La Cereza, El Antioxidante Más Poderoso


La cereza.

También conocida como, guinda, es la fruta que se obtiene del cerezo, un árbol cuya madera es muy valorada en la ebanistería. Se cree que es originaria de Mesopotamia y fue una fruta muy apreciada por griegos y romanos que contribuyeron a su extensión en el mundo. En la actualidad, el cerezo se cultiva en diferentes regiones de clima templado. Sus propiedades nutritivas aportan numerosos beneficios para nuestra salud.

De color rojo intenso, este fruto de hueso, presenta una forma redondeada, con piel lisa y rabillo largo.  Los médicos de la Antigua Grecia ya le tenían una alta estima por las propiedades limpiadoras que se les atribuye.

Tipos de Cereza: Las principales variedades de cereza, también conocida como guinda, son la dulce, la guinda o cereza ácida, y el cerezo Duke, un híbrido de las especies anteriores. Es la pariente menor de la familia de los Prunus, es decir, las ricas frutas de hueso y pulpa carnosa como la ciruela, el albaricoque y el melocotón.

 

Beneficios y nutrientes nos aporta la cereza

  • La cereza es rica en potasio y contiene calcio, fósforo, vitaminas C, A y E.
  • La cereza es beneficiosa para el cerebro y el sistema nervioso.
  • Relaja gracias a su alto contenido en melatonina. Esta sustancia contribuye a regular el ciclo del sueño. Las personas que tienen problemas para dormir, pueden consumir cerezas dos horas antes de acostarse.
  • Su contenido en sorbitol y sus azúcares le confieren propiedades laxantes. Es además refrescante y tónica.
  • La acción diurética de la cereza podría ser útil para aquellas personas que padecen artritis.
  • Las cerezas y el jugo de cerezas  ayudan a regular los niveles de ácido úrico y se utilizan en el tratamiento preventivo contra la gota.
  • Tiene un efecto regulador del hígado y del estómago.
  • La cereza tiene propiedades anti-inflamatorias.
  • Las cerezas tienen un alto contenido en antocianinas son antioxidantes, como los arándanos, frambuesas o fresas.
  • La cereza es muy efectiva para combatir la inflamación muscular, incluso más que algunos medicamentos. También es muy efectiva contra el dolor de cabeza.
  • Ayuda a bajar la tensión arterial.
  • Protege el corazón.
  • Ayuda a bajar el nivel de colesterol.
  • Las cerezas contienen bioflavonoides que ayudan a luchar y prevenir los herpes.
  • Ayuda a reforzar nuestras defensas y a combatir las enfermedades crónicas.
  • Previene el cáncer de colon: gracias a la quercetina, un flavonoide anticancerígeno, las cerezas ayudan a prevenir lesiones en el colon susceptibles de transformarse en tumores.
  • El jugo de cereza es un excelente reconstituyente y reduce el dolor debido al esfuerzo físico en deportistas (dos vasos de zumo de cereza al día).
  • La cereza contiene 19 veces más beta-caroteno que el arándano, contribuye a tener una buena visión y a la salud de la piel.

Dentro de las especialidades de cerezas podemos distinguir entre las de corazón negro, rojas oscuras o granate, que poseen una carne sabrosa y blanda. Una fruta que tiene un alto contenido en carbohidratos, vitamina A y potasio. Se le conoce también como el alimento del cerebro, porque su ingesta ayuda a conservar la memoria.

Las cerezas poseen una serie de atributos que resultan muy beneficiosos para nuestra salud. Esta fruta tiene propiedades desintoxicantes, anti-inflamatorias y remineralizantes. Facilitan la eliminación de ácido úrico en la sangre, ayuda a prevenir la anemia y sirve como laxante y diurético, gracias a su rico contenido en fibra, agua y potasio.

Gracias al aporte vitamínico y bioflavonoide que contiene la cereza, la convierte en un excelente antioxidante, lo que ayuda a retrasar el envejecimiento y aliviar síntomas de enfermedades como la artritis. Posee melatonina, una sustancia que regula el ritmo cardiaco y los ciclos del sueño.

Es también una rica fuente natural de antocianinas y,  Posee ácido elágico, una sustancia que inhibe la reproducción de las células cancerígenas, por lo que su consumo protege contra esta enfermedad. Su aporte de ácido fólico, la convierten también en una fruta muy recomendable para las embarazadas.

Las cerezas negras poseen un contenido más elevado de potasio, hierro y magnesio, aunque todas las variedades son una fuente natural de silicio y provitaminas. Todas las variedades de esta fruta poseen mucha fibra, lo que favorece la circulación intestinal y la eliminación de líquidos.

Propiedades curativas.

Como a otros muchos alimentos naturales, a la cereza se le atribuye una serie de propiedades curativas, que han sido aprovechadas desde la antigüedad por la medicina griega. Aunque no toda la persona que la consume obtiene la misma respuesta, su efecto analgésico es el más característico de esta fruta.

Desde hace siglos, se conoce el poder depurativo de la cereza y cómo su ingesta favorece la eliminación el ácido úrico de los pacientes. Diversos estudios acreditan que comer entre 15 a 25 unidades al día o beber zumo de cereza ayuda a evitar los ataques de gota.

Su bajo aporte calórico y su alto contenido en fibra y agentes diuréticos, hacen de a la cereza un alimento muy atractivo para aquellas personas que quieren bajar su peso.

Recomendable para enfermos con arteriosclerosis por sus propiedades antioxidantes y depurativas. Su efecto laxante, hace que su ingesta ayude al tránsito intestinal de las personas con estreñimiento. Su alto contenido en hierro las hace efectivas para las personas con anemia.

También es aconsejable el consumo de cerezas para personas con hipertensión y cálculos renales. La toma de tisanas, elaboradas con rabos de cerezas, ante de las comidas, alivia a los pacientes con cólicos de riñón.

El poder anti-inflamatorio de las cerezas, hacen que favorezca la reducción de dolores, sobre todo, de las sobrecargas de músculos y tendones. Por tanto, su consumo también es muy recomendable para los deportistas.

Los rabos de las cerezas se utilizan también para la elaboración infusiones que ayudan en el alivio de los síntomas de enfermedades como la bronquitis, cistitis, ictericia, resfriados, catarros, tos o infecciones de garganta.

 Es una Sabrosa fruta.

El rojo intenso que caracteriza a esta fruta, le otorga un poder atractivo para nuestra vista. Su jugoso sabor le convierte en un fabuloso postre para consumir de manera natural, bien tras la comida o como merienda.

En zumos, infusiones, helados, confituras o en cremas reposteras, el dulce sabor de la cereza invita a degustarla de múltiples maneras. Una fruta ideal para darnos un gusto al paladar, reportando numerosos beneficios para nuestra salud.

Como se Puede consumir la cereza.

– Una taza de cerezas, en la merienda o como tentempié.

– En zumo o jugo de cerezas.

– En Batidos.

– En infusión.

– En Confituras bajas en azúcar.

– En tartas, magdalenas y clafoutis.

– En ensaladas.

– En macedonias.

Donde puede conseguirse la cereza. puede adquirirse en Supermercados y los mercados de fruta en los meses de abril a septiembre, aunque la cereza es más abundante en los meses estivales.

Precauciónes: Las personas que padezcan enfermedades intestinales como el Síndrome del intestino irritable o la enfermedad de Crohn deben tener precaución con esta fruta por su poder laxante.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: