Saltar al contenido

5 BENEFICIOS DE LA HARINA DE ALMENDRAS PARA LA SALUD Y APRENDE A CÓMO HACERLA EN CASA.

5 BENEFICIOS DE LA HARINA DE ALMENDRAS PARA LA SALUD Y APRENDE A CÓMO HACERLA EN CASA.

La harina de almendras es perfecta para los celiacos porque es una harina sin gluten. También es una gran opción para cualquier persona con una dieta baja en carbohidratos.  La nutrición que nos dan las almendras es impresionante. Solo una taza de esta harina contiene alrededor de 90 almendras. Esto nos proporcionan más del 100 % de vitamina E que necesitamos diariamente. Es super versátil y se puede utilizar en todo tipo de alimentos horneados.

La ciencia ha demostrado que las almendras son una potencia natural cuando se trata de la salud del corazón. También para la gestión del azúcar en la sangre e incluso algunos tipos de cáncer.

BENEFICIOS DE LA HARINA DE ALMENDRAS PARA LA SALUD.

1.AUMENTA LA SALUD DEL CORAZÓN.

 Más del 65 por ciento de la grasa de la harina de almendra es monoinsaturada. Excelente para mantener los niveles sanos de colesterol y buena salud general del corazón.

Además, se conoce que el consumo de almendras puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria, manteniendo los vasos sanguíneos sanos.

En un estudio, una serie de personas consumieron 50 gramos de almendras al día durante un mes. Los resultados fueron muy positivos para su salud cardíaca. Se vio que aumentaba significativamente el nivel de antioxidantes en el torrente sanguíneo, mejoraba el flujo sanguíneo y reducía la presión arterial de las personas que las consumieron.

2.AYUDA A DISMINUIR LA FORMACIÓN DE CÁNCER.

 Investigadores de la Universidad de California realizaron un estudio para evaluar el efecto de las almendras y la harina de almendra sobre las células cancerosas de colon. Encontraron que las almendras enteras y las fracciones de almendra redujeron focos de criptas aberrantes en un animal que tenía cáncer de colon.

Los focos aberrantes de la cripta son una agrupación de glándulas anormales en forma de tubo en el revestimiento del colon y el recto. Uno de los cambios más tempranos del colon que pueden conducir al cáncer.

Según los autores del estudio, los resultados sugieren que el consumo de almendras puede disminuir el riesgo de cáncer de colon. Además de que el alto contenido de grasas saludables de las almendras está relacionado con su capacidad anticancerígena.

Esta investigación muestra por qué las almendras se encuentran entre los mejores alimentos para combatir el cáncer.

  1. AYUDA EN LA ADMINISTRACIÓN DE AZÚCAR EN LA SANGRE PARA DIABÉTICOS.

Un estudio del 2006, encontró que, para las personas sanas, las almendras disminuyen la glucemia postprandial (niveles de glucosa en la sangre después de las comidas). Además de disminuir la presencia de insulina en la sangre y el daño oxidativo.

Los investigadores dieron a los sujetos comidas controladas basadas en almendras, papas, arroz o pan.

Encontraron que el azúcar en la sangre de los participantes y la insulina disminuyeron después de comer almendras. Los niveles de antioxidantes en la sangre también aumentaron.

  1. PROMUEVE A TENER UNA CINTURA SANA.

Un estudio aleatorizado de 24 semanas publicado en la Revista Internacional de Obesidad y Trastornos Metabólicos Relacionados evaluó los efectos de las almendras. Estos fueron comparados con los de los carbohidratos complejos en 65 adultos que tenían sobrepeso u obesidad.

La mitad de los participantes del estudio consumieron una dieta baja en calorías, más tres onzas de almendras por día. La otra mitad del grupo comió una dieta baja en calorías, más su elección de carbohidratos complejos cada día. Ambos grupos consumieron la misma cantidad exacta de calorías y proteínas.

Cuando el estudio terminó, los que comieron almendras mostraron una reducción del peso del 62 por ciento mayor. Así como una reducción del 50 por ciento mayor en la circunferencia de la cintura y una reducción del 56 por ciento mayor en la masa grasa en comparación con el grupo que consumió carbohidratos.

Los investigadores también concluyeron que sus hallazgos sugieren que una dieta baja en calorías, incluyendo almendras, mejora los problemas de salud asociados con el metabolismo.

  1. MEJORA LOS NIVELES DE ENERGÍA.

La combinación de grasas saludables, macronutrientes y micronutrientes hacen de la harina de almendras un excelente refuerzo energético. Específicamente, la harina contiene creadores de energía como riboflavina.

La riboflavina (vitamina B2) en las almendras desempeña un papel esencial en la producción de energía, la creación de glóbulos rojos, la función celular, el crecimiento y el desarrollo.

También contiene los oligoelementos, como el magnesio y el cobre. Estos dos minerales son factores cruciales de una enzima llamada superóxido dismutasa. Esta enzima clave desactiva los radicales libres en las mitocondrias (generadoras de energía dentro de nuestras células), lo que asegura que nuestra energía siga fluyendo.

Cuando utilizas harina de almendra como parte de una receta generalmente saludable, no sólo tiene buen sabor, sino que también puede proporcionar una fuente constante de combustible.

COMO HACER HARINA DE ALMENDRA CASERA. 2.

MÉTODO 1: ALMENDRAS MOLIDAS.

Esta harina de almendra será de color claro, muy parecida a la que se compra en las tiendas e internet. Almacenarla en un lugar fresco y seco, preferentemente en el refrigerador.

INGREDIENTES.

  • 2 tazas de almendras sin piel.

INSTRUCCIONES.

  1. En una procesadora de alimentos: Colocar las almendras en la procesadora de alimentos e ir pulsando por un par de minutos. Ir limpiando los costados luego de unas 3 pulsadas. Si procesamos demasiado tendremos mantequilla de almendra. Es importante parar cuando tengamos una consistencia no muy húmeda y todas las almendras hayan quedado finamente picadas.
  2. En una licuadora de alta potencia: Colocar las almendras en la licuadora y licuar por no más de 30 a 40 segundos. Esta licuadora es muy potente y deja una consistencia perfecta en tan solo segundos. Si estas utilizando 1 taza de almendras, todo estará listo en no más de 20 segundos.

MÉTODO 2: DESHIDRATACIÓN.

Este método resultara en una “harina” de almendra de color mas oscuro y de textura algo más “arenosa” en comparación al resultado del método 1. Almacenarla en un lugar fresco y seco, preferentemente en el refrigerador.

INGREDIENTES.

  • 1 taza de almendras utilizadas para preparar leche de almendras.

INSTRUCCIONES.

  1. Luego de preparar leche de almendra casera, nos sobrarán las pulpas de almendra.
  2. Esparcir las pulpas de almendras húmedas en un recipiente plano con papel para horno.
  3. Encender el horno a su temperatura mínima (generalmente es de 50 grados Celsius) y deshidratar o remover toda la humedad de la pulpa de almendra por 4 a 6 horas. Esto dependerá mucho de tu horno, así que es importante prestar atención luego de aproximadamente 2 horas.
  4. Una vez que la humedad haya sido removida por completo, colocar las pulpas de almendra deshidratadas en una procesadora de comidas o licuadora de alta potencia. Pulsar hasta conseguir la consistencia deseada.
  5. Obtendremos aproximadamente ½ taza de harina de pulpas de almendra si utilizamos 1 taza de almendras para preparar la leche.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: