Saltar al contenido

17 plantas! remedios caseros naturales para mejorar la mala circulación sanguínea

Peligros de la mala circulación de la sangre

La mala circulación de la sangre puede traer aparejados varios peligros muy importantes. O puede ser justamente uno de los síntomas de que hay algo más que está funcionando mal. Estos son algunos de los riesgos de una circulación deficiente.

 

Problemas cardíacos en general. La mala circulación te está indicando que algo no está funcionando bien, probablemente, en el aparato cardiovascular. Los problemas pueden ser muy diversos.

Retención de líquidos. Otro clásico caso relacionado con la circulación de la sangre es la retención de líquidos. Que, a su vez, suele estar comunicado también con la gota y el exceso de ácido úrico. Nada de eso es bueno.

Entumecimiento de manos y piernas. Es uno de los males más habituales de la mala circulación. Se duermen las manos y las piernas constantemente, con ese molesto hormigueo.

Diabetes. Si bien no es indicativo de diabetes, la mala circulación suele estar bastante aparejada a esta enfermedad metabólica.

Hipertensión. La hipertensión es otro de los males relacionados con la mala circulación; al fin y al cabo, es un problema que también pertenece al aparato cardiovascular.

Colesterol alto y arterias tapadas. La mala circulación por una sangre defectuosa también está relacionada con el colesterol alto y las arterias tapadas.

Derrames cerebrales. Es muy importante cuidar este aspecto, puesto que los derrames cerebrales suelen suceder (o se ven favorecidos) cuando hay mala circulación de sangre.

Problemas hepáticos y renales. Estos dos órganos se pueden ver también afectados por una mala irrigación o una circulación deficiente.

17 plantas para mejorar la circulación y prevenir enfermedades cardiovasculares.

 

Las enfermedades cardiovasculares son consecuencia de la falta de ejercicio, la obesidad, las dietas ricas en grasas saturadas, el tabaco y un elevado estrés. mejorar la dieta y realizar ejercicio ayuda, así como los remedios herbales que reducen los niveles de colesterol, alivian el estrés y prevenir estas enfermedades. Si tomas alguna medicación, consulta con el médico.

 

A continuación vemos algunas plantas medicinales que te ayudarán a mejorar la circulación, si desea mas informacion de algunas de la recomendaciones pedir en los comentarios.

 

  1. ortiga,

La infusión de ortigas es un excelente suplemento de hierro en el tratamiento de la anemia. Ayuda a regular la hipertensión combinada con espino y melisa, y es un remedio tradicional para las varices mezclado con agripalma y coronilla real.

  1. jengibre,

Efectivo estimulante circulatorio y vasodilatador que ejerce también una acción anticolesterol. Se puede tomar el jengibre en polvo disuelto en agua caliente , en tintura o en cápsulas, para aliviar el frío en pies y manos, y contribuir al tratamiento de la arteriosclerosis.

 

  1. espino,

Utilizada tradicionalmente como reconstituyente del corazón y para la circulación, el espino ayuda a regular la frecuencia cardíaca y la hipertensión. Tomar en infusión, tintura o cápsulas.

 

  1. alquilea,

Combinada con melisa y espino en infusiones o tintura, la alquilea reduce la hipertensión y trata la arteriosclerosis. Mojar un disco de algodón en tintura diluida o infusión fría para detener las hemorragias nasales.

 

  1. Tilo,

Las flores de tilo de hoja pequeña contribuyen a reducir el estrés y tensión asociadas a la hipertensión, y se utiliza también para fortalecer las arterias y aliviar las cefaleas derivadas de la hipertensión. Se combina a menudo con espino y se toma en infusión o tintura.

 

  1. ajo,

Ayuda a impedir el aumento de colesterol y tiene una acción anticoagulante beneficiosa para trombosis y arterioesclerosis. Tomar el ajo crudo, en jugo o en cápsulas.

 

  1. romero,

Tónico circulatorio tradicionalmente utilizado para fortalecer el corazón, reducir las varices y prevenir la arteriosclerosis. Combinar con melisa en infusión para evitar los dolores de cabeza derivados de la hipertensión.

 

  1. Ginkgo,

Estimulante de la circulación y vasodilatador periférico. Combinar con espino para tratar las enfermedades árteriales. Combinar con alquilea para tratar las varices. Combinar con jengibre para tratar el frío de las extremidades, la claudicación intermitente y los sabañones.

 

  1. Goji,

Tónico chino del que se cree que procura una vida muy larga. Sus bayas, ingredientes estrella en Occidente, son un tónico para el sistema circulatorio y la sangre, y alivian el mareo, los tinnitus o tinitus por el que se perciben golpes o sonidos en el oído sin que procedan de ninguna fuente externa.

 

  1. Hamamelis,

Mojar un disco de algodón en hamamelis destilado con avellanas y aplicar localmente sobre calenturas, inflamaciones, picores en las varices, hemorroides y sabañones.

 

  1. Ulmaria (Filipendula Ulmaria)

Sus principales beneficios se deben sus altos contenidos de flavonoides, entre los que se incluyen la quercetina, la rutina y el hiperósido. Es ideal para mejorar la salud arterial y de las venas, gracias a sus poderosos efectos antioxidantes.

 

¿Cómo consumirlo?

 

Preparar una infusión con dos cucharaditas de hojas y flores y beber tres veces al día. No se debe dejar llegar a ebullición.

 

  1. Diente de león

 

Es una poderosa planta depurativa que nos ayuda a eliminar eficazmente los líquidos que se retienen en el organismo. Por este motivo el diente de león también es un gran aliado de la buena circulación sanguínea.

 

¿Cómo consumirlo?

 

Preparar una infusión con hojas secas de diente de león y consumir tres veces al día.

 

  1. Cola de caballo

 

Al igual que la planta anterior, la cola de caballo destaca por su poderoso efecto diurético que nos ayuda a eliminar los líquidos retenidos. Recordemos que la retención de líquidos desmejora la circulación y puede traer problemas de corazón.

 

¿Cómo consumirlo?

 

Por cada litro de agua agrega 100 gramos de la planta seca y realiza una decocción durante 30 minutos. Toma la infusión resultante dos veces al día.

 

  1. Sauce

La corteza de sauce contiene ácido salicílico, que es uno de los principios activos de la aspirina, la cual se utiliza como un medicamento para mejorar la circulación sanguínea y prevenir ataques al corazón. El sauce tiene propiedades anticoagulantes que ayudan a impedir la formación de trombos o coágulos en el interior de las arterias. El consumo de esta planta ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, y a la vez previene de problemas cardiovasculares como, por ejemplo, los derrames cerebrales, la arterioesclerosis, ataques cardíacos. En general, ayuda frente a problemas derivados de la mala circulación.

 

¿Cómo prepararlo?

 

El sauce es una gran alternativa a las aspirinas que venden en la farmacia. Para aprovechar todos sus beneficios basta con preparar una infusión de sauce. Utilizaremos una cucharada pequeña de corteza de sauce por vaso de agua. Beberemos un vaso de esta infusión cada dos días. Recuerda que es muy importante consultar las contraindicaciones de la planta para saber si hay algún inconveniente en consumirla.

 

 

 

  1. Pimienta de Cayena

Por su riqueza en antioxidantes y capacidad para expulsar el exceso de lípidos, la cayena es otro gran remedio para limpiar la sangre y promover su flujo.

 

Ingredientes

¼ de cucharadita de pimienta de Cayena (1,2 g)

1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararla?

Diluye un cuarto de cucharadita de pimienta de cayena en un vaso de agua tibia y tómalo todos los días en ayunas.

 

  1. Zumo de naranja con ajo

Jugo de naranja

El ajo es uno de los mejores alimentos para proteger la salud cardiovascular. Es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales que depuran la sangre para eliminar la acumulación de lípidos y toxinas.

 

Por su parte, el zumo de naranja aporta vitamina C y fibra, dos nutrientes esenciales para fortalecer las arterias e impedir su endurecimiento.

 

 

Ingredientes

2 dientes de ajos crudos

5 naranjas

¿Cómo prepararla?

Exprime el zumo de cinco naranjas y mézclalo con dos dientes de ajo bien machacados.

Si gustas, lo puedes licuar para que queden bien incorporados.

Tómalo en ayunas, mínimo durante dos semanas.

 

  1. Jugo de melón y uvas verdes

El consumo regular de este jugo natural es un apoyo para eliminar las dificultades de la circulación porque contiene poderosos antioxidantes que impiden la formación de placa de grasas en las paredes arteriales.

 

Ingredientes

1 rodaja grande de melón

1 taza de uvas verdes (90 g)

4 hojas de menta

1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Lava bien todos los ingredientes y trocea el melón y las hojas de menta.

Incorpora todo en la licuadora y procesa por unos instantes, hasta obtener una mezcla homogénea.

Tómalo en ayunas, tres veces a la semana.

Recuerda que, además de ingerir alguno de estos remedios, puedes adoptar un plan de ejercicios y un tipo de alimentación que complemente sus resultados.

 

Las plantas que favorecen la circulación venosa te ayudarán a aliviar los síntomas de la pesadez de piernas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: