Acelga, Increíblemente Curativa

ACELGA

La acelga es un miembro de la familia de la remolacha, pero no produce una raíz bulbosa comestible. Las hojas de color verde oscuro y los tallos de las hojas jugosas son completamente comestibles y tienen un alto valor nutritivo. Gracias a su amplia gama de nutrientes, la acelga es un superalimento con una serie de beneficios para la salud.  Hay un número de variedades de acelga, algunas de las cuales con tallos de color blanco, amarillo o naranja, mientras que otras tienen tallos rojos, rosados o púrpuras. 

Blettes



Acelgas, una hortalizas de hoja verde con propiedades nutricionales muy beneficiosas. Las acelgas son originarias del Mediterráneo y su cultivo hoy en día se ha extendido por todo el mundo. Son unas hortalizas con hojas grandes, con forma ovalada y verdes y la penca puede presentar varios colores, desde el blanco hasta el rosa fuerte. Aunque la acelga se cultiva durante todo el año, su mejor época podría ser desde el otoño hasta la primavera.

Nombre común o vulgar: Acelga. Nombre científico o latino: Beta vulgaris var. Cicla.

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LAS ACELGAS.

Son muy ricas en Vitamina A, muy importante para mantener una piel sana, una buena visión, un cabello saludable, el sistema esquelético y el inmunológico. La Vitamina A posee propiedades antioxidantes, por lo que nos protege ante los radicales libres, las infecciones y las enfermedades degenerativas.

Contienen grandes cantidades de folatos, los cuales colaboran en la formación de los glóbulos rojos y blancos y los anticuerpos del sistema inmunitario.

Las acelgas tienen gran contenido en agua, por lo que nos hidratan cuando las ingerimos.

El potasio de la acelga es muy importante para cuidar nuestros músculos y el sistema nervioso.

Otro mineral que contiene la acelga es el magnesio, que nos ayuda a mantener un intestino sano, favorece el tránsito intestinal, fortalece los huesos y dientes y hace que nuestros músculos puedan funcionar correctamente.

Contienen hierro, el cual combate la anemia ferropénica, participa el la producción de hemoglobina (que transporta el oxígeno a todas las células del organismo) y forma parte de muchas proteínas.

La acelga también contiene Yodo, imprescindible para que la glándula tiroides pueda producir las hormonas tiroideas, las cuales intervienen en multitud de funciones como por ejemplo el metabolismo, el desarrollo del feto o la regulación de la temperatura corporal.

Su contenido en Vitamina C nos ayuda a absorber el hierro, combatir a los radicales libres, repara y mantiene en buen estado los huesos, dientes y tejidos, ayuda en la cicatrización de heridas y participa en muchas funciones en nuestro organismo.

acelga-1

PROPIEDADES CURATIVAS.

De esta planta se utilizan las hojas con fines medicinales, las cuales se elaboran decocciones, tinturas y emplastos. La acelga estimula y favorece la eliminación de orina y de materia fecal, alivia las alergias y provoca sudor.

La bebida de las hojas alivia las irritaciones de las vías digestivas y la flatulencia, mantiene en buen estado de funcionamiento el estómago y el intestino grueso y es remedio excelente contra el estreñimiento.

Para el tratamiento de las hemorroides, la diarrea con sangre y los dolores e irritaciones del colon, se practican aplicaciones, a modo de cataplasma, y lavativas con la decocción de las hojas de acelgas.

El emplasto de hojas frescas lavadas y machadas calma el dolor y las inflamaciones externas, la hinchazón, los granos, las heridas en la piel y las hemorroides.

Por su gran contenido de hierro y su acción preventiva del estreñimiento, es una sana costumbre consumir ensaladas con un buen contenido de hojas de acelga para prevenir la anemia o para su tratamiento.

La acelga contribuye al tratamiento del cáncer, la hepatitis, la inflamación del bazo, las afecciones virales y la anemia. La tintura de las hojas calma el dolor de oídos al aplicar gotas en la parte enferma.

 REMEDIOS NATURALES.

  1. Para el acné. Lavar 2 hojas de acelgas, cortar en pedazos una rama de apio y 2 rábanos. Colocar en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar por unos instantes. Colocar esta preparación, a modo de mascarilla, sobre el rostro especialmente en las áreas afectadas por el acné.
  2. Para las úlceras varicosas Cortar una rama de apio, 2 hojas de acelgas y una manzana en pedazos.  Luego extraer el gel contenido en una penca u hoja de aloe vera o sábila.  Colocar todos los ingredientes en una licuadora.  Aplicar el jugo resultante sobre las heridas causadas por las úlceras varicosas mediante una bolita de algodón. y dejar puesta toda la noche.  Retirar con agua fresca por la mañana.
  3. Para la colitis ulcerativa Colocar en una licuadora el jugo de 1 guanábana, 1 mangopicado, 1 pedazo de calabaza picado y 3 hojas de acelga.  Licuar por unos instantes.  Tomar  este jugo a diario.
  4. Para la retención de líquidos Poner en la licuadora el agua de un coco, una rama de apio, un puñado de fresas y 3 hojas de acelga.  Licuar por unos instantes. Tomar este jugo a diario.
  5. Para los piojos o la pediculosis: Hervir 1 litro de agua y después añadir 50 gr. de hojas y raíces de acelga. Lavar la cabeza con esta mezcla.  Este remedio elimina las liendres o huevos del piojo.
  6. Para el dolor de oído:Lavar un puñado de hojas frescas de acelga y luego machacar para extraer su jugo.  Verter, con un cuentagotas, unas gotas en el conducto auditivo.  No usar este remedio en caso de tímpano perforado.
  7. Para el estreñimiento: Hervir 2 cucharadas de hojas de acelga en una taza de agua por 5 minutos,.  Beber una taza todos los días antes de dormir.
  8. Para orzuelo.Lavar una hoja de acelga y después calentarlo, con un poco de agua, por 5 minutos. Filtrar el líquido y dejar enfriar la acelga. Cuando esté templada, aplicar de forma directa sobre el área afectada, con los párpados cerrados.  Repetir la operación tres veces al día hasta que desaparezcan los orzuelos.
  9. Para baja la inflamación Hervir 3 ramas de apio y un puñado de acelga en un litro de agua.  Tapar y dejar refrescar.  Filtrar y usar la parte sólida de la preparación, a modo de cataplasma, sobre la zona afectada.  Aplicar aún caliente (pero a temperatura tolerable).
  10. Para las hemorroide Lavar  un manojo de acelgas, colocar en la nevera y, una vez esté bien frías, aplicar varias hojas sobre la zona afectada (hemorroides externas).  Realizar este remedio varias veces al día.
  • Para la anemia. Preparar un té con tres puñados de hojas de acelga finamente cortadas en un litro de agua y se toman diariamente tres vasos medianos.
  1. Para adelgazar Colocar en una licuadora el jugo de una toronja o pomelo, varias hojas de acelga y 1 cabeza de brócoli pequeña.  Licuar por unos instantes.  Tomar, sin colar, este jugo el cual tiene propiedades sacientes que ayudan a adelgazar.

acelga-countryside-online

CÓMO COMPRAR-

En general, las acelgas saludables exhiben tallos libre de cicatrices y tiene un color uniforme. Dependiendo de la variedad, puede ser blanco, naranja, rosa brillante o de otros colores similares.

La consistencia será similar al apio ligeramente suave. Las hojas deben ser de color verde profundo y no muestran evidencia alguna de marchitamiento o moldeo. Evite las hojas con agujeros pequeños. Si se trata de mantenerse en un lugar fresco, la acelga puede ser almacenada hasta por varias semanas. 

CONSEJOS PARA PREPARAR.

Enjuague la acelga en agua fría. No se moje acelgas ya que esto dará lugar a la pérdida de nutrientes solubles en el agua. Quite cualquier área de las hojas que pueden ser de color marrón y viscosa, o tienen agujeros. 

Pila de las hojas y cortar en rodajas de 2 centímetros hasta llegar a los tallos. Sólo el blanco de la variedad Fordhook de las acelgas son lo suficientemente tierno para comer. Corte los tallos en rodajas 1-centímetro desechando la porción inferior de 2 centímetros. 

CONSEJOS DE COCINA.

Tanto las hojas y tallos son comestible. Además de mejorar las recetas, la acelga es una excelente guarnición. Saltee las acelgas cortadas en rodaja (hojas y tallos) con un poco de aceite de oliva y ajo picado; sazonar con sal y pimiento. 

Las acelgas frescas jóvenes se pueden utilizar en ensaladas. Hojas de acelga y tallos maduros suelen ser cocidas o salteadas; su amargura desaparece con la cocción, dejando un sabor refinado que es más delicada que la de espinacas cocidas. 

CONTRAINDICACIONES DE LA ACELGA.

Las hojas de la acelga, son en general muy seguras de consumir, sin embargo, en determinadas circunstancias puede provocar efectos secundarios en las personas que la consumen. La acelga, conocida científicamente como Beta vulgaris var. Cicla, tiene en sus hojas una gran cantidad de sustancias denominadas oxalatos, los cuales son uno de los principales responsables de la aparición de cálculos renales.

Debido a lo anterior no se recomienda consumir la acelga en exceso, ni tampoco es muy recomendable que las personas que han manifestado cálculos renales previamente, consuman las hojas de esta planta en abundancia.

Las hojas de la acelga, tienen propiedades digestivas, por lo cual estimulan la realización de los procesos digestivos. Por esta propiedad no se recomienda consumir acelga a las personas que se encuentren con problemas estomacales con diarreas, ya que podrían ver aumentados los síntomas.

acelga-facebook

Hasta el momento no se han manifestado ningún tipo de efecto secundario por el consumo de acelga por parte de mujeres embarazadas o en el período de lactancia. Por lo cual,  su ingesta por parte de mujeres que se encuentren en estas situaciones no debería ocasionar ningún tipo de inconvenientes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: