Maravillosos remedios Caseros Con Semilla De Papaya

Maravillosos Remedios Caseros Con Semilla De Papaya.

 

Las semillas de papaya protegen el sistema digestivo y ayudan de depurar el hígado. Podemos machacarlas para condimentar nuestras ensaladas si queremos conseguir un toque picante similar al de la mostaza.

La papaya es una fruta deliciosa que se ha hecho muy famosa por todos los beneficios que le aporta a la salud gracias a sus contenidos de  fibra, calcio, fósforo, hierro, papaína, tiamina, niacina y vitaminas, que favorece especialmente el tracto intestinal y el sistema inmunológico.

Antes de la época de la conquista, el fruto se conocía sólo en México y otros países de Centroamérica; posteriormente los conquistadores se encargaron de llevar la semilla a lo largo de Sudamérica y otros lugares del mundo como Malasia, Filipinas, China y Hawái.

Desde entonces, la papaya se convirtió un fruto popular en muchas regiones del mundo, pues está llena de propiedades y su delicioso sabor la hace perfecta para postres, jugos o consumo directo. No obstante, la mayoría de los consumidores de papaya desechan las semillas, sin saber que éstas también se pueden consumir y que tienen importantes beneficios para la salud. ¿Te gustaría saber cuáles son los beneficios de comer semillas de papaya?

Protegen el riñón.

El consumo de semillas de papaya ayuda a prevenir problemas de insuficiencia renal y también sirven para el tratamiento cuando ya se padece este problema. Para este caso en especial es recomendado masticar 7 semillas de papaya 7 veces al día.

 

Ayudan a depurar el hígado.

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, pues su función es filtrar las toxinas y sustancias tóxicas para prevenir muchas enfermedades. Cuando este órgano se ve afectado por algún tipo de afección, estamos en riesgo de desarrollar problemas crónicos. Por esta razón es importante darle un empujón y ayudarlo a depurar las sustancias que no necesita.

En este sentido, las semillas de papaya pueden ser grandes aliadas, especialmente para casos de cirrosis hepática. Para esto, se deben moler 5 semillas de papaya, mezclarle una cucharada de limón y beber la mezcla 2 veces al día por un mes.

 

Mejoran la salud intestinal.

Gracias a su alto contenido de enzimas antiparasitarias, las semillas de papaya mejoran la salud intestinal. Éstas cuentan con un alcaloide antihelmíntico llamado carpaine, que tiene la capacidad de eliminar los parasitos intestinales. Para estos casos, se ponen a secar las semillas y se muelen. Posteriormente se diluye una cucharadita de este polvo en agua y se pone a hervir. Opcionalmente se le puede agregar miel y lo ideal es consumirla de 2 a 3 veces al día.

 

 Protegen el sistema digestivo.

Las semillas de papaya también poseen poderosas propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, que mejoran la salud digestiva. Varios estudios han encontrado que las semillas de papaya combaten a la Salmonella, estafilococos, entre otras agentes infecciosos. Para este caso se recomienda consumir 7 semillas tres veces al día.

 

Absorben el exceso grasas y azúcares.

Las semillas de papaya también tienen un efecto quemagrasas en el organismo, pues tienen la capacidad de impedir que  el organismo absorba exceso de grasa y azúcares, lo que acelera el proceso de digestión y contribuye a la pérdida de peso.

Tres Opciones para perder peso comiendo semillas de papaya.

Seguramente una de las cosas que más te llamó la atención sobre los beneficios de las semillas de papaya fue su capacidad para ayudar a perder peso. Si es así, entonces sigue leyendo estos dos trucos que pueden ayudarte a perder peso consumiendo semillas de papaya. Antes de mencionarlos, te recordamos que es importante tener paciencia ya que los resultados se irán dando con el tiempo. Cabe recordar además, que para notar los resultados hay que llevar una dieta saludable y realizar ejercicios frecuentemente.

 

Opción 1:

Todos los días en ayunas, come 12 semillas de papaya acompañadas por un té de toronja. Realiza este remedio durante 15 días seguidos y descansa otros 15.

 

Opción: 2

De nuevo en ayunas, agrégale 15 semillas de papaya a un vaso de jugo de toronja y bébelo tragando las semillas como si se tratara de pastillas. Este jugo además de ayudarte a combatir los excesos de grasa, también contribuye a una mejor digestión.

 

Opción 3:

El último truco para aprovechar los beneficios de las semillas de papaya consiste en machacar unas cuantas semillas y agregarlas a las ensaladas o las vinagretas. Sentirás un sabor picante parecido al de la mostaza, así que sólo debes evitar excederte.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: