Saltar al contenido

CÓMO TOMAR BETA-ALANINA, COMBINACIÓN CON OTROS SUPLEMENTOS Y EFECTOS SECUNDARIOS.

CÓMO TOMAR BETA-ALANINA, COMBINACIÓN CON OTROS SUPLEMENTOS Y EFECTOS SECUNDARIOS.

En primer lugar, se debe aclarar que el efecto que produce la beta-alanina en el organismo no es inmediato. Para que los niveles de carnosina aumenten de forma sustancial para producir alguna mejora en el rendimiento deportivo se requiere de la suplementación durante varias semanas.

 

En general se pueden empezar a notar las primeras mejoras a partir de las dos semanas, situación que irá en aumento hasta entrada la décima – doceava semana.

Cuando se comienza a tomar beta-alanina, de manera opcional se puede realizar una fase de carga que durará 40 – 45 días, en la que se ingiere 0.05 gramos por cada kilo de peso corporal del atleta. La cantidad resultante se deberá dividir en 3 o 4 tomas repartidas durante el día. El hecho de realizar esta fase de carga supondrá empezar a notar los efectos de la carnosina en menor tiempo.

La dosis diaria a ingerir una vez transcurrido el tiempo de fase de carga, o si hemos decidido tomar una dosis constante desde el primer momento será de 0,02 gramos por cada kilo de peso corporal que podremos tomar entre 4 y 12 semanas, y que se puede dividir en dos tomas, una antes de realizar el entrenamiento, y otra al finalizarlo.

Algunos estudios afirman que tras un período de varias semanas consumiendo beta alanina, los niveles de carnosina en el músculo tardarán hasta 2 meses en volver al nivel anterior a la suplementación con este producto, por lo que se puede emplear este tiempo para detener la ingesta y retomarla una vez haya transcurrido.

¿HAY ALGÚN PROBLEMA EN COMBINARLA CON OTROS SUPLEMENTOS?.

No, la beta-alanina se puede tomar junto a cualquier otro suplemento, pero sí que se debe tener en cuenta un par de aspectos:

  • Si tomamos taurina de forma habitual, el aprovechamiento de beta-alanina puede verse reducido ya que ambos elementos son transportados por el mismo captador. Por ello resultará conveniente reducir la dosis de taurina durante el tiempo que estemos suplementándonos con beta-alanina.
  • La combinación de beta alanina y creatinahace que se potencie el efecto ergogénico que tiene esta última, por lo tanto, la combinación de ambos suplementos puede resultar interesante en aquellas personas que busquen aumentar su masa muscular magra y su fuerza.

La creatina favorece la reposición y llenado de los depósitos de ATP, que es de dónde obtenemos la energía en esfuerzos de intensidad muy elevada. El uso conjunto de estos suplementos puede reportar los siguientes beneficios:

  • Aumento de la fuerza.
  • Aumento de la resistencia.
  • Aumento de la masa muscular magra debido a que se permite entrenar con mayor intensidad.
  • Aumento del volumen de trabajo en cada sesión de entrenamiento, además de una recuperación más rápida.
  • Retraso de la aparición de la fatiga muscular.

El protocolo de uso si se desea combinar estos suplementos es el mismo que si se tomaran por separado, siguiendo las pautas indicadas anteriormente para la beta-alanina y, en el caso de la creatina, se deberá realizar la correspondiente fase de carga, en la que se ingerirán 20 gramos diarios, aproximadamente, repartidos en 4 o 5 tomas durante 5 días. Pasado este tiempo se tomarán 2-5 gramos diarios, durante un periodo de entre 3 y 4 semanas.

Cualquier momento del día será el adecuado para realizar esta toma (refiriéndonos a la creatina), pero lo más recomendable es hacerlo antes de comenzar el entrenamiento, o una vez finalizado. Se debe tener en cuenta que una vez finalizado este periodo se deberá dejar pasar un tiempo de descanso que abarque entre 2 y 4 semanas. Una vez haya transcurrido este tiempo podremos volver a iniciar el ciclo.

EFECTOS SECUNDARIOS EN EL CONSUMO DE BETA ALANINA.

Llegados a este punto, y después de haber conocido los beneficios que nos puede ofrecer la suplementación con beta alanina, puede surgir la duda de si este producto puede producir algún tipo de efecto secundario.

Respetando las cantidades recomendadas en cada toma no tiene por qué producir ningún tipo de efecto secundario. En el caso de ingerir cantidades superiores a 1 o 1,2 gramos en una sola toma puede aparecer lo que se denomina parestesia, es decir, la sensación de hormigueo y adormecimiento en pies y manos. También se puede dar cuando se ingiere la beta-alanina con el estómago vacío. Esta sensación tan solo aparecerá de manera temporal y transcurridas unas horas desaparecerá sin causar ningún tipo de daño al organismo.

Otro efecto secundario que se puede dar, y también en ocasiones en las que se ha ingerido una cantidad superior a 1 – 1,2 gramos, es la hiperactividad, especialmente en personas que son nerviosas de por sí. En cualquier caso, y de la misma forma que ocurre con la parestesia, este efecto desaparecerá después de unas pocas horas.

De manera general, y aplicable a todos los suplementos que decidamos utilizar, siempre resulta recomendable consultar previamente con un médico o especialista para obtener consejo y descartar posibles incompatibilidades o interacciones con algunas condiciones particulares que podamos presentar, como puede ser la interacción con algunos medicamentos, alergias… y de esta manera evitar alguna posible complicación.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: