Saltar al contenido

17  TIPS O CONSEJOS PARA QUEMAR GRASA. TRANSFORMA TU SALUD Y FÍSICO DE FORMA SALUDABLE.

17  TIPS O CONSEJOS PARA QUEMAR GRASA. TRANSFORMA TU SALUD Y

FÍSICO DE FORMA SALUDABLE.

 

¿Te agobian eso kilos de más? ¿Buscas un plan definitivo para deshacerte de la grasa más rápido? ¿Has dejado los deberes para el último día…? No te preocupes, ya que mientras tengas ilusión y ganas de conseguir tu objetivo, como es el de bajar de peso, siempre estarás en camino. Por ello, atiende a estos consejos que te facilitarán quemar grasas, y que podrán ser de gran utilidad y comenzar a cambiar tus hábitos y apostar por un estilo de vida saludable.

 

Cuando recibimos consejos para perder peso reducir nuestro porcentaje de grasa corporal, lo primero que nos viene a la cabeza es tener que seguir un plan estricto. Pero realmente esto mismo puede conducir hacia el fracaso porque lo verdaderamente importante es que adoptes estos hábitos saludables como forma de vida, y no algo temporal.

  1. Fuera Excusas.

Ya tienes que ser capaz tu mismo de evitar ponerte excusas tales como:“…hace frío…”, “…hoy tuve mucho trabajo…”, “…estoy cansado…”, esa dinámica no llegará a buen puerto, y es precisamente lo que pretendemos cambiar. Mientras no te mentalices tu grasa abdominal seguirá en el mismo sitio.

  1. Conoce tus Calorías.

El principal punto para comenzar a quemar grasa es saber cuántas calorías estás consumiendo, y si de verdad son las que necesitas. Aquello de “…yo como bien, como sano…” es algo muy ambiguo, y varía según sea la persona. Anota un día lo que comes, y busca en Internet una base de datos (nutritiondata) con los valores. Tal vez te sorprendas…

  1. Ve a un Nutricionista-Dietista.

Si no tienes mucha experiencia en cómo hacer una dieta para adelgazar, que mejor que acudir a un profesional de este campo. El te ayudará en todo lo relacionado con la nutrición. ¡Pero el resto debe seguir siendo cosa tuya!

  1. Haz Actividad Física.

Pero haz la que te guste. No te la impongas. Si te gusta ir al gimnasio es bien, si te gusta ir a spinning, también. Pero si no son tus actividades favoritas, no desistas. Hay un gran catálogo de actividades en cualquier centro deportivo, como las actividades dirigidas, que pueden ser de tu agrado.

 

  1. Controla el Alcohol.

Las bebidas alcohólicas no son las más indicadas para un control del peso, ya que sólo aportarán más calorías. El Alcohol, al ser ingerido, nuestro cuerpo lo trata como una toxina, por lo que parará los procesos de quema de grasa en favor de metabolizarlo y eliminarlo de nuestro sistema.

  1. Toma Infusiones de Té.

Es una de las mejores bebidas que podemos tomar. Procura mantener preparado una botella de litro con té. Puedes combinar varias clases: té verde, rojo, negro y/o blanco. Sus principales beneficios: propiedades diuréticas y termogénicas, y además contienen antioxidantes.

  1. Haz Cardio en Ayunas.

Vale que si tu total calórico supera tus necesidades, esto no hará que quemes más grasa. Pero no obstante, es una medida de habituarte a realizar ejercicio. Tan sólo pon tu despertador 30-45min antes, y sal a caminar a paso ligero. Intenta mantener este hábito todos los días.

  1. Prueba el HIIT.

Es una forma de Entrenamiento de Alta Intensidad en Intervalos, que sólo te ocupará poco tiempo, pero según estudios, si lo haces correctamente, pocos minutos pueden cundirte como 45-60min de cardio estacionario o de media-baja intensidad. ¡Haz HIIT 3 veces por semana y causará un impacto sobre la grasa corporal!

 

  1. Evita los Productos “Light”.

Aunque la industria te haga pensar lo contrario, no, estos productos no son los mejores para perder grasa. Algunos de ellos, como los famosos yogures desnatados 0%, poseen cantidades de azúcar importantes. El mejor consejo: alimentos enteros, ya que mejoran la saciedad y son mas naturales.

  1. Come Comida Real.

La comida real o comida natural es aquella que no viene envasada en cajas multicolores y mil etiquetas… La comida real te ayudará a quemar más grasa, ya que no presenta niveles de azúcares añadidos, grasas trans…, además de necesitar más requerimiento energético por parte del organismo para su digestión. Al poco tiempo no sólo lo notarás en tu peso, sino en una ¡mejor sensación de bienestar y ánimo!

  1. Ve al Mercado no al Supermercado.

Con respecto al punto anterior, apuesta por comprar comida en el mercado de tu pueblo o ciudad. Alimentos más frescos y sanos (frutas, verduras, carnes, pescados, huevos…), con la posibilidad de elegirlos tu mismo, con mejor densidad de nutrientes, y por supuesto, inconscientemente evitarás la tentación de adquirir cualquier otro alimento que no debas (galletas, yogures azucarados…). Es un sacrificio, si, pero es una ¡apuesta por tu salud!

 

  1. Si tienes hambre, toma Frutos Secos.

Es uno de los hábitos más fáciles de llevar a cabo: sustituir el típico pastelito de la máquina del trabajo, por un puñado de frutos secos, como las almendras o nueces, a media mañana. Son un aporte nutricional excelente, además de proporcionar saciedad.

 

  1. Toma tus Proteínas.

La proteína es el macronutriente esencial, y además las Dietas Altas en Proteínas demuestran producir increíbles resultados, como incrementar el gasto calórico en reposo. Tu cuerpo necesita más energía para realizar la digestión de las proteínas, a diferencia de los carbohidratos y grasas.

  1. Toma Omega 3.

El Omega-3 es un tipo de ácido graso esencial con múltiples beneficios para mantener el estado de salud del organismo en general, y en particular la del sistema cardiovascular. Pueden mejorar el metabolismo y la sensibilidad a la insulina. El Omega-3 puede mejorar el riego sanguíneo hasta los músculos durante el ejercicio y ayudar a estimular las enzimas que transportan los ácidos grasos donde son oxidados (quemados) como energía.

 

  1. Consume más Grasas.

No las temas. Incorpora fuentes de grasas que potenciarán la quema de grasa. Entre los alimentos más recomendados: jamón serrano, salmón, nueces, aceite de oliva virgen extra, o aceite de coco, el cual contiene MCTs o Triglicéridos de Cadena Media, un tipo de ácido graso que nuestro organismo prioriza su metabolización y uso energético en lugar de acumularse en el tejido adiposo.

 

  1. Duerme 8 Horas.

El descanso es fundamental de cara a mejorar tanto nuestra recuperación además de guardar relación con la quema de grasa. Si reduces el tiempo del sueño y descanso nocturno, puedes propiciar elevados niveles cortisol, que según indican estudios, generan la acumulación de grasas.

 

  1. Evita el Estrés.

No sólo el que puedes vivir en el trabajo o en el día a día, sino en el plano físico, para que entrenes con cabeza. Tanto el exceso como el defecto, en un plan de entrenamiento, puede conducir a malos resultados. Puedes producir una mala recuperación o alterar tu sistema hormonal (exceso de cortisol). Por otro lado, el estrés puede hacer que te desahogues en la comida, y aumentar las calorías.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: