Beneficios y Propiedades de la Papa

 Es de la familia de las solanáceas. Originaria del continente americano, la patria de la papa es Perú. Contiene: potasio, azufre, fósforo, cloro, magnesio, sodio, calcio, hierro, agua, grasa, fécula, celulosa, cenizas y vitaminas A, B1, B2, PP, ácido ascórbico, o sea la vitamina C, la B6 y la K.

Todo este importante contenido que alberga la papa, lo llevamos a nuestro organismo si la consumimos con la cáscara y de preferencia cruda. Podemos tomar un jugo al que agregaremos 2 varas completas de apio o sea el tallo, las hojas y unas 6 o 7 hojas de lechuga y media papa cruda con todo y cáscara, este jugo podremos ingerirlo durante largas temporadas para así evitar la hiperacidez en el organismo.

Asimismo, podremos dar una variedad cambiando la lechuga o el apio por zanahoria, este jugo es muy recomendable para las personas que padecen úlceras de cualquier tipo, reumatismo, gota, artritis y exceso de acidez en el estómago; pueden tomarlo jóvenes y adultos, pues todos tenemos en mayor o menor grado acidez en el organismo; para los únicos que no está recomendado es para los pequeños, a ellos no les es conveniente tomar la papa cruda.

Muchas son las maneras en que podemos consumir las papas. Una forma excelente de aprovechar diariamente las propiedades de ésta y de contrarrestar el ácido úrico del organismo, consiste en preparar una sopa de papas. Para ello se rallan las papas o se cortan en la forma que se desee, con cáscara inclusive, agregando poro para enriquecerla más. Si no se desea comer sopa de papa, pero se tiene la necesidad de reducir el ácido úrico del organismo, se pueden hervir papas con cáscara inclusive y consumir en la mañana, al medio día y en la tarde una taza del agua de este cocimiento.

La papa también ésta indicada para las personas con exceso de peso, pues un beaffsteak de carne contiene 700 calorías, mientras que un plato de papas con jitomate sólo tiene 200 calorías. Las papas que no son recomendables son las fritas, pues de este modo ingerimos grasa en exceso recargando el trabajo del hígado; mucho menos recomendables son las papas fritas industrializadas, ya que a éstas se les agrega sal y se las fríe en aceites sometidos a altas temperaturas que resultan muy dañinas.

El cocimiento de agua de papas endulzado con miel es recomendable para combatir las afecciones bronquiales y pulmonares. Si cortamos las papas finamente en forma de ruedas, obtendremos con ellas unas excelentes cataplasmas al aplicarlas en las partes inflamadas o doloridas. Son especialmente recomendables para combatir los abscesos, eliminar los tumores, aliviar las quemaduras y el reumatismo. Se renovarán las ruedas de papas en cuanto hayan perdido su frescura.

Las gotas de jugo de papa son excelentes para aliviar la irritación de los ojos, y para limpiarlos va muy bien colocar una rodaja de papa en cada ojo, a la que previamente habremos aplicado un poquito de miel.

El jugo de papa, zanahoria y apio es un gran reconstituyente muscular, tonifica el sistema nervioso y ayuda a controlar el ázucar, siendo por ello una eficaz ayuda para los diabéticos.

Es importante hacer constar que la papa pertenece a la familia de las solanáceas y que es una de las pocas de esta especie que no es venenosa, por lo que debemos tener especial cuidado en eliminar los brotes que presentan algunas papas, pues éstos pueden ser peligrosos.

Una manera muy sabrosa de comer las papas es asándolas en la ceniza o al horno, pero procuremos evitar agregarles luego mantequilla pues entonces resultan muy pesadas para la digestión.

2 Responses

  1. whitny escobar 4 años ago
  2. Anónimo 6 meses ago

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: