al ser una semilla natural, sus propiedades beneficiosas son más importantes, y eso se nota cuando la consumimos. Siempre que sea semilla de mostaza natural, por supuesto, tratando de huir lo máximo posible de estas salsas prefabricadas que encontramos en los típicos supermercados. Lo mejor es comprar la propia semilla y machacarla para convertirla en un condimento especial como puede ser la canela, el azafrán o cualquier otro que tengamos. Añadido a las comidas en su justa medida nos dará un sabor espectacular que cambiará para siempre la manera en la que ves esta planta.

 

Usos

Desde hace cientos de años, esta semilla ha sido utilizada no solo como condimento, sino también en algunos remedios medicinales caseros, e incluso como parte de la fórmula especial de un limpiador total para las casas. Nosotros nos vamos a centrar en los beneficios que tiene consumir la semilla de mostaza para nuestro organismo, que no son pocos, empezando por el más reconocido de todos, su poder laxante. Estamos hablando de un alimento que, tomado de forma constante y en dosis adecuada, puede ayudarnos a pasar ese mal trago que supone el estreñimiento, sin causarnos molestos efectos secundarios.

Cuida tu corazón y mejora tu digestión

 

Su alta concentración de minerales y nutrientes como el calcio, el potasio o el magnesio la convierten también en uno de esos alimentos beneficiosos para regular nuestro organismo de la mejor manera posible. Por si fuera poco, también ayuda a los que sufre de problemas cardiovasculares, pudiendo aumentar la presión arterial y estimular la circulación sanguínea, ayudando a destruir todo lo que provoca los “atascos” en nuestro sistema circulatorio, desde las grasas que allí se quedan hasta el propio colesterol malo. De la misma forma, es capaz de ayudar a tener una mejor digestión, ya que estimula los jugos gástricos de nuestro estómago para que hagan su función.

 

Las semillas de mostaza como remedio casero

 

Ingerirla, como ves, nos da muchos beneficios, pero también la podemos utilizar como remedio casero para ciertos problemas. Por ejemplo, se ha comprobado que es muy útil para los problemas respiratorios como el asma, la bronquitis o la congestión nasal. Solo tenemos que preparar una olla llena de agua hirviendo y añadirle esta olorosa semilla, para respirar esos vapores, como haríamos con el eucalipto por ejemplo, y conseguir que nuestro sistema respiratorio esté más libre. Llenando un barreño con agua y semillas de mostaza molidas también podemos aliviar los dolores de pies y el cansancio acumulado en esa parte del cuerpo.

Pomada Casera

Utilizada también como ingrediente en una pomada casera, es muy beneficiosa para aquellos que sufran de dolores musculares o articulares, desde artritis hasta lumbalgia, siendo también un buen remedio contra el dolor de cabeza y la jaqueca.

Evidentemente, antes de utilizar este tipo de remedios caseros hemos de ser plenamente conscientes de que no tenemos ningún problema con la semilla de mostaza, ya que hay algunas personas que son alérgicas a este alimento y pueden presentar efectos secundarios indeseados a su consumo. Si por suerte, no tienes este problema, acabas de encontrar uno de esos remedios maravillosos que puedes utilizar para casi todo.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: