Aquí les dejo los mejores antiinflamatorios que la naturaleza nos regala.


Aquí les dejo los mejores antiinflamatorios que la naturaleza nos regala.

Las hierbas antiinflamatorias son aquellas que tienen propiedades para disminuir la hinchazón y, favorecer la circulación de la sangre, e irrigación de los tejidos. Muchas de las plantas utilizadas también son analgésicas y ayudan a aliviar el dolor.

Las plantas contra la inflamación se utilizan tanto vía interna como externa, sobre la zona afectada. Vía interna son útiles en el tratamiento de inflamaciones intestinales, tales como colitis o diverticulitis. Además, la ingestión de algunos principios también puede ayudar a calmar dolores en zonas localizadas, como articulaciones o dolores musculares.

La inflamación de una rodilla por desgaste de la articulación, o experimentar dolor en los dedos de las manos o de los pies son procesos habituales que casi siempre nos obligan a tener que recurrir a un fármaco para eliminar dicha molestia.

Ahora bien, ¿sabes que existen maravillosos antiinflamatorios naturales que pueden aliviar el dolor articular de  forma muy efectiva? Obviamente, siempre deberemos seguir en primer lugar las prescripciones médicas pero, cuando estés en casa y sientas la necesidad de tomarte un calmante o el clásico ibuprofeno, recurre antes a estos antiinflamatorios naturales.

Presta atención que esto te puede interesar. A continuación remedios salud su canal de salud se complace en presentarle este video esperando que sea de su agrado.

Los antiinflamatorios naturales son una necesidad en la alimentación de cualquier persona que está padeciendo de un problema artícular que le ocasiona una calidad de vida más baja de lo normal. Además estos alimentos proporcionan otras ventajas para el cuerpo, por lo cual es muy positivo incorporarlos a la dieta.

El Ajo un poderoso antiinflamatorio natural.

Las propiedades del ajo nos ayuda a reducir el dolor muscular de una forma muy eficiente: disminuye la cantidad de líquido que se acumula en las articulaciones lo que alivia la sensación de dolor. De esta forma reduce las inflamaciones de una forma muy poderosas.

Para aprovechar todos los beneficios del ajo puedes incluirlo en tu plato en diversas preparaciones, pero también puedes probar con la receta de leche de ajo para calmar los dolores de la ciática, o mezclar el ajo con jengibre este poderoso tónico para aliviar las dolencias y el dolor articular.

La Cúrcuma.

La cúrcuma es una raíz relacionada con el jengibre que es nativa de Asia del Sur. Es de color marrón oscuro en el exterior y naranja intenso en el interior y se ha usado medicinalmente por más de 4.000 años para tratar problemas digestivos y reducir la inflamación.

Un estudio reciente encontró que una dosis de 200 miligramos por kilogramo de peso corporal de la cúrcuma era mejor en el tratamiento de la artritis en ratas que la indometacina, un fármaco antiinflamatorio no esteroideo.

Queda por probar si la cúrcuma funciona tan bien en los seres humanos, pero nada quita quie puedas probarla y añadirla a tus platos.

El romero.

El romero es una hierba aromática y medicinal muy habitual en la dieta mediterránea, que aporta un sabor característico a los platos y que, además, es muy utilizada en todo tipo de remedios caseros. ¿Sabías además que tiene la propiedad de actuar del mismo modo que un calmante? Es estupenda para reducir todo tipo de dolores articulares.

Esto se debe, básicamente, a que en su composición dispone de ácido ursólico, el cual combate de forma muy efectiva este tipo de infecciones que se producen alrededor de los cartílagos o en las articulaciones  y sin provocar ningún efecto secundario.

El Jengibre.

Cuando se habla de antiinflamatorios naturales el jengibre es uno de los elementos en el que primero se piensa. Tenemos que hacer una infusión con una mezcla de dos vasos de agua, cucharadas de miel y 200 gramos de jengibre que haya sido rallada y tendremos uno de los antiinflamatorios naturales más efectivos.

El jengibre ha sido utilizado con fines medicinales en las culturas de India y China por más de 5000 años. Es el más conocido para el tratamiento de dolencias estomacales, incluyendo malestar estomacal, gas, mareo y diarrea .

Al igual que la cúrcuma, el jengibre tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios muy poderosos.

Un estudio encontró que una cápsula de 250 miligramos de jengibre fue tan eficaz como 400 miligramos de ibuprofeno para aliviar los dolores menstruales.

La Cola de caballo.

Puedes conseguir cola de caballo en farmacias y tiendas naturales especializadas. Lo maravilloso de la cola de caballo es que, además de alzarse como uno de los mejores antiinflamatorios naturales, es una planta que nos aporta numerosos minerales y vitaminas. ¿Cómo tomarla? En infusión, dos veces al día. ¡Te irá muy bien!

La canela reduce la inflamación.

De acuerdo con el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, la canela a menudo se ha utilizado para tratar la bronquitis y problemas gastrointestinales además de ser una de las especias más recomendados por sus propiedades antiinflamatorias.

Un estudio reciente encontró que el extracto de canela ayudó a suprimir la inflamación del colon en ratones, lo que lleva a los investigadores a decir que el extracto de canela puede tener efectos antiinflamatorios significativos en los seres humanos también.

El NCCAM, sin embargo, no recomienda tomar más de seis gramos al día durante más de seis semanas, ya que algunas personas pueden ser alérgicas a la canela. La canela de cassia (también conocido como la canela china) también debe utilizarse con moderación, ya que contiene compuestos similares a los encontrados en los anticoagulantes.

Lino o linaza.

Puedes encontrar semillas de lino o linaza fácilmente en tiendas naturales especializadas. No son caras y actúan como antiinflamatorios naturales. Ahora bien, ¿sabes por qué son adecuadas para tratar el concreto el dolor articular?

Por su composición a base de Omega-3 de origen natural. Gracias a ello, reforzamos nuestro sistema inmune y ayudamos a nuestro cuerpo a combatir esas infecciones que se crean alrededor de las articulaciones. Merece la pena recordar que, a la hora de tomar Omega-3, siempre será más recomendable que sea de origen vegetal ya que, si procede de grasas animales, conseguiremos todo lo contrario, es decir, “inflamarnos”.

Puedes tomarlas de forma natural o añadiéndolas en tus ensaladas, pero nunca las cocines, porque entonces perderemos gran parte de ese Omega-3 y, además, las digeriremos mal. Así que, recuerda: tómalas de forma natural cada día, como esas vitaminas a las que acostumbrarse y que tanto cuidan de nosotros.

Siempre será más adecuado recurrir primero a estos antiinflamatorios naturales que al ibuprofeno. No obstante, sigue cada recomendación que te den los médicos.

La Piña.

Aparte de tener grandes vitaminas y ser fundamental en algunas dietas, también forma parte de la categoría de “antiinflamatorios naturales”. Podemos tomarlo como postre y combinarlo con otro elemento que ya hemos visto en esta lista (la cúrcuma), De esta forma conseguiremos un efecto mucho más intenso.

El Laurel.

Seguramente no sabías que el Laurel, aparte de dar sabor a nuestras comidas, también es un tratamiento eficaz contra el dolor articular.

El laurel está considerado como un calmante muy eficiente del dolor, como así también antiinflamatorio y antirreumático. El laurel es utilizado para tratar los dolores de ciáticas, torceduras de tobillos, esguinces, en cuyo caso  más aconsejado es frotarse la zona afectada con el aceite esencial de laurel y podrás apreciar sus enormes beneficios.

La Tila.

Ya sabemos que la tila tiene el poder de relajar nuestro organismo en los momentos en los que nos encontramos nerviosos, ansiosos o tensos. Precisamente por eso la tila es tan buena para tratar el dolor articular. Debemos tomar un par de tazar al día durante unas semanas para notar sus increíbles efectos ya que además de ser un tratamiento para las inflamaciones, también ayuda a aliviar el dolor por sus propiedades analegésicas.

La Caléndula.

Caléndula ( Calendula officinalis): la caléndula o maravilla contiene calendulósidos y flavonoides, sus principios activos, que desinflaman, desinfectan y favorecen la cicatrización de los tejidos. También contiene ácido salicílico capaz de aliviar el dolor por su efecto analgésico. ( Aplicar cremas con caléndula o ungüentos preparados con aceite base y aceite esencial de caléndula).

La vitamina C – es un poderoso antioxidante que es un curador enorme para su cuerpo. Esto es especialmente cierto si estás sufriendo de cualquier tipo de enfermedad crónicay la vitamina C puede ayudar. Los expertos recomiendan dosis de 500 miligramos al día y más, pero siempre consulta a su profesional de la salud natural, antes de completar con dosis tan altas. También puede obtener vitamina C de alimentos como pimientos, sandía y cítricos.

pueden ayudarte a reducir la inflamación que se produce por algún golpe, infección o lesión. Suelen tener unas propiedades que ayudan a reducir el dolor y la zona afectada por la aflicción en cuestión. De este modo podemos curarnos antes de este problema.

Lo más interesante es que te puedes valer de hierbas antiinflamatorias sin tener que recurrir a ningún tipo de medicamentos químicos, sólo con la ayuda de la naturaleza bastará.  Los desinflamatorios naturales son los mejores remedios caseros contra la inflamación a los que puedes recurrir, sin exponerte a los efectos secundarios nocivos de los productos antiinflamatorios farmacológicos. Las hierbas medicinales y plantas desinflamatorias te permiten revertir los procesos inflamatorios, cuidando tu salud. Antiinflamatorios herbales son preparados con hierbas o plantas medicina herbal o herbalismo y en medicina homeopatica por su propiedad antiinflamatoria o antiflogística.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: