Saltar al contenido

10 señales a tener en cuenta de cáncer de piel que necesitas detectar temprano

El cáncer es una enfermedad en la que tus células crecen sin control y forman tumores. El cáncer se puede extender a otras áreas.

El cáncer se puede formar en cualquier parte del cuerpo pero existen algunos lugares más susceptibles. La piel, tu órgano más grande, es justo uno de esos lugares.

Ten cuidado si observas alguno de estos factores de riesgo: piel clara, antecedentes de quemaduras o excesiva exposición al sol, el vivir en lugares soleados o con altas temperaturas, tener muchos lunares, lesiones pre cancerosas, historial personal o familiar de cáncer en la piel, un sistema inmunológico débil, exposición a radiación o sustancias como el arsénico.

Existen tres tipos de cáncer de piel – célula basal, célula escamosa y melanoma. Cada tipo de cáncer es diferente a los otros.

10. Manchas ásperas, escamosas

Busca (y siente) si tienes manchas ásperas, escamosas y que van de color café a rosa obscuro. Comúnmente se encuentran en personas de piel clara con antecedentes de quemaduras de sol.

Estas manchas comúnmente aparecen en la cara, cabeza y manos. Las manchas ásperas se llaman queratosis actínica y son lesiones pre cancerosas de la piel.

Si no estás seguro de lo que encontraste pregúntale a un doctor y después mantén vigilada esa área por si ocurre cualquier cambio.

9. Bultos aperlados o cerosos

Si encuentras un barro que no se termina de formar o cambia de tamaño, mantenlo vigilado. Si se te desarrolla un bulto ceroso o con un centro hundido ve a que te lo revise un profesional.

Un bulto ceroso o pálido puede ser un carcinoma de célula basal.

Otra cosa que puedes buscar en tu cuerpo son vasos sanguíneos que crecen irregularmente cerca de la superficie de tu piel o que tienden a sangrar fácilmente.

8. Una lesión tipo costra plana, de color piel o café

Si tienes una llaga que no se cura, que tiene un centro hundido o que sangra fácilmente, deja que un doctor te la revise. No te alarmes hay varias razones para que las llagas no sanen.

Una de ellas es carcinoma de célula basal. Este tipo de cáncer comúnmente se encuentra en la cabeza, cara, cuello, manos o brazos. Generalmente no es un tipo de cáncer agresivo y se trata con facilidad.

Los carcinomas de célula basal pueden desfigurar o dejar cicatrices en las áreas en las que crecen, así que hay que tratarlos lo antes posible para tener un mejor éxito.

7. Lesiones rojas, sólidas

Si ves una lesión sólida de un color rojo mate que desarrolla un centro hundido o forma ulceras, visita un doctor. Un área con ulcera puede hacer crecer otro anillo de tejido dentro del área original o desarrolla una mancha reseca en un color diferente o se rehúsa a sanar.

Puede verse como un barro o formar una ampolla que no desaparece. Estas lesiones salen más en la cara, orejas y manos.

Las personas de piel más obscura pueden desarrollar lesiones en áreas que no son expuestas al sol.

6. Lesión plana con una superficie escamosa, con costra

Las lesiones planas que desarrollan una superficie escamosa o se reúsan a curarse, como las lesiones anteriores, pueden ser carcinoma de células escamosas.

Estos tipos de canceres pueden darse en la piel o incluso en las vías respiratorias, tracto gastrointestinal, y en órganos huecos. Generalmente no son mortales pero si pueden llegar a serlo. Pueden desfigurar o causar cicatrices así que trátelos en etapa temprana.

El carcinoma de célula escamosa está en crecimiento debido al uso excesivo de camas de bronceados o exposición al sol.

5. Lunares raros

Vigila bien los lunares. Si uno desarrolla puntos de color café obscuro con motas más obscuras o un lunar existente cambia de color, tamaño, se siente diferente o sangra, visita a un doctor inmediatamente.

Los lunares que cambian pueden ser una señal de melanoma. El melanoma es un cáncer agresivo y mortal. El riesgo de sufrir melanoma consiste en una combinación de genética, rayos UV que causan mutaciones, y factores desconocidos.

Siempre verifica si tus lunares tienen las siguientes características

• A (asimetría)
• B (bordes irregulares)
• C (múltiples colores)
• D (diámetro mayor a ¼ de pulgada)
• E (evolución o cambio en tamaño o forma)

4. Lesiones con bordes irregulares de color rojo, blanco, azul o negro-azuloso

El melanoma puede desarrollarse en lugares poco comunes. Pon atención a tus palmas, plantas de los pies, puntas de los dedos o dedos del pie, o dentro de la boca, nariz o alrededor de la vagina o el ano.

Cualquier punto obscuro raro, especialmente si aparece de la nada, tiene un color raro, o duele, debes de hacer que lo revisen.

Una persona muere cada hora por el melanoma. Si no estás seguro, haz que tu doctor te revise esa zona. Tal vez estés exagerando, pero tal vez no, y ¡tu vida depende de una detección temprana!

3. Bultos amarillentos, duros en el parpado

Si de repente desarrollas un bulto amarillento y duro en tu parpado, que te lo revisen. Estos bultos también pueden aparecer en la cabeza o cuello, torso o área genital.

Estos bultos pueden ser un tipo de cáncer muy raro, carcinoma de las glándulas sebáceas. Estos bultos crecen lentamente y no son particularmente agresivos, sin embargo; ¡el tratarlos a tiempo es importante!

Pueden servir de pista para saber que hay cáncer en alguna otra parte del cuerpo (Síndrome de Muir Torré). También pueden ser benignos (no cancerosos) y fastidiosos.

2. Un nódulo de color piel o azul-rojizo

Si notas un bulto color rojo, azul, morado o de color piel que se parece a una pequeña ampolla o si tiene un centro hundido, visita a tu doctor.

El carcinoma de célula Merkel es raro, pero se puede encontrar en la cara, cabeza o cuello. Estos son más comunes en personas mayores con antecedentes de una excesiva exposición al sol o a un sistema inmunológico débil.

El carcinoma de célula Merkel crece rápidamente y puede propagarse con facilidad. Encontrarlo en una etapa temprana puede ayudar al tratamiento.

1. Manchas rojas o moradas en la piel

Las manchas elevadas de color rojas o moradas pueden ser una señal de Kaposi sarcoma. Este tipo de cáncer es muy raro y por lo general se manifiesta en personas con SIDA o que son receptoras de órganos.

A veces se presenta en hombres jóvenes que viven en África o hombres mayores de ascendencia judía, Italiana o de Europa Oriental.

El sarcoma Kaposi se desarrolla en los vasos sanguíneos y forma lesiones o tumores sin dolor, por lo general en la cara o piernas. Los tumores en las piernas o en la entrepierna pueden hacer que las piernas se hinchen y duelan.

Conclusión

El cáncer da miedo y el cáncer de piel es el más común. Algunos tipos de cáncer pueden ser muy agresivos y mortales.

Checa tu cuerpo regularmente para ver si hay cambios en tus lunares, piel escamosa o bultos raros. Si se diagnostican en una etapa temprana la mayoría de los cánceres de piel pueden ser tratados exitosamente.

Mantente lejos del sol con una protección solar adecuada, usa lentes de sol, y evita las camas de bronceado. Entre menos quemaduras de sol (y bronceados) tengas, más bajo es el riesgo de sufrir cáncer en la piel.

La mayoría de los canceres de piel hacen sus raíces en las pieles que han sido dañadas por el sol. Sin embargo; existen otros factores, así que ponte abusado con tu órgano más grande.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: